Maduro amenaza con llevarse ‘joya de la corona’ que tiene en Colombia

0
12
Monómeros anunció que harán uso de los recursos de ley para tumbar decisión de la Supersociedades.

Advirtió que se llevará a Monómeros: empresa que factura $ 790.000 millones al año


 

El Tiempo (Colombia) – 30/08/2021

Sin que casi nadie lo notara, en el marco de la mesa de diálogo que instalaron en México la oposición venezolana y el régimen de Nicolás Maduro, este último lanzó una advertencia que puede terminar impactando al agro colombiano e incluso a la seguridad alimentaria del país.

“Pido que se haga un documento de todos los productores venezolanos para que Jorge Rodríguez lleve como punto fundamental en la primera sesión del diálogo, la firma de un documento para que la empresa Monómeros se le regrese a su dueño: Pequiven (…) Si todo se está poniendo en su lugar, Monómeros debe volver a sus dueños, a su matriz, para que todos los productos vengan a Venezuela a contribuir en la recuperación económica e integral del país”, señaló Maduro.

Tras el reconocimiento de Juan Guaidó como presidente interino, en 2019, Monómeros Colombo Venezolanos S. A. –dedicada a la fabricación de abonos y productos químicos– fue uno de los activos que pasaron a sus manos. Así se evitó que Ronald Ramírez, supuestamente vinculado a Álex Saab, el señalado testaferro de Maduro, asumiera el control de la empresa, con sede en Barranquilla.

Un año después, EL TIEMPO reveló un informe contable que daba cuenta de irregularidades que encontró la junta directiva que Guaidó nombró para sanear la empresa. Y si bien, esta registraba pérdidas por 25.000 millones de pesos, en su balance tenía ventas superiores a los 720.00 millones. Hoy, esa facturación es mayor a los 790.000 millones de pesos, con pandemia incluida.

Valor estratégico

Pero más allá de cifras y pulsos políticos internos, EL TIEMPO estableció que la amenaza de Maduro de llevarse a Monómeros –de la que Ecopetrol alcanzó a tener un 50 por ciento– activó las alarmas en varios sectores en donde consideran a esa empresa como de valor estratégico para la seguridad alimentaria del país.

Según un documento reservado que circula en el alto Gobierno, 4 de cada 10 kilos de alimentos que se consumen en Colombia dependen de fertilizantes que Monómeros provee.

Las marcas Nutrimon Ecofértil son insumos clave de pequeños y medianos productores de tres sectores: de papa en Boyacá, de café en el Quindío y de melón en el sur del Atlántico.

De hecho, cuando Monómeros fue incluida en la llamada ‘Lista Clinton’, como parte de las sanciones a Venezuela, empresarios y funcionarios colombianos movieron hilos diplomáticos para que se desbloqueara.

“Monómeros tiene 53 años de trazabilidad y experiencia. Es medular en el proceso de producción de alimentos y en la cadena agroindustrial de Colombia, donde abastece más del 37 por ciento del mercado total de fertilizantes”, advierten en el documento.

¿Qué pasa adentro?

Por su parte, políticos venezolanos han denunciado que en la llamada ‘joya de la corona’ de Venezuela en Colombia, se registran episodios que deben aclarar.

José Luis Pirela, diputado de la Asamblea Nacional, y el sindicato de la empresa, vienen pidiendo desde hace un mes que se indague la firma de un contrato con Lion Street, empresa panameña a la que se le había previsto entregar el 60 por ciento de las utilidades de Monómeros.

Además, denuncian que avanza la obsolescencia de su capacidad productiva y la presunta entrega de cuotas a políticos.

Este es el polémico acuerdo con una firma panameña que Monómeros dice que frenó. Foto: EL TIEMPO.

“No sabemos qué resulte más lesivo para Monómeros: dejarla en ese decaimiento o regresársela al régimen, con las consecuencias que tendría para Colombia”, señalaron fuentes desde Venezuela.

En cuanto al agro, el documento en manos del Gobierno señala que es urgente y necesario que Colombia y sus instituciones, en el marco de la ley y el ordenamiento jurídico, tome acciones a tiempo, sobre el futuro de Monómeros, para garantizar la estabilidad de un actor clave en la cadena agroindustrial.

