Venezuela en tinieblas

0
72

Ni iguana, ni incendio, ni culpa del consumidor. La culpa de la crisis del sistema eléctrico se debe a “un gobierno irresponsable” afirma el ingeniero Víctor Poleo, ex director del sector eléctrico del Ministerio de Energía y Minas, quien presenta cifras para confirmar su declaración


 

Aída Gutiérrez / Revista Zeta (Venezuela) – 15/04/11

El punto de vista oficial está claro: “En Venezuela no existe colapso ni crisis del Sistema Eléctrico Nacional”, asegura el vicepresidente Elías Jaua, a pesar del gigantesco apagón del pasado jueves 7 de abril, que abarcó también a Caracas aparte del resto del país. Explica el funcionario que se trató de un incendio forestal que sobrecalentó las líneas de transmisión. Por lo visto el gobierno se niega a reconocer el grave problema eléctrico que tiene entre manos.

El lunes 11 hubo apagones en el sur del país y al respecto el ingeniero José Manuel Aller escribe en su cuenta Twitter: “Que Ciudad Guayana esté sin luz es como decir ‘El mar está muy seco’, algo inexplicable está pasando y lo tienen oculto, no es natural”.

En el año 2010, supuestamente, se invertiría 5.500 millones de dólares en el sector, prometieron que la capacidad instalada del sistema sería incrementada en 5.000 megavatios y a la final no se pasó de 1.700. Uno se pregunta: ¿qué hizo el gobierno con los 5.500 millones de dólares? De acuerdo a los especialistas: los responsables de los apagones son las autoridades que por maulas no han reparado las plantas de generación de electricidad, ni han mantenido las redes de distribución. ¿Qué está pasando en el sector eléctrico que el gobierno se niega a decir la verdad?

Sobre el particular, conversamos con el ingeniero Víctor Poleo quien explica:

-El balance Oferta:Demanda de potencia es como sigue al 2010:

Oferta instalada = 24.800 MW (megawatios)
Oferta disponible = 16.800 MW, es decir disponible está un 70%
Indisponible = 8.000 MW, es decir indisponible está un 30%.

-En la vida real, la oferta disponible es unos 1.000 MW menos –es decir 15.800 MW realmente efectivos- si a juzgar vamos por las entradas y salidas de las turbinas de Planta Centro y de Tacoa-Arrecifes (antes Electricidad de Caracas), amen de contingencias como la de TermoZulia sin el gas de Colombia.

-El martes 5 abril en Tocoma -inaugurando tuercas y tornillos de las compuertas de alivio-, Alí Rodríguez una vez más, culpabiliza a los usuarios, alegando que el crecimiento de la demanda es inusitado y que hacen lo posible para que la población entienda que no debe consumir electricidad.

-El hecho es que la demanda –continua Víctor Poleo– está sobrepasando más de la oferta disponible y hay forzosamente que racionar, no obstante existe una demanda estrangulada de 4.000 MW, de los cuales las industrias de Guayana desde 2009 significan unos 1.200 MW y los restantes son daños colaterales a las pequeñas y medianas industrias, comercios y residencias que en 2010 fueron compulsivamente coaccionados a sacrificar su actividad económica y bienestar social.

Alí Rodríguez parece desconocer que al menos hay un crecimiento vegetativo de la demanda, mayor población, y que la llamada felicidad social se traduce en mayor equipamiento electrodoméstico, en su mayoría de hechura china de muy baja eficiencia. El crecimiento de la demanda en la década primera del siglo XXI es de 4.3% interanual, el más bajo en las ultimas 5 décadas.

Alí Rodríguez ubica el problema en una confrontación entre la población que demanda (y no tiene electricidad) y un gobierno que todo lo hace por el socialismo revolucionario.

