No se vislumbra alivio en suministro eléctrico

0
61

La crisis eléctrica se inscribe en un criminal proyecto habanero signado por la confrontación entre el Cuartel vs. la Universidad, entre la barbarie vs. el conocimiento


 

Aída Gutiérrez / Revista Zeta (Venezuela) – 17/12/10

Para el ingeniero Víctor Poleo Uzcátegui, la crisis eléctrica -si bien cabalga sobre incompetencia y desprofesionalización- es una crisis de intencionalidad política. Este reconocido experto en el sector energético y profesor en el postgrado de Economía Petrolera en la Universidad Central de Venezuela, expone sus criterios en relación al balance del sector eléctrico en 2010.

“En 2010 el Sector Eléctrico exhibe un rostro desfigurado. En apenas una década (1999-2010) ha experimentado una irreversible degradación de sus activos físicos y profesionales, en oposición a lo que fuera la construcción de un formidable Sistema Eléctrico Interconectado durante la segunda mitad del Siglo XX”, indica.

Considera importante recordar que en enero de 2010 Alí Rodríguez es nombrado Ministro de Energía Eléctrica (sector hasta entonces adscrito al Ministerio de Energía) y en diciembre del mismo año se promulga la (segunda) Ley Orgánica del Sector Eléctrico. En enero del 99, Rodríguez fue el primer funcionario asignado al Ministerio de Energía bajo la administración Chávez y en diciembre de ese año se promulga la primera Ley del Sector Eléctrico (la primera en 100 años de historia de la Industria Eléctrica en Venezuela).

Alí Rodríguez –señala el experto- no es ajeno a la destrucción del Sector Eléctrico, como tampoco lo es a la destrucción del Sector Petróleo-Gas. En efecto, en 2003 cuando era presidente de PDVSA, ejecutó la descapitalización de conocimientos (en su mayoría irrecuperables) en la Industria Petrolera venezolana, conocimientos acumulados durante un siglo en aéreas tan especializadas como geología y geofísica; ingenierías de yacimientos, producción y refinación; investigación y desarrollos de tecnologías en crudos del Orinoco.

“El criminal proyecto habanero”

Asegura Poleo Uzcátegui, que las carencias de electricidad condicionan un estado de indefensión de la sociedad y de la economía ante el gobierno que se presume es responsable del bienestar de la Nación.

-Ahora bien, cuando las carencias eléctricas permanecen en el tiempo -como viene ocurriendo y no obstante que la crisis haya sido mediáticamente conjurada-, ellas condicionan un progresivo estado de resignación en los usuarios eléctricos, resignación que a su vez condiciona la sumisión política.

-La crisis eléctrica se inscribe en un criminal proyecto habanero signado por la confrontación entre el Cuartel vs. la Universidad, entre la barbarie vs. el conocimiento.

-De allí el significante –prosigue el experto- de inducir crisis en los servicios públicos, no importando que, como la eléctrica, agreda a 28 millones de usuarios y no importando que ya los trucos no funcionen para disolverlas.

“Se trata de un Socialismo inédito, rentista y tropical, y del cual Ali Rodriguez es factótum en tanto que procónsul de La Habana en Caracas”, sentencia Poleo Uzcátegui.

Dineros eléctricos vs. inversiones eléctricas

Precisa que durante la segunda mitad del siglo XX (1950-1999), las inversiones en el Sector Eléctrico, públicas y privadas, totalizan cerca de $50.000 millones de dólares en 1998 (dólares homogeneizados en el tiempo a su valor del 98; cfr.: registros del BCV y de las empresas).

-Durante la primera década del siglo XXI, los dineros eléctricos (recursos financieros asignados al sector sin planificación ni rendición de cuentas) sobrepasan con creces los $50.000 millones de dólares (a precios corrientes).

Precisa que los dineros eléctricos 1999-2010 son de varias categorías, según sigue:

(a) US $ 8.700 millones de dólares asignados por la AN en presupuestos fiscales ordinarios y extraordinarios.

(b) US $ 20.000 millones de dólares asociados a un sistema paralelo de financiamiento con origen en FONDEN, BID, PDVSA, gobiernos amigos, Fondo Chino, entre otros.

(c) US $ 27.000 millones de dólares por factura eléctrica.

(d) US$ 2.000 millones de dólares por gobiernizaciones de empresas eléctricas.

(e) US $ 18.000 millones de dólares asociados a energía no servida.

(f) US $ 3.500 millones de dólares relacionados a gastos extra-territoriales y de los cuales Cuba captura, al menos, la mitad.

Cuba y su filosofía eléctrica

Asegura que el sistema eléctrico cubano es precario y primario, su capacidad instalada de generación en el orden de 2.000 MW (igual a la gran Caracas) y que sus sistemas de transmisión son discretos en longitud y voltaje.

-Es ahora bien conocido –continua Poleo Uzcátegui– que la filosofía cubana para sistemas eléctricos ha sido perrunamente adoptada por el así llamado Estado Mayor Eléctrico: “Alicito” (Rodríguez) y “Ramirito” (Valdez) al frente: ellos son una misma cosa, diría Raulito.

