Siete grupos del crimen transnacional más visibles de América Latina

0
44
El Eln ha crecido en tamaño y ganancias al llenar los vacíos que dejaron las Farc. Foto: Foto: AFP.

Así es como funcionan algunas organizaciones criminales presentes desde México hasta Brasil


 

Americas Quarterly / El Tiempo (Colombia) – 28/03/2021

Desde México hasta Brasil hay organizaciones criminales con presencia en otros países y con ejércitos enteros que además emplean sofisticados métodos. Así es como funcionan estas organizaciones.

Junto con Netflix, los servicios de entrega de alimentos y los fabricantes de mascarillas, la lista de empresas reforzadas a raíz de la pandemia también incluye a grupos del crimen organizado. Pandillas como el Primer Comando de la Capital (Pcc), en Brasil, y el cartel de Sinaloa, en México, se están aprovechando de gobiernos distraídos y poblaciones desesperadas para reforzar su control sobre franjas de la economía, las estructuras políticas y, a menudo, el territorio como bien.

La historia de los carteles que se enriquecen con el tráfico de drogas en las Américas no es nueva: tiene al menos 40 años y, aunque los nombres y los rostros cambian, es deprimente la constancia en sus temas de oferta y demanda inquebrantables (que todavía proviene principalmente de Estados Unidos). Pero hay indicios de que la pandemia realmente puede cambiar las reglas del juego, creando dolores de cabeza a largo plazo para los gobiernos de todas partes, incluida la nueva administración del demócrata Joe Biden.

Los grupos criminales prosperan más en áreas donde los residentes los ven como una versión más efectiva y solidaria del Estado. A medida que se propagaba el virus, vimos cómo las pandillas eran quienes imponían cierres en México, distribuían alimentos en El Salvador e imponían toques de queda en Río de Janeiro. Han traficado con parafernalia pandémica como mascarillas quirúrgicas, kits de prueba y desinfectantes. Y algunos esperan intentar controlar la distribución de las vacunas.

El covid también provocó un repunte del desempleo, lo que sin duda agrava la ya compleja situación de los jóvenes latinoamericanos, de los cuales más de 20 millones ni estudiaban ni trabajaban en vísperas de la pandemia. Después de que las economías de la región se contrajeron un 8 por ciento en promedio en 2020, la mayoría de los pronósticos esperan solo una recuperación del 3,5 este año, lo que significa que la miseria persistirá. Y esto ha demostrado ser un terreno fértil para el reclutamiento de los grupos ilegales en Colombia y otros lugares. Además, con menos gente en las calles, algunas pandillas se han diversificado aún más hacia el crimen digital.

Es un panorama que hace pensar y, aunque nos consideramos optimistas en AQ, esta es un área en la que, francamente, vemos pocas posibilidades de cambios importantes. Con un Congreso estadounidense tan dividido, parece poco probable que se replantee la ‘guerra contra las drogas’. Algunos gobiernos no parecen considerar la lucha contra el crimen organizado como una prioridad absoluta. Otros, como Venezuela, cumplen con la definición de narco-Estado. El resto simplemente está abrumado.

En ese sentido, probablemente el enfoque debería estar en la gestión de las consecuencias. Eso significa una mejor coordinación entre los gobiernos y militares del hemisferio, así como seguir el ejemplo de la policía brasileña, que ha tomado medidas enérgicas contra el lavado de dinero del Pcc. Las medidas económicas para atenuar la creciente desigualdad también podrían ayudar. Estos pasos son más una curita que una cura, pero en la era de covid-19, eso puede ser todo lo que podemos esperar.

ELN – Ejército de Liberación Nacional

Orígenes

El Eln comenzó en la década de 1960 como un movimiento marxista-leninista formado por sacerdotes y estudiantes radicales influenciados por la teología de la liberación católica y formado en la Cuba de la posrevolución. El descubrimiento de petróleo en Colombia en la década de 1980 creó una nueva fuente para financiar sus objetivos revolucionarios a través de la extorsión. La década de 1990 trajo consigo conflictos con los grupos paramilitares, seguidos de negociaciones fallidas con el gobierno.

