David Nieves, Raúl Baduel y Carlos Lanz

0
19
Registramos la pérdida reciente de tres amigos que proceden de los territorios del ‘socialismo siglo XXI’.

Sobre Raúl Baduel han recaído todas las culpas y acusaciones vacías y sin fundamento. La principal, por lo repetido y absurdo, es: ¡Ese es el acusado de haber rescatado y reimpuesto al Chávez derrocado el 11A-02!


 

Agustín Blanco Muñoz / Historia Actual (Venezuela) – 31/10/2021

Este es un tiempo muy doloroso que no sólo golpea la comprometedora situación económica y social en general, sino también y específicamente la magna institución de la amistad, sometida ahora a prueba de fuegos por la polarización política y por la cantidad de gente que se nos va, en muchos casos, sin siquiera la posibilidades de expresar su adiós.

Pero hay situaciones más manejables. De pronto sabe uno de la ausencia de un amigo muy cercano y pregunta sobre la enfermedad que se lo llevó y recibes respuesta. En ese caso, la noticia se convierte en punto de partida para la obligada resignación. Pero cuando no hay esa respuesta todo es oscuridad, mayor incertidumbre, pesar.

En nuestra realidad hemos perdido, en estos tiempos de convulsiones y nebulosas, un número apreciable de amigos, cuya mayoría quedó en las garras del Covid-19. En lo particular registramos la pérdida reciente de tres amigos que proceden de los territorios del ‘socialismo siglo XXI’, sin que eso haya dañado los vínculos que hicieron posible inclusive, labores compartidas en la Cátedra ‘Pío Tamayo’–UCV y largas horas de trabajo testimonial.

¿A Carlos Lanz lo mataron y me da miedo resignarme!

Carlos Lanz, combatiente de larga experiencia fue víctima de un secuestro o desaparición el 08/08/20. Y sólo hubo especulaciones e hipótesis sobre lo ocurrido, hasta que aparece un escrito de David Nieves en Ciudad CSS, órgano periodístico del PSUV, el 13/02/21 y leído en ‘La Hojilla’, Canal 08, “del pueblo”, días después por el autor.

En este material se sostiene que sus captores fueron “personas cercanas”, aunque luego señala que son “todos hijos de la CIA”. No se sabe cómo es esto de cercanos, conocidos, pero hijos de la CIA. Sin embargo, su conclusión es clara: ¡A Carlos lo mataron y me da miedo resignarme!

¿Pero cómo, cuándo, quién y por qué lo asesinaron?

¿Pero cómo, quién y por qué el asesinato? ¿Se publicará alguna vez una versión oficial o se verá y tendrá el escrito de David como anuncio definitivo? Hasta la fecha, nadie desmintió sus afirmaciones. ¿Quedó este asesinato para el olvido o hay manifiesto empeño en su clarificación y establecimiento de responsabilidades?

Este es un tema que habíamos acordado ampliar con David en el cierre de las entrevistas que comenzaron, al igual que en el caso de Carlos Lanz, en días de la prisión en el Cuartel San Carlos a propósito de las respectivas participaciones en el secuestro de William Frank Niehous el 22 de febrero de 1976 y concluido en muy extrañas circunstancias el 30 de junio de 1979 (Vea: ABM, Venezuela 1972-1980: De la pacificación asesina al caso Niehous. Caracas, CPTamayo, 2004, pp.189 y ss.)

La enfermedad renal llevó a David a reunirse con Carlos

Pero nada pudimos adelantar. A David se lo llevó su enfermedad renal. Y los dos amigos están ahora juntos dejando un gran dolor que intentamos reparar con el recuerdo de lo que son vidas comprometidas con lo trascendente.

Largo y penoso el viacrucis a que fue sometido Raúl Baduel. A los nombres de Carlos y David sumamos el de otro amigo: el general en Jefe Raúl Baduel que se nos fue el 12/10/21, luego de padecer los rigores de un largo y terrible viacrucis en la cárcel y a lo largo de su militancia en el PSUV-‘revolución bolivariana’.

Tenemos conciencia de que esto sólo puede entenderlo quien ponga a actuar su amplitud mental y pueda captar lo que es la actuación, incluso en la política, de un auténtico creyente que hace de los pasajes bíblicos, para él esperanzadores y para la humanización del mundo, un objetivo a  alcanzar.

Baduel llegó a pensar que podiía influir en el pensamiento de Chávez y en el destino de la «Revolución Bolivariana»

Y llegó a pensar que podía influir en sus compañeros de ideales encabezados por Hugo Chávez, quien tuvo siempre en cuenta el ascendiente de su doctrina religioso-social y compró la idea de que debía pasar de su total lejanía del cristianismo: yo no conozco ni practico la doctrina cristiana, en ABM, Habla el Comandante Hugo Chávez. Caracas, CPTamayo, 1998, p.398 a presentarse como fiel y manso creyente dispuesto siempre, al apego a lo humano, la solidaridad, la paz, el sacrificio y el perdón.

Pero la actuación de Baduel, con base a sus creencias, no llegó a producir ninguno de los resultados que esperaba. Él fue utilizado, pero mal e interesadamente aplicado en lo que podía ayudar a fortalecer el engaño y la mentira-perversión.

Las revoluciones del socialismo embasurado triunfan en el capitalismo

El dogma politiquero convertido en revolución del em-basura-miento, la burocracia para una ‘nueva riqueza invasora’, pero siempre dispuesta a presentarse como la gran salvadora de una tal patria-país-independencia-república-soberanía-pueblo, avanza cada día más a paso de liquidador de voluntades y conciencias para proseguir en la imposición del nuevo credo politiquero del siglo XXI, innegable culminación de cerca de dos siglos de fracasos de lo que han llamado revoluciones socialistas, hoy pasadas y hundidas pero triunfantes en el capitalismo.