-Nadie da más de lo que tiene y Cuba no es excepción. La “filosofía cubana” para sistemas eléctricos, está a la medida de su disperso y no interconectado conjunto de plantas de generación térmica, en su mayoría, y de otras pocas pequeñas plantas hidroeléctricas.

-El sistema eléctrico cubano es energéticamente ineficiente y de muy baja confiabilidad de servicio, amen de ambientalmente dañino; y se corresponde con el estadio de desarrollo del sistema eléctrico venezolano en los años 40.

-Los varios “grupos de misioneros cubanos” que “asesoran” y ejecutan proyectos en, por ejemplo, Planta Centro, generación distribuida (unas 100 planticas diesel de 10 MW instaladas aquí y acullá), líneas de transmisión a 115 kV, etc., han admitido con comprensible vergüenza que sus conocimientos y experticia difícilmente se corresponden con un sistema de centrales hidroeléctricas como las construidas por Venezuela en el Bajo Caroní (un Guri de 10.000 MW vs. las centralitas cubanas de 50 MW); líneas de transmisión a 230.000 voltios, 400.000 voltios y 800.000 voltios en una red de 8.000 kilometros vs. líneas cubanas a 115.000 voltios y de apenas unos 1.000 kilometros.

En este sentido, Poleo Uzcategui refiere una nota de prensa de EDELCA, la cual reseñaba lo siguiente:

“Prensa. CORPOELEC-EDELCA (04/11/2010).-

Como parte del Programa de las Visitas Técnicas a los Centros de Generación del país, fue realizado un recorrido por las Centrales Hidroeléctricas del Bajo Caroní, en el cual participaron representantes de la Comisionaduría de Generación de CORPOELEC, miembros de FETRAELEC y de la Unión Eléctrica de Cuba, a fin de levantar un diagnóstico completo que permita aplicar una política conjunta basada en una nueva estrategia de desarrollo, operación, mantenimiento y suministro de energía eléctrica a nivel nacional (…)”

A juicio de Poleo Uzcategui “La Misión Energía cubana es al Sistema Eléctrico venezolano lo que una sustancia toxica a un cuerpo sano: un perverso mecanismo para apropiarse de la renta petrolera venezolana”.

-El sistema eléctrico cubano –explica- habrá de enriquecerse (literalmente) de sus asesorías al sistema eléctrico venezolano, nutrida de serios errores en Planta Centro y de siniestros en centrales como la de Barinas I, amen de ser gratificados por el regalo que Venezuela hace a Cuba de la Central Holguin, unos $800 millones de dólares y de ganancias colaterales por sus gestiones de compra-venta de equipamiento eléctrico.

-¿Cómo ve el futuro del sector eléctrico en Venezuela?

-Todo está dicho: si la crisis eléctrica es política, su solución es un cambio político. Mientras ello no ocurra, la crisis eléctrica será de mayor intensidad estructural, enfatiza Poleo Uzcategui.

La crisis eléctrica continuará en el 2011

El ingeniero Nelson Hernández, experto en energía y profesor de post grado en “Economía y Políticas Energéticas” de la Universidad Metropolitana, hace un balance del sector eléctrico en 2010:

“El gobierno, luego de aplicar la emergencia eléctrica con carácter punitivo a los usuarios, logró pasar el ‘temporal’ de la falta de suministro en distintas regiones del país. Esta medida permitió rebajar la demanda eléctrica a niveles que el SEN (Sistema Eléctrico Nacional) puede manejar. Aun hoy existe un déficit de generación de 3000 MW”.

Considera que la sobre operación de la infraestructura eléctrica (generación, transmisión y distribución) profundizó aún más la crisis motivado a la disminución de la confiabilidad del sistema. Aspecto este que se ve reflejado en las 3 térmicas a vapor, donde han estado fuera de operación por varios días y hasta semana por fatiga de las unidades de generación.

Precisa el experto que antes de las elecciones del 26S, el gobierno “liberó” el decreto de emergencia eléctrica, porque se había superado la crisis, la cual sigue vigente, vemos que las fallas continúan, ahora con fallas esporádicas y de corta duración en la región capital. Asegura Hernández que hubo un mal manejo del Guri, ya que debió gerenciarse con criterio de escasez la sobre oferta de agua en la represa.

-¿Cómo ve las perspectivas en el 2011?

-La crisis eléctrica continuará por las siguientes razones:

1. No se ha instalado la capacidad de generación que ofrecieron para el 2010.
2. La nueva capacidad de generación instalada no supera la salida de unidades de generación (balance negativo), por lo cual hoy tenemos menos capacidad operativa que hace 1 año. Solamente en Guri hay 7 unidades de generación fuera de servicio.
3. Las fallas por sobrecarga en las líneas troncales de transmisión. Esta semana se cayó la línea 230 en Guri que afecta el suministro de electricidad a Ciudad Bolívar.
4. Retrasos en el inicio y construcción de obras (donde están las gabarras que vendrían en el mes de diciembre para Tacoa)
5. Una infraestructura colapsada por una sobre explotación de la misma.
6. Nueva estructura organizativa del sector, lo cual hará más lento las tomas de decisiones como consecuencia del “aprendizaje organizacional”


Entrevista publicada en la Revista Zeta No. 1785 del 17 de diciembre de 2010 al 6 de enero de 2011. Periodista: Aída Gutiérrez / Twitter: @guti21

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.