El Ejército venezolano patrulla junto al ELN en la frontera del Zulia con Colombia

0
62
Guerrilleros del ELN.

Eso ocurre desde que la guerrilla llegó a ese municipio para tratar de arrebatarle a Los Rastrojos, sanguinario grupo paramilitar, el control del territorio


 

Sebastiana Barráez / Infobae (Argentina) – 14/02/2020

Ante el asombro de los habitantes del municipio Catatumbo, del estado Zulia, que hace límite en la frontera con Colombia, funcionarios de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana están ejecutando patrullajes conjuntamente con el Ejército de Liberación Nacional. Eso ocurre desde que la guerrilla llegó a ese municipio para tratar de arrebatarle a Los Rastrojos, sanguinario grupo paramilitar, el control del territorio.

Catatumbo es un municipio de los 21 que tiene el estado Zulia y se ubica al sur, siendo su capital el pueblo de Encontrados; las dos parroquias que lo dividen son: Encontrados y Udón Pérez.

Dos cosas caracterizan al Catatumbo, sus bosques, unos secos y los otros muy húmedos, por lo que la estructura de su suelo propicia la creación de ciénagas. Lo otro, uno de los fenómenos naturales más conocidos a nivel mundial, llamado el Relámpago del Catatumbo, que en realidad es una serie de relámpagos, que inundan el cielo a la altura del sur de la cuenca del Lago de Maracaibo y la cuenca inferior del río Catatumbo. Su belleza es indescriptible. La Agencia Espacial de los Estados Unidos (NASA) calificó al Catatumbo como la Capital Mundial de los Relámpagos, luego de estudios realizados por las universidades norteamericanas Maryland y Alabama, además de una de Brasil. Determinaron que al año ocurren ahí unas 297 tormentas eléctricas y caen cerca de 1,6 millones de rayos anualmente.

Pero en ese sitio de belleza y magia natural también llegó el fenómeno del paramilitarismo y la guerrilla. Ellos se disputan el control del territorio venezolano, no solo por la poderosa industria del contrabando, sino por el cada vez más influyente narcotráfico.

Según los sectores en los cuales logre instalarse cada grupo, ellos se han convertido en la autoridad en la zona. La Fuerza Armada Nacional venezolana solo es espectadora y en algunos casos colaboradora, principalmente de la guerrilla que a su vez es un aliado fundamental para los narcotraficantes por el establecimiento y uso de sus rutas para trasladar droga desde Colombia.

Hace unos años el Ejército de Liberación Nacional (ELN) fue sembrando de minas antipersonas sectores de El Catatumbo venezolano, que causó la muerte de un militar venezolano y dejó a otro sin piernas.

En junio del 2019 la guerrilla reunió a los habitantes, les dio tres minutos para desocupar y se apropió de quince fincas, expulsando a productores de palma aceitera del sector Caño Motilón y Caño 14. Hace unos días llegaron los paramilitares Los Rastrojos, hicieron los mismo en el sector El Guayabo, reunieron a los productores y les ordenaron toque de queda y horas después empezó el plomo cerrado entre guerrilleros y paramilitares.

Soldados venezolanos (Reuters).

FANB y ELN

La excusa de la revolución bolivariana desde hace años es “pueblo y Fuerza Armada”, “pueblo en armas” y otras consignas, pero en realidad cada día es más difícil para la Fuerza Armada Nacional cumplir con sus funciones constitucionales.

Es así como ante esta situación reciente de Los Rastrojos tratando de imponerse por la fuerza en El Catatumbo, funcionarios del Comando Nacional Antiextorsión y Secuestro (CONAS), ubicado en las instalaciones del Grupo San Simón en Santa Bárbara del Zulia, están actuando conjuntamente con el ELN. “Eso está ocurriendo desde que empezó la incursión del grupo guerrillero al sector La Escuelita, atropellando, golpeando y humillando a productores y campesinos de ese sector”, revela un productor de la zona.

“El día jueves 06 de febrero, eran como las 4 de la tarde, cuando legaron los del CONAS preguntándole a los finqueros por los paramilitares. Ellos no quieren entender que los productores no tenemos nada que ver con el conflicto entre grupos, nosotros estamos trabajando nuestra tierra”.

“El lunes 10 de febrero 2020, el Batallón de Fuerzas Especiales del Ejército, que está ubicado en el Guayabo Km 52, aparentó salir a las calles del pueblo de El Guayabo, supuestamente a combatir a los irregulares, diciendo que cumplía órdenes superiores del General Pablo José Bravo Parra, para sorpresa de los pobladores estaban patrullando conjuntamente el Ejército venezolano con el ELN”.

Preguntamos a varias personas de la zona, quienes dicen que los militares y los guerrilleros les advierten a los pobladores que tienen los teléfonos pinchados. “Amenazan que cuidado se nos ocurre denunciar, ni siquiera hablar con la prensa y menos con ustedes, que ellos tienen todo controlado”.

Un productor revela que “en la Población de El Gallinazo Km 40, a escasos 12 km del Batallón de Fuerzas Especiales del Ejército, hace unas tres semanas los guerrillos del ELN tomaron las calles, convocaron a los habitantes a una reunión y les notificaron q ellos eran la nueva autoridad en la zona”.

Eso explica que desde esa fecha los guerrilleros del ELN andan uniformados, portando brazaletes de su organización y portando armas de guerra. Y lo hacen tranquilamente violentando nuestro territorio.

Eso lo sabe el Comandante de las Fuerzas Especiales del Ejército, es decir el General Bravo Parra, a quien no le ha molestado que fuerzas irregulares extranjeras violen el territorio venezolano. Habría que preguntarse si ese general, así como el Alto Mando Militar, sabe lo que realmente es traición a la patria.

“Ahora empieza la pesadilla de los productores agropecuarios con la Fuerza Armada, porque llegan a golpear a los obreros y a llevárselos detenidos, con falsos positivos, para así justificar su complicidad y buscar culpables”, dijo finalmente el propietario de una finca de la zona.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.