El régimen de Maduro entregó a Diosdado Cabello la sede del diario opositor El Nacional

0
27
Vista de maquinas rotativas, donde se imprime el diario El Nacional, en Caracas (Venezuela). EFE/ Miguel Gutiérrez/Archivo.

La decisión se produce luego del embargo anunciado en mayo de 2021 para cubrir los 13 millones de dólares que el Tribunal Supremo de Justicia le ordenó al medio de comunicación pagar al número dos del chavismo en una demanda por difamación


 

Infobae (Argentina) – 07/02/2022

El régimen de Nicolás Maduro entregó la sede del diario El Nacional, crítico de la dictadura, al líder chavista Diosdado Cabello, luego de ser embargado en mayo de 2021 tras una demanda por “daño moral”, informó este lunes el medio en su sitio web.

“En un irregular y clandestino remate judicial”, señala una nota de prensa del diario, “se adjudicó directamente la propiedad de la sede de El Nacional y los lotes de terreno sobre los que esta se encuentra construida a Diosdado Cabello Rondón”, número dos del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tras el dictador Nicolás Maduro.

La decisión estuvo a “cargo de la jueza Lisbeth del Carmen Amoroso Hidrobo, hermana del contralor general (…), Elvis Amoroso Hidrobo, el pasado 27 de enero del presente año, sin haberse publicado de manera regular los carteles de remate en los que debe informarse públicamente el día, hora y monto mínimo para que los interesados hicieran sus ofertas”, añade el texto.

La decisión se produce luego del embargo anunciado en mayo de 2021 para cubrir los 13 millones de dólares que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) chavista le ordenó al diario pagar a Cabello en una demanda por difamación, introducida en 2015.

“Con esta adjudicación ilegal, que por la irregular forma en que se ejecutó, bien podrá calificarse de ‘robo judicial’, se completa parte de la condena impuesta a este diario, por los supuestos daños morales causados (…), en ejercicio legítimo de su periodismo de investigación”, indica El Nacional.

El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, en una fotografía de archivo. EFE/Ronald Peña.

Cabello tomó acciones legales en contra del medio tras la reproducción de un reporte del periódico español ABC que lo vinculaba con narcotráfico.

Después de presentar la querella, el poderoso dirigente lanzó varias amenazas al medio fundado hace ocho décadas y prometió convertirlo en una universidad o emplear sus terrenos para la construcción de viviendas populares.

“Yo no quiero plata para mí”, dijo Cabello en una de sus declaraciones sobre el caso.

La justicia venezolana consideró que el vicepresidente del PSUV fue “víctima” de un “daño moral gravísimo”. Demandas similares fueron desestimadas a la vez en España y Estados Unidos contra medios de comunicación de esos países.

Más de un centenar de medios de comunicación han cerrado desde la llegada al poder de Maduro, denuncia la ONG Espacio Público.

En mayo de 2021, la asesora editorial del prestigioso medio de comunicación,Alba Sánchez, criticó la forma violenta como la dictadura chavista tomó por la fuerza las instalaciones del periódico y denunció que la medida forma parte de “una satisfacción personal de Diosdado Cabello”.

En conversación con Infobae, la periodista señaló que la ejecución arbitraria que llevó a funcionarios de la dictadura a tomar el edificio, responde a una acción personalizada en la que el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, “se vale de su poder dentro del partido y las instituciones que maneja el régimen, para lograr estos resultados”.

Los medios audiovisuales no han sido ajenos a lo que el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) tilda de “escalada” contra la libertad de expresión. En 2017 salieron del aire 52 radios y ocho canales de televisión, entre ellos CNN en Español.

Incluso desde 2014, el sitio web de Infobae está censurado en Venezuela por órdenes del régimen, y los ciudadanos en el país no pueden informarse a través del medio.

El Nacional, que llegó a tener 72 páginas en cinco cuerpos y varias revistas, había reducido sus ediciones a 16 páginas y limitado su circulación a cinco días a la semana. Ahorrando papel, el tiraje bajó a unos 5.000 ejemplares diarios frente a los 250.000 que registró en 2014 los fines de semana.

La última edición impresa del diario circuló el viernes 14 de diciembre del 2018. La falta de papel, las presiones políticas y la devastación económica sacaron de la calle a este referente de la prensa venezolana con 75 años de historia.


  • Con información de AFP

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.