¿Qué hay detrás del avión iraní incautado en suelo argentino?

0
14
El dictador Nicolás Maduro durante su visita a Irán, junto al presidente Ebrahim Raisi.

Joseph Hage, experto en temas del medio Oriente, sostiene que hay una red auspiciada por el régimen venezolano que involucra al narcotráfico, las FARC y el ELN con Hezbollah y la Guardia Revolucionaria iraní


 

Judith Flores / Diario Las Américas (USA) – 26/06/2022

La destrucción de Occidente, ese el propósito de la creciente presencia iraní en Latinoamérica, para cual le sirve de respaldo el régimen de Venezuela. Así lo define el analista, Joseph Hage, especialista en temas del Medio Oriente.

Las alarmas al respecto se encendieron nuevamente tras la detención de un avión en Argentina, propiedad hasta hace poco de la aerolínea iraní Mahan Air, sancionada por Estados Unidos por vínculos con el terrorismo internacional.

En opinión del experto, aunque la presencia iraní en la región no es nueva, sí comenzó a consolidarse a partir la llegada al poder en Venezuela de Hugo Chávez y ha continuado con su sucesor, Nicolás Maduro.

Irán, a través de la Fuerza Quds, el brazo terrorista y paramilitar del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, por sus siglas en inglés), y el grupo terrorista Hezbollah, están detrás de ilícitos como terrorismo, narcotráfico, lavado de dinero, migración y trata de personas en la región, una amenaza que va en ascenso, precisa el analista.

Hage sostiene que hay una red de cooperación estrecha, auspiciada por el régimen venezolano, que involucra al narcotráfico, las organizaciones terroristas de las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el ELN (Ejército de Liberación Nacional), con el terrorismo internacional de Hezbollah y la Guardia Revolucionaria iraní a la cabeza.

“Todos se juntaron; ahora se han unido para (realizar actividades de) narcotráfico y el lavado de dinero. Hezbollah y otros grupos lavan el dinero, otros trafican la droga, pero va a llegar el momento en que se van a apoyar el uno al otro en otras cosas. Aquí viene la experiencia iraní y Hezbollah de destrucción y esto es lo que van a hacer”, en su intento de dañar a Estados Unidos, apuntó el analista.

Terrorismo

Un avión Boeing 747, propiedad de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, cuya filial de carga es Emtrasur, fue detenido al aterrizar en Argentina debido a sospechas de las autoridades sobre los motivos de ingreso a ese país el pasado 6 de junio. El avión viajaba con una tripulación excesiva de 14 venezolanos y 5 iraníes. La aeronave que transportaba “autopartes” permanece varada en el aeropuerto internacional de Ezeiza bajo una investigación criminal, abierta el martes.

Vista del Boeing 747-300 registrado con el número YV3531 de la aerolínea de carga venezolana Emtrasur en el aeropuerto internacional de Córdoba, Argentina, el 6 de junio de 2022, antes de despegar hacia Buenos Aires.

Hasta hace aproximadamente un año, el avión se registraba como propiedad de una de las principales aerolíneas de Irán, Mahan Air que desde 2011 está en la lista negra de la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC), del Departamento del Tesoro, acusada de proveer respaldo financiero, material y tecnológico a la Fuerza Quds. Este grupo se define como unidad élite y brazo terrorista y paramilitar del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica (IRGC, por sus siglas en inglés), señalada de vínculos con los regímenes de Siria y Venezuela, señalan las pesquisas.

“La estrecha coordinación de Mahan Air con la Fuerza Quds, transportando en secreto agentes, armas y fondos en sus vuelos, revela otra faceta de la amplia infiltración de la Guardia Revolucionaria en el sector comercial de Irán para facilitar su apoyo al terrorismo”, dijo en 2011, el subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera, David S. Cohen.

El Departamento del Tesoro ha designado más sanciones a Mahan Air de transportar armamentos y proveer transporte a Hezbollah, la organización terrorista acusada por la justicia argentina del atentado terrorista contra la AMIA (Asociación Mutual Israelita Argentina), ocurrido el 18 de julio de 1994, que dejó 86 muertos y más de 300 heridos.

La otra empresa iraní que ha salido a relucir en las investigaciones en Argentina, tras la detención del avión, es Oeshm Fars Air, también sancionada por el Departamento del Tesoro en 2019, acusada de participación directa con el terrorismo.

Al momento de la detención del Boeing 747 quien la pilotaba es el iraní Gholamreza Ghasemi, directivo de Oeshm Fars Air.

El diputado argentino Gerardo Milman, dijo a través de su cuenta en Twitter que Oeshm Fars Air opera vuelos de carga bajo cobertura civil para la Fuerza Qods y el IRGC, y que los utiliza para contrabandear armas y equipos de Irán a Siria.