Cambios recientes

“Más poderoso hoy que nunca”, según InSight Crime. El Eln ha crecido en tamaño y ganancias al llenar los vacíos que dejaron las Farc. También ha capitalizado el colapso de Venezuela y una industria minera ilegal en expansión. En 2018, el presidente Iván Duque congeló las negociaciones de paz iniciadas por su predecesor.

Estructura

Su estructura federal se caracteriza por una toma de decisiones y un liderazgo consensuados que opera en diferentes frentes y sin sedes definidas, lo que dificulta más la negociación con estos que con las Farc, que tenían una jerarquía vertical, según Gwen Burnyeat, antropóloga política de la Universidad de Oxford. Su estructura de “iceberg”, definida por un número relativamente pequeño de combatientes en redes clandestinas uniformes pero extensas, ha hecho que el grupo sea resistente a la presión militar, de acuerdo con el Dr. Román Ortiz, profesor de la Universidad de Defensa Nacional (Ndu).

Cultura

El marxismo-leninismo es la ideología que guía a sus miembros. Angelika Rettberg, profesora de la Universidad de los Andes, señala que muchos miembros encuentran inspiración en Camilo Torres Restrepo, sacerdote jesuita y militante asesinado en su primera experiencia de combate.

Competidores

Disputan con grupos como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, también conocidas como el Clan del Golfo; el Ejército Popular de Liberación; ‘los Pelusos’, grupo guerrillero narcotraficante; el decadente cartel de ‘los Rastrojos’, y militantes disidentes de las Farc, que en ocasiones también son aliados.

Lazos políticos

El Eln está en guerra con el Gobierno Nacional de Colombia, pero las relaciones con los gobiernos locales pueden verse diferentes. En Venezuela, el grupo “disfruta de un refugio seguro (…) con la complicidad del régimen de Maduro”, según dijo a Reuters un funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos en 2019.

Pcc – Primeiro Comando da Capital / Primer Comando de la Capital

Orígenes

Los reclusos de una prisión de São Paulo fundaron el Pcc en 1993, menos de un año después de que la policía matara a 111 presos durante un motín en otro centro penitenciario. El objetivo original del grupo era ayudar a los reclusos a sobrevivir las espantosas condiciones en las cárceles brasileñas y presionar a las autoridades, mediante el uso de la violencia, incluidos los ataques contra las comisarías, para que hicieran cambios. Según Josmar Jozino, un reportero que ha cubierto al grupo desde sus orígenes, los líderes originales del Pcc encarcelados aprendieron sofisticadas tácticas criminales de italianos de la Camorra y otros criminales internacionales que habían sido arrestados en Brasil.

Cambios recientes

El grupo ha crecido significativamente en las cárceles paraguayas. El asesinato de los principales intermediarios de armas y drogas de Paraguay en 2017 aceleró el crecimiento y su internacionalización, de acuerdo con Ivana David, jueza de la Corte de Apelaciones en el estado de São Paulo.

Estructura

El Pcc se ha dirigido como una corporación multinacional durante las últimas dos décadas. Reclutan dentro de las cárceles, desde donde sus líderes, incluido el líder en jefe, Marco Willians Herbas Camacho (‘Marcola’), realizan negocios. La membresía requiere múltiples patrocinadores y una pequeña tarifa mensual para los miembros encarcelados, y cuotas más elevadas para los miembros en las calles.

Cultura

El Pcc tiene un estricto código de conducta y las infracciones pueden ser castigadas con la muerte. A pesar de eso, evitan asesinatos innecesarios y, a medida que aumentó su poder, las tasas de homicidio en el estado de São Paulo disminuyeron. Muchos expertos lo atribuyen a la férrea aplicación de sus reglas internas. Los investigadores apelan a una directiva de los principales líderes que quieren evitar atraer más atención pública pues podría interrumpir sus operaciones de venta.

Competidores

Algunos de sus competidores son Comando Vermelho (Comando Rojo), un exaliado con base en Río de Janeiro, y Família do Norte (Familia del Norte).

Lazos políticos

Varias investigaciones muestran que el grupo supuestamente compró el apoyo de individuos en el sistema judicial. La policía también investigó casos de políticos que tuvieron que pedir permiso a los líderes locales del Pcc para hacer campaña en áreas bajo el control del grupo.

