Chávez desnacionalizó industria petrolera

0
80
PDVSA está quebrada, no encuentra quien le preste dinero.

Secundado por una clase política predadora e indigente intelectualmente, Chávez ha desnacionalizado la industria petrolera. Ese es el diagnóstico de Víctor Poleo, experto petrolero quien acompañó al régimen chavista en sus primeros años


 

Carolina Alcalde / El Nuevo País (Venezuela) – 21/03/09

Víctor Poleo Uzcátegui, profesor e investigador del postgrado de economía petrolera de la Universidad Central de Venezuela dice que el presidente Chávez «ha materializado la destrucción de la industria petrolera», colocándola a merced del gran capital petrolero internacional. Poleo es experto en materia petrolera, fue director del Ministerio de Energía durante los primeros años del actual gobierno.

–Diversas versiones hablan de la crisis de PDVSA y en términos de su virtual quiebra como empresa… ¿Cuál es la situación real?

–Luego de los hechos del 2002 PDVSA devino en el epicentro de un Estado paralelo. La nueva PDVSA, con sus precarios índices de productividad y rendimiento, actúa con sus grandes aportes fiscales y cuasi fiscales como subsidiaria de un gobierno cuyo modelo erogativo contempla el financiamiento del gasto público con propósitos políticos y geopolíticos en desmedro de la inversión productiva en la industria capital de la nación.

–¿A quién beneficia la política del «socialismo petrolero»?

–El guión «nacionalista» de la política petrolera revolucionaria nos es ajeno a los venezolanos. Está conceptuado y ejecutado más allá de nuestras fronteras por los ex-soviets de Putin, la juguetería armamentista de Bielorrusia, las transgresiones de Ahmadinejad y las históricamente recurrentes ambiciones de La Habana por apropiarse de la renta petrolera venezolana.

–¿La llamada Nueva Pdvsa es mejor que la vieja…?

Chávez ha materializado la destrucción de la industria petrolera nacional bajo la idea de «refundar la nacionalización petrolera bajo los despojos de la apertura petrolera de los 80s». Secundado por una clase política predadora e indigente intelectualmente, inicia su tarea destructiva descapitalizando de conocimientos a la industria petrolera nacional que es la mayor tragedia que jamás haya sufrido la República.

–¿Realmente quién controla PDVSA? ¿A quién le pertenece?

Chávez y su establo petrolero desnacionalizan la propiedad del recurso y de la renta en una caprichosa relación de 60:40 entre PDVSA y los nuevos socios. La realidad no puede ser de mayor ironía: estigmatizada PDVSA internacionalmente como una empresa que no lo es, carente de credibilidad y respeto, los capitales necesarios para invertir, propios y ajenos, le son requeridos a los socios «mixtos» como agentes intermediarios.

–¿Cómo está la estatal venezolana en cuanto a transparencia?

–La praxis política del gobierno revolucionario es desinformar y avasallar con propaganda. PDVSA se escapa de la Security and Exchange Comission en 2005, no presenta balances auditados desde 2006 y el tal Ministerio Popular de la Energía elude rendir cuentas al soberano.

–PDVSA es la gallina de los huevos de oro… ¿Por qué la destruye el actual gobierno?

–La clase militarista en funciones de gobierno nunca ha trabajado, luego les resulta natural destruir lo construido, mientras que la clase civil predadora de renta nunca tuvo un compromiso con el llamado pueblo. Hugo Chávez es un Azote de Nación. PDVSA -que ya no es una corporación petrolera- sobrevivirá tanto en cuanto ocurra un previsible cambio político, cuando haga crisis el desamor de las clases trabajadoras y profesionales, de los estudiantes, del soberano víctima de un fraude político sin precedentes.

–Las refinerías venezolanas deben someterse a mantenimiento mayor. Eso implica altas erogaciones y paralización de la producción de gasolina…

–La nueva PDVSA se refugia en desinformación. En diciembre se anunció la parada de los crakeadores -fábrica de gasolinas- de Amuay-Cardón, pero no se ha anunciado la puesta en marcha. Se dice que El Palito acumula dos meses de parada, ya lo sea por mantenimiento y/o por carencias operativas. En fin, leyendas urbanas indican que importamos gasolinas.

–¿Es cierto que Pdvsa no tiene fondos para pagar los costos del mantenimiento de las refinerías?…

–Ya son meses escuchando que PDVSA acude -con poco éxito- a los mercados internacionales de capital. Por primera vez en la historia, el «presidente» de una petrolera se declara en quiebra, dice no tener dinero para pagar a sus contratistas, es decir, 7.000 millones de dólares.

La entrega de la Faja del Orinoco

–Están en marcha licitaciones de áreas de la Faja de Orinoco. ¿ Cree que empresas petroleras extranjeras están dispuestas a invertir?

–Una empresa petrolera está dispuesta a invertir en proyectos de exploración y producción. PDVSA la nueva es una amarga anomalía. Ha cultivado una asimetría corporativa que hoy nos ubica débilmente ante el Capital Petrolero Internacional. Nunca antes como ahora hemos estado y estamos por entregar tanto. De allí que en el plan Obama sea estrangular la renta petrolera de los rentistas transgresores, Irán, Rusia y Venezuela… 

La Faja del Orinoco se exhibe hoy como mosaico de banderitas chinas, paraguayas, hindúes, vietnamitas…. en aras de pseudo alianzas estratégicas con el atraso tecnológico y las carencias de capital.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.