“Esta actividad es parte de los esfuerzos de Irán para establecer presencia militar en todo el mundo. Oeshm Fars Air opera vuelos entre Irán y Siria de forma regular. Como parte de los esfuerzos realizados por Irán y la Fuerza Qods para equipar a Hezbollah con armas, componentes militares avanzados y las armas están siendo contrabandeadas desde Irán a Hezbollah en el Líbano utilizando vuelos civiles de Teherán a Damasco”, denunció el legislador argentino.

El blanco ahora de las autoridades es determinar qué hay detrás de la presencia del avión en suelo argentino.

¿Hay más presencia iraní?

“Esa es la realidad, estamos hablando de que los iraníes tienen ya mucho tiempo en Venezuela, que ha sido una plataforma para operar en América Latina, a veces operan directamente ellos, pero la mayoría de las veces operan a través de sus proxis [servidor] en América Latina que es Hezbollah”, subrayó Hage.

Una de las viejas zonas de operaciones es la Triple Frontera, compuesta por Argentina, Brasil y Paraguay, añadió el experto, donde opera un centro de comercio para el lavado de dinero, controlado en parte por (musulmanes) chiitas vinculados a Hezbollah.

El Departamento del Tesoro sancionó, en agosto de 2021, a varias empresas en Paraguay por su participación en un esquema de corrupción en la Triple Frontera con operación a escala global y capacidad de blanquear cientos de millones de dólares.

“La operación de AMIA tuvo vínculo con la triple frontera también. Desde ahí empezaron las bases. Cuando llegó Hugo Chávez al poder, el papá de Tareck El Aissami, que estableció las relaciones en Siria, con Bashar Al Assad también conectó a Chávez con Irán en el tiempo de Mahmud Ahmadineyad, todo eso se hizo por la teoría de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo. [A partir de esa teoría] se juntan contra Estados Unidos. Esto es la suma de toda esta gente en un solo propósito, la enemistad hacia Estados Unidos y Occidente en general”, subrayó el analista.

“La relación se desarrolló por el caos que tiene Venezuela; empezaron a llegar elementos enviados por Hezbollah a Venezuela, les han dado nacionalidad y se pasean por América Latina con pasaportes venezolanos. Hay algunos que han logrado entrar a Estados Unidos, que fueron arrestados un tiempo más tarde”, explicó.

Venezuela se ha convertido en un centro de adiestramiento para iraníes, ahí aprenden el idioma y la cultura de la región para luego insertarse en la sociedad.

Migración, drogas y mulas

Vender drogas no es permitido por el Corán [libro sagrado de los muslmanes], explicó Hage, pero “un clérigo chiita hizo un decreto religioso, que decía que, si a los enemigos no los podían matar con las armas, lo podrían hacer con las drogas, esto significa que ya tienen justificación para operar, vender drogas”, sin preocuparse por no cumplir las leyes religiosas.

“Hezbollah produce drogas en pastillas y operan en México. Les enseñaron a los carteles mexicanos cómo elaborar las pastillas, sin que se rompan, que luego son traficadas hacia Estados Unidos”, acotó.

Los informes de la Guardia Fronteriza revelan un aumento en las incautaciones en el tráfico de metanfetaminas, “ya no son los paquetes de cocaína como antes porque las pastillas son más fáciles para vender, pero tienen un efecto más dañino que la cocaína”.

La migración ha contribuido al tráfico de drogas en la frontera sur de Estados Unidos. Los carteles del narcotráfico utilizan a los migrantes como mulas para transportar la droga.

Un vehículo de la Patrulla Fronteriza de EEUU conduce a lo largo del muro fronterizo con México, en Arizona.

Principales amenazas

Para Hage, lo que está pasando en América Latina se debe a fallas de la política exterior de las administraciones de la Casa Blanca, al poco interés mostrado en la región para consolidar una alianza política con los vecinos.

En ese sentido, dijo que el interés de Estados Unidos ha sido Panamá por el Canal, y Colombia porque es una fuerza política importante y porque el país produce y exporta drogas, y hay una cooperación para enfrentar al crimen organizado.

“Pero en los demás países, Estados Unidos ha fallado al ignorar las necesidades, la cooperación, la planificación, el caso de la inmigración a Centroamérica es el más importante”.

Añadió que, con el tema de la globalización, Estados Unidos decidió enviar toda su producción a China, en vez de invertir en Centroamérica para detener la migración. Hoy Estados Unidos depende de la producción, enfrenta problemas con el suministro de China por la pandemia y la amenaza de cortar la producción ante un conflicto, sostiene Hage.

El reto para Estados Unidos es buscar soluciones a un problema que sigue en avance y es una amenaza para la región.


  • @FloresJudith7 / Jflores@diariolasamericas.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.