Lo que revela el ejercicio militar “Escudo Bolivariano 2021”

0
48
La doctrina del enemigo interno en regímenes de dudosa institucionalidad se caracteriza por señalar a civiles como responsables de los problemas sociales, políticos y económicos del país.

En las dictaduras latinoamericanas del siglo XX hubo tendencia a darle un carácter policial a las fuerzas armadas y un control férreo a los organismos de seguridad sobre la ciudadanía, lo que se tradujo en aparatos represivos robustos y atroces


 

Nehomaris Sucre / El Pitazo (Venezuela) – 19/03/2021

El ejercicio militar Escudo Bolivariano 2021 que se desarrolló del 5 al 7 de marzo en las regiones, zonas y áreas de defensa integral ha develado nuevas características del discurso y la acción del gobierno de Nicolás Maduro, poniendo de manifiesto en primer lugar una mayor necesidad de involucrar a las fuerzas policiales en este tipo de despliegues para combatir al “enemigo interno”.

Durante el balance del ejercicio Maduro expresó: “Cúmplase integralmente la unidad cívico-militar y policial”, visibilizando un nuevo elemento: los cuerpos de seguridad. Cabe resaltar que dichos cuerpos han obtenido mayor participación a través de las Faes y el Sebin, desde que la Fuerza Armada comenzó a manifestar una creciente erosión en su estructura debido a las bajas y deserciones.

De igual modo, Maduro indicó que estas maniobras se repetirán en las regiones y momentos que consideren necesarios con fines defensivos. En este sentido, es posible que se empleen los ejercicios militares ante cualquier escenario político-social que requiera enfocar la atención mediática en los organismos de seguridad y defensa o para adaptar a la población al despliegue policial como parte de los mecanismos de control del gobierno madurista.

Por otra parte, el 12 de marzo el gobernador del estado Zulia, Omar Prieto, inició un operativo de seguridad en el marco del ejercicio Escudo Bolivariano, haciendo énfasis en la neutralización de las bandas delictivas. Se trata de labores de patrullaje y otras acciones ejecutadas por militares y policías, lo que suma argumentos a la hipótesis de un aumento en la participación de los organismos policiales, pues en el pasado las operaciones eran mayormente militares y se centraban en entrenar a la fuerza armada para casos de supuestas invasiones extranjeras.

El enemigo interno

La doctrina del enemigo interno en regímenes de dudosa institucionalidad se caracteriza por señalar a civiles como responsables de los problemas sociales, políticos y económicos del país. En ese contexto, se promueve en la sociedad el miedo a ese enemigo y fundamentados en esto legitiman las acciones ilegales y violentas contra los ciudadanos.

Asimismo, los gobiernos que practican esta doctrina dirigen sus esfuerzos hacia la opinión pública para hacer ver como normal aquellas acciones que atentan contra las libertades individuales, ya que se pretende crear una cohesión entre la población y los gobernantes en torno a un enemigo común cuya imagen está distorsionada.

Marta Valiñas, Presidenta de la Misión Internacional Independiente de determinación de los hechos sobre Venezuela, declaró recientemente que el concepto estatal de enemigo interno aparentemente se torna más amplio y la Misión está preocupada por la presunta tendencia progresiva a la persecución de personas y organizaciones no gubernamentales que se ocupan de labores humanitarias y de defensa de los derechos humanos.

Valiñas indicó que el gobierno ha hecho más rígidos los requisitos para el registro, la obtención de recursos y el funcionamiento de las ONG. Además, las autoridades han privado de libertad a trabajadores de ONG por delitos establecidos en la Ley contra Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo.

Igualmente, la presidenta de la Misión Internacional destacó que en septiembre del año pasado observaron un patrón de ejecuciones extrajudiciales perpetradas por organismos de seguridad venezolanos en el marco de las operaciones de seguridad.

Según Marta Valiñas se contabilizaron más de 200 asesinatos por parte de las fuerzas policiales desde principios de año y la Misión investigará la participación de otras fuerzas policiales, además de las Faes, en esos hechos.

Caso La Vega

Con respecto a los sucesos de La Vega, la presidenta de la misión detalló que las Faes efectuaron “lo que podría ser una de las operaciones policiales más letales hasta la fecha”. De acuerdo con Valiñas, según fuentes policiales, participaron 650 agentes en la operación y sus investigaciones preliminares ofrecen indicios de que algunos de los asesinados pudieron ser víctimas de ejecuciones extrajudiciales.

A la luz de estos hechos, es posible considerar que el ejercicio Escudo Bolivariano forma parte de las operaciones psicológicas que buscan normalizar el control progresivo de la policía en la dinámica socio-política del país.

Cabe recordar que en las dictaduras latinoamericanas del siglo XX hubo tendencia a darle un carácter policial a las fuerzas armadas y un control férreo a los organismos de seguridad sobre la ciudadanía, lo que se tradujo en aparatos represivos robustos y atroces ¿hoy la historia se repite?


  • Artículo publicado en El Pitazo el día 16/03/2021
  • NEHOMARIS SUCRE | @Neho_Escribe / Politóloga, militar retirada y cursante de la Maestría en Literatura Venezolana (UCV).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.