Tasan en $81 millardos el daño económico de la crisis eléctrica

0
56
"Se habla del socialismo, del comportamiento de los usuarios, pero no hay nada concreto con las medidas. La misma Ley no es eficiente con el objetivo que persigue", dijo Lara.

Analistas consideran que la contingencia del sistema no ha sido resuelta


 

Mariela León / El Universal (Venezuela) – 27/01/12

Un grupo de especialistas en materia energética cuantificó en 81 mil millones de dólares los daños que la crisis eléctrica y su extendida contingencia han ocasionado a la economía nacional y a los venezolanos. Miguel Lara, exgerente general de la Oficina de Operación de Sistemas Interconectados (Opsis); los profesores universitarios Nelson Hernández, José Manuel AllerVíctor Poleo; Iñaki Rousse, exdirectivo de la Electricidad de Caracas; y el consultor internacional José Aguilar, vía Skype, se mostraron contrarios a la satisfacción que ha demostrado el Presidente Hugo Chávez por el tratamiento que han dado sus funcionarios al tema eléctrico.

Señalaron en rueda de prensa que el propósito de la actual Administración «ha estado orientada a destruir el aparato productivo nacional y a engañar al país», pues «se han incumplido con las metas anunciadas, se ha generado un elevadísimo costo a la nación y el problema no se ha resuelto como se ha querido hacer ver».

Lara destacó en su intervención que «la crisis eléctrica no ha sido resuelta. La generación disponible es insuficiente para la demanda represada, el sistema de transmisión es sobreutilizado para traer energía desde Guayana y así no incrementar los racionamientos; el sistema de distribución sigue colapsado y los usuarios padecen cortes innecesarios por esa causa. No hay planes de mantenimiento de líneas y redes». Precisó el expositor que en 2010 se reportaron 337 fallas mayores a 100 megavatios (Mw) y en 2011 unas 430, es decir, en el país se registró más de 1 falla de esa magnitud por día.

El daño 

En la investigación realizada por el equipo de profesionales se observó que, entre enero de 2010 y noviembre de 2011, el Gobierno racionó energía equivalente a 27.000 gigavatios hora (GWh), es decir el consumo aproximado de dos Caracas. Según cálculos que manejan, la crisis eléctrica de 2010 y la permanencia de la contingencia en 2011, arrojó «daño económico» a la economía nacional (industrias básicas, industria manufacturera, comercio) y a la población en el orden de los 81 mil millones de dólares.

Este monto se deduce de un costo estimado para 2010, de 2.950 dólares el Mwh o 2,95 millones de dólares por Gwh, de acuerdo a estándares internacionales. Este valor es asociado a los racionamientos que se han registrado en los 23 meses antes citados. De allí, refirió Poleo, que el largo apagón de los hornos y celdas de las empresas de acero y aluminio de Guayana derivó en un impacto económico de 67.400 millones de dólares y de 13.800 millones de dólares en el resto del país, para un total de 81,2 mil millones de dólares, que se equipara con la factura petrolera anual.

Dijo que entre 1950-1998 se realizaron inversiones (pública y privada) en el sector eléctrico por 50 mil millones de dólares, y entre 1999-2011 se han aprobado, entre asignaciones y compras, alrededor de 50 mil millones de dólares. «Si se suman estos recursos y los daños ocasionados a la economía y a la sociedad, se llega a 130 mil millones de dólares, 4 veces las reservas internacionales y 6 veces el paro petrolero de 2002». 

Quiebra y crisis 

Iñaki Rousse sostuvo que el sector eléctrico «está quebrado en términos comerciales». Explicó el ex directivo de la Electricidad de Caracas (EDC) que es alto el robo de electricidad y baja recaudación de la factura, que sólo permite cancelar el 50% de la nómina.

Nelson Hernández dijo que «viene una crisis energética, paradójicamente en un país que se vanagloria de ser una potencia en esta materia.La baja capacidad de refinación afectará a la electricidad».


E-mail: mleon@eluniversal.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.