Octubre se perfila como el mes con más protestas por gas doméstico en lo que va de año

0
11
El OVCS contabilizó en octubre 544 reclamos para exigir salarios dignos sobre todo de los sectores salud, educación y petróleo.

45% de las protestas por servicios básicos que documentó el OVCS fueron para exigir la restitución del servicio de gas doméstico en las comunidades afectadas


 

Laura Clisánchez / Correo del Caroní (Venezuela) – 13/11/2020

El más reciente informe del Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS) reveló que 45% de las 966 protestas que ocurrieron en todo el territorio nacional para exigir la restitución de servicios básicos fueron por gas doméstico.

Octubre es hasta ahora el mes con mayor número de exigencias por gas doméstico en lo que va de año, incluso superó las demandas por gasolina y gasoil. Las principales denuncias son fallas en la distribución del gas y el cobro de altos precios en dólares para adquirir cilindros en el mercado negro.

El colapso de los servicios básicos durante la cuarentena por COVID-19 enardeció a las comunidades afectadas. Octubre también fue el mes en el que más protestas se registraron en el país, un total de 1.484 manifestaciones, 93% de ellas fueron en rechazo a la ausencia de servicios básicos, como el gas doméstico, la electricidad, el agua por tuberías y el combustible.

Del total de manifestaciones, 36 fueron reprimidas u obstaculizadas por el Estado en 17 regiones del país, dejando 15 personas detenidas y una herida. Los estados más conflictivos fueron Monagas (182), Anzoátegui (156) y Sucre (133) seguidos por Bolívar (135) y Mérida (123).

De la leña y los delitos ambientales

La crisis del gas doméstico trajo consigo consecuencias ambientales. Quienes no pueden adquirir hornillas eléctricas recurren a la leña para cocinar, lo que implica humo, poda indiscriminada y, en algunos casos, tala de árboles incluso en parques naturales, como han denunciado en Ciudad Guayana, estado Bolívar.

El OVCS alertó que aumentó la deforestación indiscriminada de árboles para la venta y consumo doméstico de leña y el riesgo de accidentes domésticos y enfermedades respiratorias.

En 431 protestas registradas en octubre, los habitantes de las comunidades afectadas exigieron una solución a la ausencia del suministro. El OVCS señaló que el problema es más agudo en el interior del país y estima que hubo un promedio de 14 protestas diarias.

Hubo 66 protestas realizadas por jubilados y pensionados para exigir el derecho a la seguridad social.

Durante las protestas resaltan las denuncias de casos de corrupción vinculados con consejos comunales, distribuidores y revendedores que acceden a los cilindros, imponen precios especulativos y fijan tasas en dólares.

También aumentaron las denuncias por el mal estado de los cilindros al ser entregados, pues representa un riesgo de explosión o incendios. Después del gas doméstico, las demás protestas exigían servicio eléctrico (314) y agua potable (221).

Hubo 314 protestas en octubre para exigir electricidad, residentes de los sectores se unieron para rechazar las constantes fluctuaciones eléctricas -que a menudo dañaron más de un electrodoméstico en los hogares-, o los largos períodos que podían pasar sin electricidad por cortes de electricidad no programados o avería de transformadores que Corpoelec no reemplaza con prontitud.

Las tuberías de las comunidades también permanecen secas. OVCS contabilizó 221 reclamos para exigir agua potable en un momento epidémico en el que el acceso a agua y saneamiento es clave para reducir los riesgos de contagio por COVID-19.

“La grave situación se acentúa y continúa sin solución, a pesar de las múltiples protestas, denuncias y el riesgo que representa no disponer de agua potable para el consumo humano, el aseo personal, doméstico, laboral y uso cotidiano”, versó el documento.

Hay comunidades en las que extrañan el agua por tuberías desde hace al menos 20 años, sectores que permanecen fuera de las agendas políticas incluso en épocas de propaganda electoral.

Habitantes de ciudades y poblados denuncian que deben almacenar agua de la lluvia, el aire acondicionado e incluso contratar cisternas con montos en dólares para poder contar con el suministro. Comunidades como Core 8 en Ciudad Guayana, estado Bolívar, recurren a la ruptura de tuberías madre para llenar sus envases del líquido. Otros recorren largas distancias para colectar agua en pozos, manantiales o tomas de agua.

Un salario digno

Trabajadores de la administración pública también tomaron las calles en octubre. En este mes hubo 544 protestas para exigir salarios dignos y cumplimientos de contratos colectivos, sobre todo de los sectores salud, educación y petróleo.

La crisis del gas doméstico trajo consigo consecuencias ambientales. Quienes no pueden adquirir hornillas eléctricas recurren a la leña para cocinar.

Los manifestantes aseguran que reciben salarios de hambre frente a un dólar que superó los 600 mil bolívares, y un salario mínimo que no cubre siquiera la canasta básica ni tratamientos médicos. Por eso, cada vez son más los trabajadores de diferentes sectores que exigen paquetes salariales que se ajusten a la realidad económica de un país dolarizado de facto.

El OVCS reseñó que los docentes presentan dificultades para trasladarse a los centros educativos, para satisfacer sus necesidades básicas y para cumplir con la obligación de las clases a distancia.

Hubo 81 manifestaciones realizadas por trabajadores de la salud, pacientes y familiares de pacientes, quienes también exigen salarios dignos y mejores condiciones laborales, incluyendo la dotación de insumos para los hospitales y equipos de bioseguridad para evitar los contagios por COVID-19. Venezuela continúa siendo uno de los países con mayor tasa de fallecimientos de trabajadores de la salud a causa del nuevo coronavirus.

El OVCS alertó que los empleados del sector salud anunciaron que recurrirían a una paralización nacional si sus exigencias seguían desoídas por el gobierno.

Sin combustible

Venezuela sigue sin combustible suficiente para el parque automotor a pesar del suministro de los buques iraníes. Aunque OVCS reseña que las protestas por combustible han disminuido pese a las largas colas sin garantías de ser atendidos. La pernocta en sitios inseguros y el maltrato de órganos de seguridad, la falta de este servicio básico sigue siendo una de las razones por las que las personas toman las calles, especialmente en el interior del país.

Usuarios han denunciado corrupción y favoritismos en las estaciones de servicio mientras en el mercado negro el precio de la gasolina es de tres dólares por litro o más dependiendo de la zona. Además denuncian el incumplimiento de la atención a sectores prioritarios como salud y alimentación.

Otras exigencias

También hubo 77 manifestaciones para exigir el derecho a la educación y 66 protestas realizadas por jubilados y pensionados para exigir el derecho a la seguridad social. De acuerdo con el OVCS, los manifestantes pertenecían en su mayoría a Petróleos de Venezuela (Pdvsa), el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (IVSS), la Siderúrgica del Orinoco (Sidor) y otras instituciones.

Cada mes los jubilados y pensionados son sometidos a condiciones extremas para poder cobrar la pensión, desde aguardar largas colas bajo el sol sin desayunar, hasta irse con las manos vacías.

“Exigimos a las autoridades responder y atender de forma democrática las exigencias de los venezolanos. En lugar de planificar y promover jornadas electorales al margen de la Constitución, y que generan mayor inestabilidad política, dedicar ese tiempo y recursos a buscar soluciones y resolver los diversos problemas que aquejan a los ciudadanos”, versó el documento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.