Fidel Castro a su hijo Chávez: ¡De Baduel es de quien tienes que cuidarte!

A estos tantos monstruos se enfrentó Raúl Baduel, sin medir los peligros de un dogma mayor que hace de la disidencia una traición. Un objetivo a liquidar por su atrevimiento convertido en reto y desafío. Mucho se ha hablado del dictamen de Fidel Castro a su hijo Hugo Chávez. El entonces jefe mayor del aparato de inteligencia cubana, cuando conoce y explora el pensamiento y actuaciones de Baduel, dice a su descendiente: Este es de quien tienes que cuidarte.

Con su discurso al pasar al retiro, Baduel se gana una condena que parece haber culminado a las 17 del 12/10/21

Y el abierto y hasta ingenuo proceder de Baduel lo llevaba a creer que su ascendencia podía convertirse en una respuesta real en un momento determinado. Emprende peligrosas tareas como la acometida en julio/2007 en el acto de traspaso del Ministerio de la Defensa y pase a retiro. Produce entonces un discurso sin precedente en cuanto a reconocer y apartarse definitivamente de un proceso convertido en su suma de los peores y abominables fracasos.

Desde entonces comenzó a pesar sobre él una condena sin límites que podría pensarse tiene su culminación a las cinco de la tarde del 12 de octubre de este 2021 cuando fallece de una muerte que hasta este momento tiene algunas sombras, que no permiten calificarla de natural en forma terminante.

Los familiares enfrentan el señalamiento del Fiscal de que Baduel murió por Covid-19, pero el funcionario los insta a solicitar nueva autopsia

Por eso, los familiares hacen reparos a la causa de su muerte que ha difundido el Fiscal  general de la República: Covid-19. A esto ha respondido públicamente el funcionario instando a los deudos a solicitar nueva autopsia para que no haya duda alguna. ¿Procederán los familiares a formalizar esta solicitud? Aún no hay noticias de que lo hayan realizado.

Hasta el presente, el documento que lleva a dudar incluso al investigador de las palabras del Fiscal es el Acta de Defunción (Ver Anexo abajo) que expone  como causas de la muerte del general en jefe Raúl Baduel, las siguientes:

1-Edema cerebral severo
2-Shock cardiogénico
3-Infarto agudo del miocardio
4-Infarto pulmonar derecho
5-Trombo embolismo pulmonar x coavulopatía
6-Sospecha de Covid-19

La pregunta es elemental: ¿Una simple sospecha puede y debe exhibirse públicamente  como causa definitiva de una muerte? ¿Ese virus produce el edema cerebral severo?

¿De qué secuestradores libera Baduel a Chávez en La Orchila?

Hasta su muerte y después de la misma, Raúl Baduel sigue siendo atacado. Sobre él han recaído todas las culpas y acusaciones vacías y sin fundamento. La principal, por lo repetido y absurdo, es aquella que lo señala como el culpable de la enorme tragedia que vivimos hoy. ¡Ese es el acusado de haber rescatado y reimpuesto al Chávez derrocado el 11A-02!

¿Pero quién o quiénes tenían secuestrado a Chávez? ¿De quién lo rescata Baduel? ¿Hubo algún enfrentamiento entre las dos supuestas fuerzas enfrentadas? ¿Baduel tomó la decisión del rescate por su cuenta? ¿Por encima del Alto mando militar, Min Defensa y Comandancia del Ejército?

¿De dónde, cómo y por qué surge la presidencia de Carmona Estanga?

¿De dónde, cómo y por qué surge la presidencia de Carmona Estanga? ¿Por qué Vásquez Velasco y el mando ejército en general no promueven la correspondiente junta cívico-militar que se esperaba como es usual en estos casos? ¿Deciden la continuación del ‘hilo constitucional’ y se devuelven del intento de golpe decretado? ¿Todo esto es parte de las actuaciones propias del montaje que fue el 11A-02?

¿De qué es culpable entonces el G/J Raúl Baduel?

¿De qué es culpable entonces el G/J Raúl Baduel? ¿Debía alzarse en solitario e inmolarse en nombre de qué?

¿Es serio y justo entonces condenar uno o más actores sin estudiar el acontecimiento en que intervienen? ¿Es inadmisible que este ‘militante socialista del siglo XXI’ actuaba equivocada e ingenuamente en lo que podía influir en la producción de un cambio de rumbo en esta historia tan cultivada por el desastre, la perversión, la corrupción o en un montaje destinado a la liquidar las fuerzas golpistas y contrarrevolucionarias?

¿Hay en su propuesta un peso ético-moral que se vio como un foco disidente?

¿Es Raúl Baduel, en definitiva, uno de los más perseguidos y condenados por este “proceso revolucionario”? ¿Hay en su propuesta un peso ético-moral contentiva de un gran espíritu de humanidad, oración y paz que comenzó a verse como un foco disidente? ¿Y es por eso que los “verdaderos revolucionarios” se sintieron obligados a actuar y derribar de inmediato y para siempre, toda matriz y semilla que se propusiese continuar la lucha por el cambio, a partir de la oración por el bienestar entre los hombres y la separación de toda violencia?

Tres casos disímiles unidos por la misma procedencia

Hemos  tocado tres casos disímiles, aunque  unidos por la misma procedencia. Pero con una separación marcada por una disidencia que no fue admitida, sino condenada en nombre de la preservación de la salud revolucionaria. ¿Fue extirpado definitivamente ese mal y que viva por siempre la revolución?

Sancho, ¡Si la muerte es un asunto muy serio, nadie puede ni debe jugar con el expediente del adiós de ningún semejante!

Anexo


  • @ABlancoMunoz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.