Comando Rojo – Comando Vermelho Rogério Lemgruber / Comando Rojo

Orígenes

Comando Rojo, o CV, como pintan en las paredes para demarcar su territorio, fue fundado en 1979 en una prisión de Ilha Grande, Río de Janeiro, donde delincuentes comunes y presos políticos compartían celdas, conocimientos y pericia. El nombre completo del grupo rinde homenaje a un narcotraficante que fundó Red Phalanx, el predecesor del CV, que diseñó audaces operaciones desde dentro de la prisión en la década de 1970. El CV desarrolló su control inicial en las comunidades urbanas pobres de Río de Janeiro al brindar servicios que el Estado no ofrecía. El CV fue la organización criminal más grande de Brasil durante las décadas de 1980 y 1990, y se dice que inspiró la creación del Pcc.

Cambios recientes

Aliados durante casi una década, el CV y el Pcc se enfrentaron en 2016 a medida que se internacionalizaban cada vez más. Hubo masacres en las cárceles de todo el país, y los frecuentes tiroteos han sacudido las favelas y otras áreas de las principales capitales. Si bien el CV estaba perdiendo terreno, la evidencia demuestra que se está expandiendo a nuevas áreas, como en el noreste de Brasil.

Estructura

Según informes de periodistas de investigación, el CV funciona principalmente en un formato flexible, casi un sindicato de delincuentes independientes vinculados por un fuerte mando de liderazgo. Como la mayoría de los grupos brasileños, su principal proceso de reclutamiento es dentro del sistema penitenciario.

Cultura

Desde sus inicios, el CV ha tenido estatutos inspirados en los presos intelectuales que influyeron en sus principios organizativos, expresados como “paz, justicia y libertad”. Los estatutos describen un estricto código de conducta y dan prioridad a la búsqueda de la libertad a toda costa para los miembros encarcelados.

Competidores

Sus competidores son el Pcc a nivel nacional, y en casa, los grupos paramilitares de Río, conocidos como milicias.

Lazos políticos

El CV se convirtió en una fuerza política en la década de 1990 al gobernar grandes extensiones de territorio en Río de Janeiro y a través de sus alianzas en Brasil. El impulso agresivo del Pcc por el control de las principales rutas transfronterizas de drogas disminuyó enormemente el poder económico del CV. La jueza David también destaca que grupos paramilitares formados por expolicías y bomberos han tomado el control de grandes áreas de Río de Janeiro, desafiando al CV.

Cartel de Sinaloa – Cártel de Sinaloa / Cartel de Sinaloa, también conocido como La Federación

Orígenes

El cartel de Sinaloa surgió de la escisión del poderoso cartel de Guadalajara en la década de 1980, y luego llenó un vacío de poder dejado por los carteles colombianos a principios de la década de 1990. El grupo se hizo conocido por sus tácticas creativas para contrabandear drogas y evadir el enjuiciamiento, lo que fue evidente en dos fugas de prisión separadas por su notorio líder, Joaquín ‘Chapo’ Guzmán.

Cambios recientes

Ha perdido su dominio en medio de la fragmentación de los carteles mexicanos en los últimos años. El ‘Chapo’ fue detenido por tercera vez en 2016 y extraditado a Estados Unidos, donde fue condenado en 2019 a cadena perpetua. En la ausencia del ‘Chapo’, las luchas de poder internas y externas desataron una ola de violencia, con enfrentamientos entre una facción liderada por los hijos del ‘Chapo’ y otra liderada por el exsocio del ‘Chapo’, conocido como el ‘Mayo’. Aun así, sigue siendo uno de los carteles más dominantes de México.

Estructura

InSight Crime se refiere al cartel de Sinaloa como “una federación de elementos diferentes y a menudo desconectados, cada uno con gran autonomía e independencia de acción”. Según un informe del Congreso de Estados Unidos en 2020, la estructura descentralizada del cartel “le ha permitido ser bastante adaptable en el entorno altamente competitivo e inestable que ahora prevalece”.

