La demanda por fraude que rompió el pacto entre Smartmatic y el chavismo

0
67
Esta demanda llega formalmente ante el CIAR cinco años después del cese de los negocios de Smartmatic con el chavismo, que comenzaron en 2004 con el polémico referendo revocatorio contra Hugo Chávez. (Twitter).

La empresa de tecnología electoral Smartmatic demandó ante el Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR) al chavismo por fraude en 2017 y solicitó una indemnización y expropiación de activos


 

Gabriela Moreno / PanAm Post (Latinoamérica) – 08/06/2022

La estrecha relación entre la empresa proveedora de tecnología electoral Smartmatic y el chavismo terminó con una demanda. La compañía exige una indemnización de 1500 millones de dólares al Estado venezolano por el fraude comicial del 30 de julio de 2017 que le permitió al régimen instalar una Asamblea Nacional Constituyente, que por cierto extendió su funcionamiento por más de tres años y nunca cumplió con su rol natural de redactar una nueva constitución, evidenciado así que su única función fue bloquear el ejercicio de la legítima Asamblea Nacional durante el periodo que estuvo dominada por la oposición.

La demanda contra el chavismo interpuesta por Smartmatic ante el Centro Iberoamericano de Arbitraje (CIAR) también incluye una solicitud de expropiación de activos. El lío legal entre las partes que durante más de una década se aliaron para imponer el voto electrónico sorprende.

La querella ingresó al organismo de arbitraje mediante la multinacional británica SGO Corporation Limited, de la que forma parte Smartmatic desde 2014, argumentando «retaliación mediante la falta de cumplimiento deliberada y arbitraria de una serie de pagos contractuales».

Manipulación de un millón de votos

Según la empresa, el chavismo «manipuló» los resultados de la jornada para provocar una variación de un millón de votos en el resultado final que anunció el Consejo Nacional Electoral (CNE), dejando a un lado «varias de las medidas de seguridad electoral que habían sido usadas en otros procesos electorales y al final de la consulta reportó unos resultados distintos a los reflejados en el sistema electrónico de Smartmatic».

Con la maniobra, el régimen cifró la participación en 8,1 millones de votantes de los 19,4 millones convocados. Al respecto, el Observatorio Electoral Venezuela divulgó en su cuenta de Twitter que «los sistemas electorales más exitosos del mundo no son necesariamente los que gozan de la última tecnología o de la mayor cantidad de auditorías, sino los que se han ganado mayores niveles de la confianza de todo el electorado y los actores políticos».

Una relación de amor que terminó en odio

En la petición de arbitraje, SGO Corporation sostiene que Venezuela lideró una campaña de persecución contra Smartmatic, con supuesto hostigamiento, extorsión y asedio contra los empleados para intentar forzar la certificación de los resultados electorales falsos que incrementaban la participación.

Esta versión llega formalmente ante el CIAR cinco años después del cese de los negocios de Smartmatic con el chavismo, que comenzaron en 2004 con el polémico referendo revocatorio contra Hugo Chávez y superaron los 120 millones de dólares en sólo tres de las 15 elecciones en las que esta compañía participó.

También se presenta después del auge de contratos de la compañía en Estados Unidos, donde su negocio de democracia digital asumió el proceso en el condado más poblado: Los Ángeles, la jurisdicción con 5,2 millones de votantes registrados y 5.000 lugares de votación donde instaló 31.100 máquinas, lo que representaba la mayor adquisición electoral en Norteamérica.

Ahora, tras la polémica sobre la transparencia de los comicios en Estados Unidos y el fraude denunciado en Venezuela, la trasnacional afirma que la expropiación de activos tangibles e intangibles de Smartmatic ejecutada por el chavismo benefició a la empresa argentina ExCle, que la sustituyó en 2017.

SGO Corporation estará representada por ReedSmith LLP (Miami) y un equipo integrado por los abogados Francisco A. Rodríguez, Gilberto Guerrero-Rocca, Sandra Millor y Rebeca Mosquera, quienes recientemente se incorporaron al área de disputas globales. ¿Qué hará el chavismo? Reina el silencio. Mientras tanto, la oposición venezolana se alista para participar en 2024 en otras elecciones con el régimen con el mismo sistema electrónico tan cuestionado.


  • Gabriela Moreno / Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con énfasis en las fuentes de política e internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.