Alberto Scuncio, el empresario de las cajas de alimentos: “Venezuela es la respuesta inequívoca a mi inquietud de buscar oportunidades comerciales”

0
42
Alberto Scuncio.

El empresario argentino relata cómo ha sido el proceso de convertirse en el mayor proveedor de cajas de alimentos del gobierno, a ser objeto de cuestionamientos por sus negocios con el extranjero


 

Felipe Díaz / La Tercera (Chile) – 05/02/2021

Ocurrió a mediados del año pasado. El gobierno impulsó la entrega de cajas de alimentos a las familias más necesitadas, como una forma de apoyar a quienes se encontraban bajo medidas de confinamiento. Esto, en el marco de la estrategia para frenar la propagación del coronavirus en Chile.

Y fue a raíz de este proceso que el nombre del ciudadano argentino Alberto Scuncio cobró relevancia. Una de sus sociedades, la firma Distribuidora Llacolén, se convirtió en la mayor proveedora para la primera entrega de cajas de alimentos, con la venta de 250 mil unidades a la Intendencia Metropolitana, por un total de $ 8.750 millones. Pero eso no era todo. También se conoció que existían alertas financieras por los negocios de Scuncio con Venezuela -donde exporta insumos que terminan siendo parte de las famosas Cajas CLAP del régimen de Maduro– y que incluso podría ser objeto de una investigación por lavado de activos.

Esto último se despejó el pasado 13 de enero, cuando el Ministerio Público aclaró que el empresario no tiene la calidad de imputado. Y en esta entrevista, Alberto Scuncio relata su versión de todos estos hechos.

¿Por qué se radicó en Chile?

Tenía hace mucho tiempo, la visión de que Chile era un país que avanzaba sostenidamente, ordenado, institucionalmente muy estable, lindo país, buena gente y requería instalar el concepto de bebidas de 2ª línea.

¿A qué rubro de negocios se dedica usted?

Tenemos una empresa familiar, la embotelladora, inversiones, negocios inmobiliarios, todo a una escala menor. Hoy prácticamente administrados por mis hijos y un gerente de toda mi confianza.

¿Cómo entró al negocio de las cajas?

Mediante una cotización de un valor que era bueno al gobierno y que podía entregar en tiempo y forma. Cuestión qué ocurrió de tal modo. Tenemos un equipo muy bueno, que nos permite cumplir en plazos muy ajustados y con muy buenos precios.

¿En qué consisten sus negocios con Venezuela?

Mire, en mi calidad de emprendedor, siempre estoy en la búsqueda permanente de oportunidades comerciales. Venezuela es la respuesta inequívoca a esa inquietud. Había estado en ese país intentando suscribir un contrato para traer bencina para aviones y la creación de una ruta para volar de Santiago, La Paz, Caracas. Aquello fue de larga data, y finalmente, cuando estábamos ad portas de cerrar un convenio, fallece lamentablemente el mentor de la idea, que era mi gran amigo y destacado empresario don Jurgen Paullman. La empresa decidió no continuar adelante con el negocio. Había perdido más de un año en tratativas, reuniones, días y semanas de espera. Mientras todo eso ocurría, miraba la actividad de las autoridades y población de Venezuela y advertí el notable ingreso de mercaderías bajo la modalidad de cajas CLAP, millones por mes.

¿Qué ocurrió después?

Entonces, conversé con algunas personas que había conocido en reuniones totalmente distintas de los alimentos y pedí que me contactaran con la gente que estaba a cargo de las compras. Al tiempo, suscribimos un primer contrato de 1 millón de cajas año 2017 y 2018, 2 millones de cajas, que no alcancé a cumplir en su totalidad por los problemas de bloqueo ocasionados a Venezuela y las restricciones de operar en la banca internacional. Fueron momentos muy duros para mí.

De mi paso por Venezuela y de los contactos que hice, pude conocer el negocio de la urea, que es un fertilizante derivado del petróleo y que usan los campos chilenos y representa un mercado de 500 mil toneladas por año en Chile. En ese contexto, pude negociar con la venezolana Fertinitro el poder importar a Chile algunos embarques de fertilizante que, al día de hoy, ha alcanzado la cifra de 250 mil toneladas en un periodo de 3 años.

¿Qué le parece que bancos y la ANI hayan emitido alertas por sus vínculos con Venezuela?

Mientras esas alertas hayan venido de información confiable y bajo las normas de un estado de derecho, nada podría decir a ese respecto. Ahora, que esa información se haya filtrado de la manera pública como sucedió, es horrible. El descrédito personal, familiar y comercial, se vino al suelo. Conocí de primera mano el rechazo más absoluto de clientes y las pérdidas han sido grandes. En relación a los bancos, solo puedo decir que mis abogados están iniciando acciones en contra de aquellos que, actuando precipitadamente, tomaron decisiones muy injustas que provocaron grandes pérdidas a mis empresas, inversiones, pero sobre todo en el plano moral.

¿Cuál es el rol del senador Alejandro Navarro en este negocio?

Definitivamente ninguno. Conozco al Senador Navarro, como conozco a otras autoridades de uno y otro lado, pero no tengo relaciones con ellos.

¿De qué manera le ha afectado que esta información se haga pública?

Es triste decirlo y peor vivirlo. Lo hemos pasado muy mal. Mi familia y yo. Somos gente de esfuerzo. Nos ha ido bien, pero hecho bajo la modalidad de prácticas lícitas y transparentes. Prueba de ello, es que no ha habido autoridad administrativa, judicial, que haya podido singularizar un acto ilícito en concreto. Sobre todo, después de conocer la posición de la fiscalía en mi caso, que dijo no haber sido nunca imputado en causa alguna. ¿Le parece a usted que es mucho? ¿Justo?

¿Cómo tomó la comunicación de la fiscalía de que usted no tenía calidad de imputado?

Con tranquilidad. Siempre tuve la absoluta convicción de que no ha habido nada ilícito en el modo como he gestionado mis negocios y, por lo mismo, no tuve problemas en que mi abogado ofreciera entregar a la fiscalía todos los medios de prueba que usualmente son los más relevantes para una investigación penal de esta naturaleza.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.