Ramírez y su directiva mentían para endeudar a PDVSA

0
68
Rafael Darío Ramírez Carreño, quien fuera ministro de Petróleo y a la vez presidente de PDVSA durante una década, es el jefe del "Clan Ramírez".

Esta es una pequeña muestra de la tragedia a la cual Ramírez Carreño llevó a PDVSA para complacer los sueños de grandeza de Hugo Chávez, quien fue, literal y políticamente, un paracaidista


 

Gustavo Coronel / Las Armas de Coronel (Venezuela) – 12/05/2020

En 2011 PDVSA publicó un prospecto para emitir bonos por la cantidad de $3.000 millones. Ver:

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Download [3.08 MB]

Al leerlo uno encuentra tantas mentiras que es difícil comprender cómo hubo clientes para esta emisión. A una tasa de casi el 13% de interés, sospecho que muchos de esos bonos fueron comprados por los mismos chavistas, quienes no dudaban de que la empresa les pagaría. Quizás ello explique el porqué nadie parecía preocuparse de las mentiras.

El documento está lleno de falsas afirmaciones en lo operacional, lo financiero y lo administrativo. En el sector de la refinación y el transporte marítimo, por ejemplo, el prospecto decía:

  • En Pernambuco, Brasil, se está construyendo una refinería para procesar 200.000 barriles diarios de la Faja del Orinoco, con financiamiento de PDVSA. La refinería comenzaría a operar en 2015. Sin embargo,  desde 2007 PDVSA había comenzado a fallar en ese financiamiento, nunca hicieron los aportes que les correspondía hacer,  hasta que Brasil los botó. Todavía en 2011 Chávez decía: «La refinería está adelantada. Creo que se inaugurará pronto. Eso no se ha detenido, está en plena construcción. Todo está hecho para el matrimonio, todo está dado para el gran matrimonio que se concretará allá en Pernambuco”.
  • “En Ecuador planificamos el desarrollo del complejo refinador ‘Eloy Alfaro Delgado’ para procesar 300.000 barriles diarios de petróleo”. Desde 2008 se había formado una empresa con un 49,9% de acciones de PDVSA y fue dos años después que se firmó un contrato para la ingeniería básica de la obra, otorgándose un contrato por $235 millones a la corrupta empresa Odebrecht. La refinería nunca se construyó y su estimado de costos original de $4.000 millones pasó, mágicamente, a ser de $14.000 millones. PDVSA dejó a Ecuador cargando el muerto, sola, después que Correa y Chávez hicieron abundante propaganda fraudulenta.
  • Construiremos una refinería en Nicaragua (El Gran Sueño de Bolívar). Solo se puso la primera piedra, la cual costó millones; una refinería en Matanzas, Cuba; una refinería en Dominica; una refinería en Siria; tres refinerías en China, Shanghái, Lenie Yan y  Weihai; una refinería en Vietnam; una refinería en Haití. Ninguna de ellas se construyó. Eran cuentos de camino para sonar como empresa en plena expansión.
  • Se construirán tres importantes refinerías en Venezuela, ninguna de las cuales pasó jamás del movimiento de tierras, si es que lo hicieron. Una en Cabruta, para 221.000 barriles diarios; una refinería llamada Batalla de Santa Inés, batalla que nunca ocurrió, para procesar 100.000 barriles diarios y una refinería en el Zulia para procesar 200.000 barriles diarios de petróleo pesado. Las inversiones que se requerían para estas refinerías eran del orden de los $25.000 millones. Todas ellas estarían listas en 2014. ¿Dónde están hoy? Se despilfarró un dineral en estimados, proyectos, movimientos de tierra, viajes y, presumiblemente, en comisiones.
  • Se construirán  20 tanqueros a un costo de unos $1.600 millones. Nadie sabe qué pasó al final con los tanqueros que se pidieron a Irán, Argentina, Brasil, Portugal y China. En 2013 PDVSA anunció que habían llegado cuatro tanqueros Suez Max pero esos tanqueros eran alquilados, no eran propiedad de PDVSA. El Universal del 10 de octubre de 2013 dijo: “Aunque Petróleos de Venezuela dijo que el Río Arauca y el VLCC Ayacucho (de 2 millones de barriles de capacidad) arribaron desde China, en el caso del Río Arauca su registro revela que son propiedad de Horizon Tankers, una firma con sede en Grecia”. Ese mismo año Mariana Párraga, de Reuters, reportó que los tanqueros pedidos a China, Argentina e Irán nunca habían navegado. PDVSA no pagaba y los tanqueros nunca se entregaban. En una ocasión, en Argentina hubo ceremonias para botar al tanquero “Eva Perón”, el cual se pudrió en el astillero, mientras que en Irán se celebró la botadura del “Sorocaima”, el cual no navegó porque se había deteriorado en espera de pago por PDVSA. La embajada de Venezuela en China publicó en su página web un trabajo “especial” sobre la botadura del Carabobo, que tituló “El buque Carabobo comienza a surcar los mares para transportar combustible venezolano a China”. En la nota se lee: «A la ceremonia asistieron el Presidente de PDVSA Naval, Ing. Héctor Pernía, el Vicepresidente de PETROCHINA Yuan Yang, el Presidente de Bohai Shipyard Group Co., LTD, Li Tianbao y el Director Gerente de PDVSA China, Ing. Francisco Jiménez. En representación de la Embajada de la República Bolivariana de Venezuela en China, participaron el Ministro Consejero Gonzalo Vivas y la Consejera Silvia Aular. La Consejera Aular, en representación de la Embajadora Rocío Maneiro, tuvo el honor de ser nombrada Madrina de la embarcación y cortar la cinta para bautizar al tanquero Carabobo“. Ver: El desastre de los tanqueros de PDVSA por Gustavo Coronel – 17 de octubre 2014. Dos años después fue que apareció este tanquero. A pesar de que las ceremonias se realizaban los tanqueros nunca navegaron o navegaron años después, ver: Tres tanqueros para Venezuela, varados en astilleros pese a ceremonias de lanzamiento.

¿Quiénes eran los miembros de la Junta Directiva que aprobaba estos desastres? El prospecto los enumera: Rafael Ramírez Carreño Presidente; Asdrúbal Chávez, vicepresidente; Eulogio del Pino, vicepresidente; Eudomario Carruyo; Hercilio Rivas,  Carlos Vallejos, Ricardo Coronado, Luis Pulido, Fadi Kabboul, Iván Orellana, Aref Eduardo Richany, Directores. Estas personas eran y son solidariamente responsables de las mentiras e inexactitudes contenidas en este documento.

Esta es una pequeña muestra de la tragedia a la cual Ramírez Carreño llevó a PDVSA para complacer los sueños de grandeza de Hugo Chávez, quien fue, literal y políticamente, un paracaidista.


Artículo publicado en Las Armas de Coronel el día 09/05/2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.