El plan B

Hasta ahora, Colombia ha guardado prudente silencio sobre el tema. Pero EL TIEMPO estableció que líderes del agro ya empezaron a pedir salidas frente a la amenaza de Maduro.

Y agregan que en ese pulso de poder que tiene a México como escenario, debe quedar claro que prima la estabilidad alimentaria y socioeconómica de un sector que está reactivando el empleo en Colombia. Además, solicitan que se entre a evaluar la real situación de Monómeros.

El Ministerio de Trabajo ya atendió un SOS. En un auto de hace apenas 6 días, inició un proceso administrativo de carácter sancionatorio por el presunto incumplimiento a la normatividad vigente en materia de seguridad y salud en el trabajo con sus más de 600 empleados.

Tras visitas de inspección realizadas el 16 y el 22 de julio pasado, encontraron evidencias que llevó a nombrar a un inspector especial para que practique pruebas y rinda los informes pertinentes. Además de la cartera de Trabajo, ya hay otras autoridades que también la tienen en el radar.

EL TIEMPO ubicó a Guillermo Rodríguez Lamprea, gerente general de Monómeros, quien advirtió que en México aún no se ha contemplado la negociación de activos y que la compañía está comprometida con sus clientes en Colombia.

El gerente de Monómeros dice que el acuerdo con la firma panameña quedó sin efecto. Pero fue divulgado oficialmente entre clientes, aliados y empleados. Foto: EL TIEMPO.

Gerente de Monómeros habla del ultimátum del régimen

Guillermo Rodríguez Lamprea, gerente general de Monómeros y la gobernadora de Atlántico, Elsa Noguera, junto a funcionarios de la empresa.

El gerente general de Monómeros, Guillermo Rodríguez Lamprea, le dijo a EL TIEMPO que no le corresponde opinar sobre anuncios que haga Nicolás Maduro: “Mi responsabilidad y mi papel es cumplir como gerente de esta gran empresa que contribuye de manera importante a la economía colombiana”.

Sin embargo, dijo que en la agenda de las conversaciones en México aún no se encuentra contemplada la negociación de los activos. Y agregó que aunque prefiere no hablar de escenarios hipotéticos, la responsabilidad y el compromiso de la junta directiva, gerencia y trabajadores de Monómeros es seguir cumpliéndoles a los cientos de agricultores colombianos.

“Durante el paro nacional de mayo estuvimos presentes donde muchos no pudieron llegar. Nuestra producción creció en la misma magnitud por el compromiso de nuestra gente”, explicó.

Sobre el contrato con Lion Street, la firma panameña, aseguró que se ha tergiversado: “Fue un acuerdo exploratorio para contribuir al funcionamiento de Monómeros. Nunca se ejecutó y hoy no tiene efecto alguno”. Y añadió que lo que se pretendía era buscar otros frentes de negocios para lograr beneficios económicos mutuos, que permitieran el crecimiento en nuevos mercados de exportación.

También fue enfático en que no se adelanta ninguna indagación interna ni ha sido notificado de la apertura de investigaciones en contra de la compañía.

“Como es nuestra costumbre en más de 5 décadas, estaremos disponibles, si fuere el caso, para responder con prontitud y seriedad a cualquier requerimiento”, señaló Rodríguez. Y descartó que se hayan entregado cuotas burocráticas a la oposición. Según dijo, el 90 por ciento de los gerentes de Monómeros son colombianos.

Finalmente, sobre la visita del Ministerio de Trabajo, dijo que puede asegurar que Monómeros cumple a cabalidad con la ley colombiana: “En caso de que alguna autoridad considere que debamos hacer ajustes, lo haremos a la brevedad. Hemos sido distinguidos como uno de los ‘Mejores sitios para trabajar en Colombia’, en el ranking de Great Place To Work. Somos una empresa altamente competitiva, un excelente empleador, con un robusto paquete de compensación y un referente laboral a nivel local y nacional”.


  • UNIDAD INVESTIGATIVA / u.investigativa@eltiempo.com / @UinvestigativaET

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.