Cuestionan en Caracas otro negocio cerrado con Argentina

0
62
The delays in maintenance and expansion are dramatic.

Ponen bajo la lupa un contrato por US$ 350 Millones / Técnicos y opositores apuntan a obras que hace el grupo Pescarmona


 

Nicolás Wiñazki / Clarín (Argentina) – 02/05/10

Los negocios entre el gobierno de Hugo Chávez, el de los Kirchner, y sus empresarios afines, generan aquí cada vez más polémica. Uno de los últimos debates involucra a la compañía Impsa, de capitales argentinos, cuyo propietario es Enrique Pescarmona. La oposición al chavismo y un grupo de expertos afirman que la empresa cobrará cifras «exhorbitantes» para repotenciar la represa Macagua I, en el estado de Guayana, sin que nada garantice, además, que el objetivo final se logre. Esto se da un contexto de una crisis energética muy grave: en Caracas, por ejemplo, las oficinas públicas están obligadas a cortar su luz a la una de la tarde.

El contrato por el que Impsa quedó a cargo de Macagua I le fue adjudicado de manera directa, sin pasar por licitación, a pesar de que era por 223 millones de dólares. Hoy, esa cifra aumentó: sobrepasa los 350 millones de dólares.

Según un grupo de especialistas, esos números son exagerados, a lo que se suma la incertidumbre de si efectivamente se terminará por repotenciar la represa: «La empresa argentina Impsa ‘rehabilita’ el equipamiento electromecánico de Macagua I a un costo cercano a los 400 millones de dólares, con la ironía de no añadir ni un 1 kWh a la generación del sistema hidroeléctrico del Bajo Caroni», describe uno de los párrafos del análisis de los expertos. Según dicen, eso ocurrirá debido a que existen una serie de fallas técnicas en el contrato: Impsa, por caso, solo debe realizar la repotenciación de los equipos pero nadie se hará cargo de los trabajos para que puedan funcionar con todo su potencial. El estudio fue realizado por el director de la Oficina de Planificación de Sistemas Interconectados, Miguel Lara; por el ex vice ministro de electricidad Víctor Poleo; y por los ingenieros Jorge Pirela y Gustavo González. Según una nota del diario Tal Cual, también se cuestiona que la empresa que hizo los estudios previos que justifican la repotenciación de Macagua I fue la propia Impsa, luego beneficiada por esa conclusión.

Hace pocas semanas, un grupo de diputados de la oposición a Chávez expuso en la Asamblea (el Congreso venezolano) el «caso Impsa-Macagua I», como ejemplo, según dijeron, de lo poco claros que son los negocios que se realizan entre los gobiernos de VenezuelaArgentina. Fue por esto mismo que la diputada Pastora Medina, representante del Estado Bolívar, le pidió a las autoridades que la presidenta Cristina Kirchner no sea la único oradora internacional ante el poder legislativo venezolano en los actos con motivo del Bicentenario, cosa que fue rechaza.

Ante Clarín, Medina denunció que este tipo de contratos demuestran que «la relación entre los gobiernos de Argentina y Venezuela está prostituida».

Quien hizo la gestión en Venezuela para que Impsa repotencie Macagua I fue el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, quien niega de manera enfática, muy contundente, ser el verdadero jefe de la diplomacia político-comercial con Caracas.


Fuente: https://www.clarin.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.