Cultura

Históricamente, el cartel ha mostrado una preferencia por usar sobornos para evitar la violencia, haciéndolos a veces menos visibles que otros grupos. Sin embargo, las recientes explosiones de violencia, como el levantamiento del cartel en octubre de 2019 en la ciudad de Culiacán, después de que el Gobierno arrestara al hijo del ‘Chapo’, Ovidio Guzmán, sugieren que eso está cambiando, siguiendo lo que el periodista Ioan Grillo llamó “una tendencia sangrienta de los carteles que desarrollan tácticas insurgentes muchos años”.

Competidores

El principal competidor del cartel de Sinaloa es también su antiguo aliado: el cartel de Jalisco.

Lazos políticos

El cartel ha utilizado sobornos durante mucho tiempo para crear alianzas en todo el espectro político a nivel local, estatal y nacional. En diciembre de 2019, por ejemplo, las autoridades estadounidenses arrestaron a Genaro García Luna –secretario de Seguridad Pública del expresidente Felipe Calderón–, acusado de aceptar millones de dólares en sobornos del cartel de Sinaloa.

MS-13 – Mara Salvatrucha

Orígenes

La MS-13, tal como la conocemos, se formó en Los Ángeles, en la década de 1980, por refugiados que huían de la guerra civil de 1980-1992 en El Salvador. Muchos pandilleros fueron deportados a Centroamérica, donde recrearon la pandilla y se expandieron por todo el Triángulo Norte. En El Salvador, las políticas de mano dura del Gobierno, que comenzaron a principios de la década de 2000, en realidad fortalecieron a la pandilla.

Cambios recientes

Una tregua entre la MS-13 y su rival Barrio 18 trajo un respiro de corta duración entre 2012 y 2013, pero la tasa de homicidios de El Salvador pronto alcanzó un pico de 103 por cada 100.000 habitantes en 2015. La tasa cayó a 18,3 por cada 100.000 en 2020, según el Instituto Igarapé. Los analistas coinciden en que la caída significativa en la tasa de homicidios bajo el presidente Nayib Bukele, quien asumió el cargo en 2019, se debe principalmente a la decisión de las pandillas de reducir los asesinatos y, por lo tanto, invitar a una menor intervención estatal. En los últimos años, la MS-13 ha adoptado operaciones de lavado de dinero, capacidades militares y protecciones legales cada vez más sofisticadas

Estructura

La MS-13 carece de capos y líderes famosos, y no actúa como un solo grupo, sino en células individuales conocidas como clicas, que operan a nivel regional, y facciones más pequeñas que trabajan con autonomía en áreas hiperlocales en unos pocos países. Los líderes nacionales que tiene la pandilla tienden a estar encarcelados, como miembros mayores que dirigen desde la prisión.

Cultura

Si bien la MS-13 se ha involucrado en el tráfico de drogas, las ganancias financieras generalmente son secundarias a los objetivos sociales más amplios en torno a la identidad de grupo. Los signos externos de afiliación a una pandilla, como los tatuajes en la cara, las señales con las manos y los grafitis, han sido durante mucho tiempo señales de pertenencia. Sin embargo, estos se han vuelto menos comunes ya que las políticas de mano dura han obligado a los miembros a hacer que su presencia sea menos notoria.

Competidores

En El Salvador, la competencia proviene de otras bandas callejeras: Barrio 18, Mao Mao y La Máquina.

Lazos políticos

Las pandillas han estado involucradas por mucho tiempo en la política electoral en El Salvador y Honduras, según el Dr. Ortiz.

Barrio 18 – Barrio 18 / 18th Street Gang, también conocido como Calle 18, Mara Dieciocho o La 18

Orígenes

La pandilla Barrio 18 tiene sus raíces en Los Ángeles, en la 18th Street Gang de la década de 1960, una consecuencia de las pandillas mexicano-estadounidenses más antiguas, pero que acogió a inmigrantes latinos de otros países. A fines de la década de 1970 y principios de la de 1980, salvadoreños y guatemaltecos se unieron a las filas de la pandilla después de huir de la inestabilidad y las guerras civiles en casa. La reforma migratoria en los Estados Unidos a mediados de los 90 exportó a la pandilla mediante la deportación de miles de convictos a Guatemala, El Salvador y Honduras.

