Gobierno de Maduro celebra producción diaria de un millón de barriles de crudo, expertos lo dudan

0
107
Personas caminan junto a la escultura de una mano que sostiene la estructura de un pozo de petróleo en las afueras de la sede de la estatal PDVSA, en Caracas, el 3 de enero de 2020.

El gobierno de Maduro asegura que logró aumentar su producción a un millón de barriles de crudo al día, pero fuentes sindicales y economistas dudan de esa cifra, si bien reconocen que el intercambio con Irán impulsó la producción


 

Gustavo Ocando Alex / Voz de América (USA) – 27/12/2021

El gobierno de Venezuela anunció la semana pasada que logró aumentar su producción de petróleo a un millón de barriles por día. Fuentes independientes consultadas por la Voz de América dudan de la veracidad de la cifra, si bien creen que Irán colaboró con la mejoría de la industria petrolera en el país sudamericano en los últimos cuatro meses del año.

La empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) reportó la cuota oficialmente en Nochebuena en Twitter, diciendo que el hito se logró gracias al “conocimiento, experticia y sentimiento patrio” de los trabajadores.

Venezuela inició el año 2021 produciendo un promedio de 530.000 barriles al día. La crisis económica nacional, marcada por la hiperinflación, coincidió con el desplome de su producción petrolera. Se calcula que esa industria aportaba hasta el 95% del producto interno bruto del país suramericano.

El gobierno de Maduro argumenta que las sanciones económicas que le impuso Estados Unidos desde 2017 causaron un efecto devastador en la industria petrolera, alejando a inversionistas y proveedores por temor a represalias.

Dirigentes sindicales y políticos de la oposición, sin embargo, aseguran que la crisis en PDVSA es anterior a las sanciones, y alegan que se debe a la falta de mantenimiento preventivo de pozos y activos, la expropiación de decenas de empresas de servicio y la ausencia de mano de obra calificada.

Tanto Maduro como su ministro de Petróleo y exgobernador venezolano, Tareck El Aissami, habían reducido a mediados de año su meta original de 1,5 millones de barriles de crudo al día a un millón por jornada.

En febrero, cuando las expectativas del encargado de la cartera petrolera eran más altas, explicó a la prensa que el país esperaba una inversión de 1.200 millones de dólares para reactivar la industria petrolera nacional.

En diciembre de 2020, Venezuela producía un promedio de 430.000 barriles de petróleo por día. Un año antes, reportaba hasta 890.000 barriles por jornada.

En 2018, el país cerró su cuota de producción en 1,3 millones de barriles diarios. La cifra dista de la bonanza de la que disfrutaba la industria petrolera venezolana en 1999, cuando Hugo Chávez asumió la presidencia. Entonces, los informes daban cuenta de la extracción, procesamiento y venta de 3,1 millones de barriles por día.

Entre bloqueos y acuerdos

El Aissamique se ausentó de sus labores por al menos dos semanas por razones de salud, aseguró el día de Navidad que Venezuela había logrado alcanzar la meta promedio de un millón de barriles.

En un mensaje navideño difundido por la cadena oficialista Telesur, el ministro de Petróleo agradeció a los trabajadores de PDVSA por realizar sus oficios “a pesar de las amenazas del bloqueo criminal de Estados Unidos”.

La agencia especializada en noticias económicas Bloomberg detalló que el registro oficial venezolano da cuenta de una producción de 1.041.660 barriles de petróleo entre los yacimientos de la Faja del Orinoco (577.000 barriles), occidente (242.850 b/d), oriente (211.740), y gas (10.070).

Alianza clave con Irán

Rafael Quiroz, economista experto en petróleo, explicó que la “alianza” de Venezuela con Irán fue clave para el aumento de la producción, con especial énfasis en las operaciones en la Faja Petrolera del Orinoco.

“La alianza de intercambio de crudo por nafta con el gobierno iraní ha permitido que se recupere la actividad petrolera en la Faja y aumente la producción”, aseguró el especialista en un artículo.

Quiroz dijo a la VOA que El Aissami “rinde culto a la mentira” al anunciar una cifra de producción de un millón de barriles de crudo. Consideró que esa información oficial trataría de hacer olvidar la promesa de dos millones de barriles por jornada que publicó a finales de 2020.

“Es hora de que el ministro El Aissami deje de estar engañando a la población venezolana”, dijo el experto, y advirtió que la industria petrolera venezolana vive “condiciones dramáticas” de cara al año nuevo

Sus cálculos de la producción son ligeramente más bajos que los anunciados por PDVSA y El Aissami, no obstante. Quiroz ve “factible” que Venezuela haya llegado a un promedio de 800.000 barriles diarios en diciembre.

Un reciente reportaje de la agencia Reuters califica los acuerdos energéticos con Irán como “un punto de inflexión”. Precisa que PDVSA y la estatal Compañía Nacional de Petróleo de Irán (NIOC) concretaron en septiembre pasado un acuerdo de intercambio del llamado oro negro por nafta, para poder “generar crudos de exportación a partir del petróleo extrapesado” de la Faja del Orinoco.

Cifras «adulteradas»

Iván Freites, dirigente sindical petrolero, asegura que las cifras presentadas por el gobierno venezolano están “adulteradas”. Concuerda, eso sí, en que los acuerdos con Irán son claves para elevar la producción en la Faja del Orinoco.

Según las cifras que recibe de los trabajadores desde los campos y yacimientos, la producción petrolera en Venezuela asciende a solo 720.000 barriles al día.

“Ellos adulteran las cifras. Lanzan un número allí para decirle al mundo que en Venezuela se está recuperando todo”, aseguró Freites a la VOA desde Bogotá, Colombia, donde se encuentra exiliado por persecuciones políticas en su contra.

La producción en occidente, específicamente en Zulia, no supera los 180.000 barriles de crudo por día, de acuerdo con sus reportes. La cifra es 60.000 barriles inferior que la reflejada en los informes del gobierno de Maduro.

Las dificultades de producción obedecen a la falta de “fuerza de obra calificada” y las frecuentes fallas del servicio eléctrico en regiones como Zulia, que años antes era, según Freites, “el estado emblemático mundial de producción de petróleo” gracias a su producción de 1,5 millones de barriles al día.

La agencia Bloomberg reportó a comienzos de mes que PDVSA recurrió a “medidas desesperadas” para levantar su producción, como el otorgamiento de contratos a empresas de poco renombre o la concreción de pagos mediante “mochilas rellenas de dólares estadounidenses”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.