Se evalúa impacto ambiental y daños a personas en Amuay

0
47
Se debe realizar una auditoria ambiental en Amuay (Créditos: AFP)

Con zozobra, los afectados preguntan quién pagará por las muertes, daños materiales y del entorno


 

Fabiana Culshaw / El Mundo (Venezuela) – 28/08/12

El impacto ambiental por la emisión de gases y la propagación del humo por la explosión en la refinería de Amuay preocupa a los habitantes de Punto Fijo. «No hay duda de que existe un cambio de los atributos naturales del entorno. Lo que sucede es que primero se evalúan las pérdidas humanas, se activan los planes de emergencia y contingencia, y después se abre una auditoría ambiental, la cual -según entendemos- está en proceso», señaló Diego Díaz, presidente de la ONG Vitalis y jefe de estudios ambientales de la Universidad Metropolitana (Unimet).

Vitalis explica que dependiendo del tipo de combustible y partículas implicadas en la explosión, las consecuencias ambientales son muy diferentes. En cualquier caso, se verán más claramente a largo plazo. Las autoridades nacionales han hablado fundamentalmente de gas propano líquido como el contenido de las dos esferas, causas de la ignición. Ese gas es más pesado que el aire, por lo que se están tomando extremas precauciones a ese nivel del piso. También habría petróleo fuel oil en la refinería, de acuerdo a la constatación de algunos expertos independientes, con base en las fotografías del siniestro que circularon en los medios de comunicación. El resultado es un humo denso y tóxico, aún en proceso.

«Todo indica que derrame de combustible no ha habido y que predominan los gases de combustibles quemados, pero el Gobierno todavía no ha dado el informe oficial», dijo Víctor Poleo, ex ministro de Energía 1999-2001 (en ese entonces, el cargo se denominaba director general sectorial de energía). Si bien Vitalis cuenta con técnicos en Lara y Falcón, decidió no movilizarse al lugar de los hechos, porque «lo mejor en estos casos es evitar la presencia externa en la zona afectada, para que actúe mejor el equipo técnico a cargo de la investigación», explicó Díaz.

A su juicio, las autoridades deberían recurrir a ayuda internacional para efectuar el diagnóstico del ambiente, considerando la magnitud del impacto, así como una revisión profunda de los planes de seguridad, higiene y ambiente (SHA). Díaz explica que el procedimiento en este tipo de casos es: primero atender la emergencia y apagar los focos de incendio, medidas de contingencia, auditoría ambiental y acciones correctivas para, en lo posible, revertir efectos. «La medición de las variables ambientales lleva tiempo, porque requiere análisis de muestras de suelo, aguas y vida acuática, como peces, plantas y otros animales», señaló.

La Unimet está abocada al análisis documental de las evidencias del caso y hará un pronunciamiento sobre el tema de los combustibles en los próximos días, según señaló Díaz. Por el momento, la preocupación radica en el espeso humo negro que todavía emana del patio de la refinería y la eventualidad de que algunos productos derramados lleguen al mar. En las últimas horas, los vientos se han orientado hacia el mar y no a zonas pobladas. Las autoridades de la refinería calculan que el gas propano se degradará naturalmente en las próximas horas, pero todavía no se ha confirmado si la onda expansiva ha dañado tuberías, contenedores o tanques. La comunidad internacional muestra preocupación por el tema y exige transparencia, dado que el impacto se sintió en Aruba y Bonaire.


E-mail: fculshaw@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.