Cambios recientes

En 2005, las divisiones internas llevaron a la fractura de la pandilla en El Salvador en dos ramas rivales: los sureños y los revolucionarios.

Estructura

Al igual que la MS-13, Barrio 18 es más una red que una organización vertical singular. Sin embargo, sus facciones están ‘menos estructuradas’ que la MS-13, según una encuesta de 2017 de miembros de Barrio 18 en El Salvador realizada por la Universidad Internacional de Florida. Un informe de International Crisis Group de julio de 2020 dijo que la comunicación interrumpida entre los líderes dentro y fuera de las prisiones, conocidos como palabreros, está “contribuyendo a la fragmentación progresiva de las camarillas de las pandillas”, con fracturas “particularmente notables en la cuadrilla de la calle 18”. Específicamente, la facción Revolucionaria en El Salvador.

Cultura

Su reputación de violencia irracional y crueldad extrema los ha hecho perder terreno frente a la MS-13, de acuerdo con el Dr. Román Ortiz, profesor de la Universidad de Defensa Nacional. El estudio de FIU encontró que la mayoría de los encuestados no tenían vínculos directos con los Estados Unidos, lo que sugiere que la membresía en pandillas como 18th Street tiene mucho menos que ver con la migración que antes.

Competidores

El rival más feroz de Barrio 18 es la MS-13; en El Salvador, las dos facciones, los revolucionarios y los sureños, luchan entre sí y contra bandas callejeras más pequeñas.

Lazos políticos

En El Salvador, los informes de InSight Crime señalan los esfuerzos del gobierno de Bukele para facilitar la comunicación entre el liderazgo de la calle y el de la prisión como parte de un “pacto informal” entre el Gobierno y las pandillas para reducir la violencia.

Cartel de Jalisco – Cártel Jalisco Nueva Generación, o Cjng / Cartel Jalisco Nueva Generación

Orígenes

El cartel de Jalisco comenzó como un grupo productor de metanfetamina que se separó de la “federación” del cartel de Sinaloa en 2010. Una vez conocidos como Mata Zetas –quienes prometieron derrotar al entonces poderoso cartel de Los Zetas–, el Cjng se ha convertido en uno de los dos carteles más dominantes en medio de un campo de competidores cada vez más fragmentado.

Cambios recientes

Gracias a lo que el Servicio de Investigación del Congreso de los Estados Unidos describió como una “estrategia de crecimiento agresiva respaldada por la demanda estadounidense de metanfetamina, heroína y fentanilo mexicanos”, el Cjng continúa creciendo en alcance y potencia de fuego. Han invertido mucho en la capacidad de fabricación de armas, lo que los hace menos dependientes del tráfico de armas desde Estados Unidos. A mediados de 2020, el cartel se había convertido en la mayor amenaza criminal de drogas para Estados Unidos.

Estructura

Liderado por el ‘Mencho’, un expolicía y capo descrito como el “próximo ‘Chapo’”, el Cjng sigue lo que InSight Crime llamó una “estructura jerárquica y disciplinada”. El analista de seguridad Alejandro Hope describió al cartel más como un “ecosistema que una organización integrada verticalmente”. El cartel tiende a construir alianzas con organizaciones criminales más pequeñas que les ayudan a ganar o mantener el control del territorio.

Cultura

El cartel es conocido por su violencia. No es tímido ante la confrontación: secuestraron a los hijos del ‘Chapo’ e intentaron asesinar al máximo funcionario de seguridad de la Ciudad de México en julio de 2020. Ese hecho puso de manifiesto la voluntad de atacar descaradamente a funcionarios públicos.

Competidores

Su enemigo más notorio es el cartel de Sinaloa. También compite contra grupos criminales locales, incluidos los Caballeros Templarios, cartel de Santa Rosa de Lima, Los Viagras y Unión Tepito, entre otros.

Lazos políticos

A pesar de una postura general contra el Gobierno, el Cjng ha logrado infiltrarse en las instituciones públicas. En 2016, el fiscal general del estado de Jalisco informó que en Guadalajara, el 20 % de las fuerzas policiales municipales habían sido corruptas y el 70 % intimidado para que no actuara contra el Cjng.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.