Recuerda Victor Poleo que en el pasado sí hubo planificación, también Ley Eléctrica en 1999 (la primera en 100 años de Industria Eléctrica, siendo Ali Rodríguez ministro de Energía y educado intensamente para entender la complejidad y dimensiones del Sistema Interconectado Nacional, sin mucho éxito) y hubo, de mayor importancia, abundantes dineros eléctricos. “Estimamos en US$40.000 millones las asignaciones al Sector durante 1999-2010”, apunta.

-De cada US$100 asignados, es mi conjetura, que US$75 se volatilizaron, despilfarro y corrupción, y se administró bajo una anti-planificación que ningún Sistema Eléctrico tolera.

-¿Usted cree que el gobierno realmente conozca el grave problema eléctrico que tiene entre manos? ¿Usted cree que haya realizado el diagnóstico correcto sobre la crisis que vive el país en esta materia?

-Es responsabilidad de los conductores del Sector entender y dimensionar la crisis, tal vez la conocen y bien conocen que pudo ser evitada. A mi juicio, el gobierno irresponsable, en manos de Rafael Ramírez y su adlátere Nervis Villalobos, y ahora Rodríguez desde 2010, creyeron que podían impunemente jugar con el Sector Eléctrico, al igual que con la vialidad, la salud, la vivienda…

-Solo engañar a la población para expropiar dineros públicos. Nada más decepcionante: con la electricidad no se puede jugar, justamente porque usuarios somos 28 millones. Ya no hay trucos que funcionen: no es el Niño (los embalses del Caroní están llenos), no es el Imperio, etc. Alí Rodríguez debe entender que es culpable de esta tragedia, es quien siembra a Ramírez en el MEM en 2000.

-No tienen un diagnóstico, como quiera que actúan compulsivamente, cual si fueran de compras en NY: compran plantas aquí y allá, a los cubanos y a los chinos, etc. Un 40% son de mercados secundarios, de tecnologías dudosas. En realidad, compran problemas.

-Nos preguntamos: ¿cuál Contralor o Asamblea Nacional va a exigirles rendición de cuentas? Más aun, nos preguntamos si la clase política que pugna por ser gobierno en 2012 (si acaso hubiera 2012), ha dimensionado la magnitud de la herencia de vidrios rotos que habría de recibir de un gobierno delincuente e irresponsable, plantea el ingeniero.

– ¿Qué vislumbra en el futuro inmediato? ¿Nos espera el caos eléctrico, la oscurana…?

-Aun con el Caroní pleno de agua, es el caso que la ausencia de generación termoeléctrica, de combustibles termoeléctricos (gas y diesel) y la saturación de las líneas de transmisión a muy alto voltaje se conjugan para mantener en vilo la estabilidad del Sistema Eléctrico Nacional. De allí los racionamientos en el interior, a diario, de 2 a 6 horas (cfr. Andes y Oriente), y a lo cual se ha de sumar Caracas, ya vulnerable por las predecibles fallas en Tacoa (recuérdese que la EDC fue gobiernizada en 2007, luego de 7 años en manos de la AES norteamericana, una compra-venta auspiciada por Miraflores) y la desinversión en la transmisión, sub-transmisión y distribución en la Gran Caracas.

Alí Rodríguez asesinó en 2003 la Orimulsión, aparte de cometer el mayor daño a la República la cual fue descapitalizar de conocimientos a la Industria Petrolera. Hoy hace lo mismo con la Industria eléctrica.

-Podría ser temprano, alertar sobre racionamientos en Caracas y sus consecuencias políticamente indeseables para el gobierno, y causa última para castigar al interior. Caracas es una ciudad con transporte masivo electrificado, gran concentración de edificios, clínicas y hospitales, y si ya es un caos por inseguridad y tráfico, bien vale preguntarse si acaso un racionamiento por fuerza a Caracas le compete a algún genio de las salas situacionales militares y civiles.


Revista Zeta Nº 1800, 15 / Abril / 2011 – Aída Gutiérrez / Twitter: @guti21

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.