Venezuela no se arregló: no hay luz

0
123
La demanda es esencialmente residencial, aunque se hayan ido 7 millones de venezolanos.

En este momento tenemos la estructura de una aldea eléctrica: 26 millones de habitantes se alumbran sin casi actividad económica. La retórica de la recuperación y el arrepentimiento es falsa


 

Los Sin Luz (Venezuela) – 24/03/2022

Nuevamente, tenemos en el banquillo al Sistema Eléctrico Nacional (a.k.a. SEN). Le interroga junto a Arepita el ingeniero Víctor Poleo, ex viceministro de Energía en los primeros años de Chávez (1999-2001), que lo ve bastante crudo: sin cambio político no se prende este bombillo.

—¿Por qué tenemos nuevamente este martirio eléctrico, especialmente en el Occidente del país? ¿Es una situación puntual por la sequía?

—Nunca debió ocurrir. En la segunda mitad del siglo XX, Venezuela construyó una muy buena escuela de planificación eléctrica. Un planificador de electricidad debe ver 20 o 30 años adelante. Hacia 2005 conjeturamos que esto iba a una crisis, y entonces todavía teníamos ingenieros, recursos financieros y un SEN interconectado que era la envidia de Latinoamérica. El punto de quiebre del SEN no es 2019. Ocurre en 2007, en plena borrachera rentista, cuando fue borrado un esquema de una decena de empresas públicas y privadas para meterlas todas en el saco de Corpoelec.

—El ministro Néstor Reverol dice que hubo un sabotaje contra Termozulia y el gobernador Freddy Bernal se escuda en que la represa Uribante-Caparo está vacía.

Reverol no está capacitado, como tampoco lo estuvo antes Motta Domínguez o Manuel Quevedo en Pdvsa. Hay deshonestidad en nuestro sector militar. Si un embalse está vacío, es porque no lo saben operar. Son historias que tenemos 10, 12 o 15 años escuchándolas. Se trata de una gavilla delictiva. El SEN descansa sobre la energía limpia, abundante, renovable y barata del río Caroní. Con el sistema del Caroní debilitado, y sin un complemento termoeléctrico en el Centro o en Zulia, tenemos a 20% de la nación bajo un régimen anómalo de energía no servida. Piezas que faltan en 20% del rompecabezas eléctrico. No hay energía termo porque no hay gas, diesel ni industria petrolera. Las soluciones de poner una plantica eléctrica aquí y otra allá son habaneras.

—¿Pero aquí no hay una recuperación de la economía? ¿Por qué no se aprovechó para generar más energía?

—No puede haber recuperación de la economía sin electricidad. Hemos hablado de la reducción de la oferta eléctrica, ahora hablemos de la demanda: en el año 2000, 80% de la demanda era industrial y comercial y 20% residencial. 20 años después se invirtió totalmente. La demanda es esencialmente residencial, aunque se hayan ido 7 millones de venezolanos. No hay industria, comercio ni empresas básicas. En este momento tenemos la estructura de una aldea eléctrica: 26 millones de habitantes se alumbran sin casi actividad económica. La retórica de la recuperación y el arrepentimiento es falsa.

—Pero alguien que está en Caracas podría decir que, al menos allí, la situación se parapeteó. Porque no se han repetido cataclismos como los de 2019.

—No sé en qué parte de Caracas vive usted. Varios engranajes de la capital tampoco están funcionando. La crisis llegó a Caracas: estaba predicho. El sistema no se papapeteó. Un sistema interconectado es altamente frágil.


  • Fuente: Arepita Digital

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.