Víctor Poleo: Caracas no fue diseñada para cortes de luz por sectores

0
40

El ingeniero y ex vice ministro de Energía Eléctrica, Víctor Poleo, indicó que en cuanto a los racionamientos eléctricos “lo peor está por venir”


 

Saraí Coscojuela / Tal Cual (Venezuela) – 21/04/2016

Luego de que el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, anunciara que los cortes de luz llegarían a Caracas, Poleo en declaraciones a TalCual señaló que la capital no fue diseñada para estos apagones programados.

Explicó además que la Electricidad de Caracas fue tomada en el año 2000, a través de una oferta pública de acciones hostiles, por una empresa estadounidense llamada AES International, y que esta compañía no realizó inversiones. “Por el contrario hizo un gran negocio como ellos mismo afirman, vendiendo terrenos urbanos que habían sido comprados para la expansión de sus extensiones y corredores eléctricos”.

Para el ingeniero, lo que se produce con los cortes eléctricos a nivel nacional es una suerte de ensayo y error, pues existen zonas donde hay hospitales, clínicas que se deben proteger “y como la ciudad no fue preparada, habrá que hacer racionamientos selectivos y ese es otro problema de ingeniería, es decir, cómo racionas Altamira sin afectar la Clínica El Ávila, solo a manera de ejemplo”.

Aunque explica que sí es posible hacer ese tipo de cortes eléctricos “selectivos” desde el punto de vista la ingeniería, recalca que el sistema urbano no fue pensado para eso. Además, está el hecho de que a las clínicas y a los centros comerciales se les ha obligado a generar su propia electricidad con plantas, lo cual provoca otro problema porque “bastaría consultar a los Bomberos de Caracas, que ya se han pronunciado sobre esto, y es que no favorecen el almacenamiento de combustible diésel en espacios cerrados, valga decir sótanos. Además que Caracas no está preparada para tener al lado de clínicas litros de combustible para cuando llegue un racionamiento”.

No son fallas

En su alocución, el ministro Motta Domínguez señaló que aunque existen cortes programados podrían producirse algunos “fortuitos”. Esto lo traduce Víctor Poleo como una señal de que los cortes de luz llegarán sin previo aviso.

“Que llegue un racionamiento sin previo aviso a residencias, por ejemplo, implica refrigeración de alimentos, comunicaciones, implica en el entorno urbano banca, también agua si son edificios que necesitan bombas para subirlos a distintos pisos. Son interminables las implicaciones de los daños sociales y económicos por la irresponsable conducción del sector eléctrico”, agregó Poleo.

Además, aseguró que actualmente no se puede hablar de fallas en el sistema eléctrico, pues la demanda ha sido disminuida y por lo tanto no se pueden trasgredir los protocolos o las reglas de transmisión del Caroní al centro del país. “En el pasado tuvimos 10 grandes fallas eléctricas y mecánicas en las líneas de transmisión, pero ya la demanda es tan baja, que lo que se entiende por fallas, es decir, por saturación de circuitos o por mala praxis en la operación del sistema no van a ocurrir”.

Poleo explicó que la demanda eléctrica tiene unos comportamientos con unos picos durante las tardes y al mediodía y esos picos son los que van a cortar. «¿A quién se lo van a cortar? No sé, lanzarán los dados y dirán La Candelaria y 23 de Enero, o en el este de Caracas».

En todo caso, el ingeniero reafirma que esto ya era un hecho predecible, “lo habíamos dicho antes, es que Caracas va a ser racionada y en buena teoría es justicia que los caraqueños compartan con los venezolanos del interior el sufrimiento que tienen soportando desde hace ochos años”.

Igualmente, señala que aunque el Metro de Caracas fue diseñado con un sistema de acometida de doble seguridad, las fallas eléctricas también le han tocado desde hace cinco años. Deduce que ha sido la falta de mantenimiento en los conductores que corren a lo largo de los túneles y electrifican las líneas, “entonces aquí también hay otro riesgo que no es fortuito, es predecible”.

El ex viceministro recordó que hace menos de dos años se produjo un incendio en las instalaciones de la subestación Boyacá, en la salida de La Florida por la Cota Mil, que provocó fallas en el Metro.

“Todo esto estaba advertido. Hay ingeniería para resolver problemas en la generación termoeléctrica y sin embargo Tacoa que está al 20% y Plantacentro está en cero megavatios. El Caroní solo no puede honrar la demanda, necesita un complemento eléctrico en el Zulia, Occidente y el Centro, pero no lo tiene. Pero esto no lo estamos descubriendo ahora, esto fue alertado casi desde el año 2005”, puntualizó Víctor Poleo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.