Métodos de torturas dentro de la Fanb tienen “sello cubano”, denuncia Tamara Suju

0
83
Directora ejecutiva del Instituto Casla, Tamara Suju.

“Métodos de hostigamiento, persecución, manipulación, control, espionaje y tortura dentro de la Fanb tiene el sello cubano”, señaló Tamara Suju


 

Efecto Cocuyo (Venezuela) – 14/01/2021

El Instituto Casla documentó y envió a la Corte Penal Internacional (CPI) 25 nuevas incidencias o momentos históricos donde por lo menos 141 personas, entre los años 2014 y 2020, fueron víctimas de detenciones arbitrarias, torturas, desapariciones forzadas temporales y violaciones o alguna forma de violencia sexual en Venezuela. Así lo informó su directora ejecutiva, Tamara Suju.

La abogada afirmó que el 2020 fue “un año que el régimen venezolano aprovechó para avanzar en el ejercicio del control social a través de la represión y la manipulación del hambre, la salud y las necesidades básicas de los venezolanos”.

Este jueves 14 de enero, durante la presentación del Informe Anual 2020 del Instituto CASLA sobre Crímenes de Lesa Humanidad en Venezuela, que la Organización de Estados Americanos (OEA) acoge por cuarta ocasión, Tamara Suju sentenció que “la intimidación, acoso y represión contra la oposición y los líderes políticos”, así como “la persecución y encarcelamiento de familiares cercanos de personas que el régimen busca” continúan.

De las nuevas incidencias documentadas, varias contenían detenciones masivas de manifestantes donde por lo menos una víctima describió lo que sucedió. En los casos presentados individualizados,  57 víctimas eran en hombres y 15 eran mujeres; 38 civiles y 34 militares.

Asesoría de funcionarios cubanos

Tamara Suju explicó que el informe de 2020 dedica su capítulo seis “a la responsabilidad del régimen cubano en la inducción y comisión de crímenes de lesa humanidad en Venezuela”. Ahí mencionan testimonios obtenidos en el 2020 sobre civiles y militares «torturados por funcionarios cubanos».

Detalla el documento tres incidencias donde al menos 20 personas fueron torturadas por oficiales cubanos en la presencia de oficiales venezolanos.

“Unos fueron torturados en las instalaciones de Fuerte Tiuna en Caracas donde los funcionarios cubanos portaban uniformes militares venezolanos y otros en la sede del Dgcim (Dirección General de Contrainteligencia Militar) en Caracas donde los cubanos tienen una oficina permanente de asesoría en el piso 2″, señaló la especialista en DDHH.

Las víctimas, dijo, testificaron cómo fueron sometidos a días continuos de golpizas, asfixias, descargas eléctricas y por lo menos una víctima describió como fue violado por un oficial cubano mientras lo torturaba.

“Métodos de hostigamiento, persecución, manipulación, control, espionaje y tortura dentro de la Fanb tiene el sello cubano”, señaló.

Torturas aplicadas

Tamara Suju indicó que en 14 de las 25 incidencias estuvo presente el crimen de la violación y otras formas de violencia sexual. Al menos 38 víctimas directas los desnudaron, cuatro fueron objeto de actos lascivos, dos sufrieron intentos de violación y tres personas fueron violadas.

Entre otros casos documentaron se incluyen los de víctimas que perdieron uñas de las manos y de los pies, con golpes de martillo o palos. Otros describieron cómo fueron alimentados con vidrios molidos dentro de la comida.

Por lo menos a 25 personas las colgaron de una polea o una columna horizontal, esposadas con los brazos adelante o atrás para asfixiarlos o hacerles descargas eléctricas y a 94 las asfixiaron. Otras 36 personas fueron víctimas de ahogamiento, donde el patrón más utilizado fue sumergir la cabeza de la víctima en envases de agua o introducir su cuerpo completo en tanques de almacenamiento.

En tres incidencias a dos hombres y una mujer les hicieron la tortura que llama “la manicure”, introduciéndoles agujas en las uñas de las manos mientras permanecían inmóviles y esposados. Algunas víctimas muestran aún las huellas que dejaron estas torturas en su cuerpo.

“Seis personas fueron obligadas a acostarse y permanecer en colchonetas llenas de orín, al menos 10 víctimas fueron obligadas a manipular sus propios excrementos para que se embarraran todo el cuerpo con ellos, o utilizaron las heces fecales para asfixiarlos con bolsas plásticas y a dos los obligaron a dormir encima de ellas”, describió Suju.

Nuevos patrones identificados

Entre algunos de los nuevos patrones de tortura identificados se incluye la tortura sonora, que produjo a los detenidos insomnio, ansiedad, llanto, desesperación y crisis nerviosa entre los detenidos.

También se narra la práctica de hacer presión en puntos dolorosos del rostro con objetos metálicos fue aplicada a varios detenidos en la cárcel militar de Ramo Verde. Se describió una celda de castigo llamada Caja de Muñecas, ubicada en el Sótano 3 de la Dgcim en Boleíta, donde su estreches causa asfixia a la víctima hasta provocar desvanecimiento.

Asimismo se documentó el método de congelamiento que busca causar hipotermia a la víctima y el ahogamiento simulado, donde luego de inmovilizarlos o paralizarlos parcialmente colocan paños mojados en el rostro y sobre ellos vierten envases de agua hasta que las personas siente una terrible sensación de ahogo o incluso se desvanecen.

Los testimonios de los afectados incluyen hechos como la simulación de ejecución. Consiste en que las personas son trasladadas del lugar de reclusión a zonas boscosas, encapuchados y esposados para arrodillarlos y simular que los iban a ejecutar: “Disparaban al aire y muy cerca del oído de la víctima provocándoles sordera temporal”.

Otras torturas incluyen golpizas reiteradas en las plantas de los pies con varias de madera o metal. Recordó la directora del Instituto Casla que, además, los presos políticos han estado confinados por meses sin poder comunicarse con sus familiares y abogados y además expuestos al COVID-19 “sin recibir la atención médica necesaria”.

Escuche la presentación completa del informe

Informe
Venezuela: Crímenes de Lesa Humanidad, Represión Sistemática y Tortura

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Download [2.01 MB]

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.