Alí Rodríguez explica el caso de la empresa Free Market

0
50
"Free Market es un trader como muchos otros que participan en estas subastas".

…y el suministro de petróleo para las reservas estratégicas de Estados Unidos


 

Carlos Croes / Semanario Quinto Día No. 354 (Venezuela) – 15/08/2003

Entrevista a Alí Rodríguez

“No necesariamente los ex trabajadores de Petróleos de Venezuela que fueron a la huelga perderán sus prestaciones sociales, pero hay un elemento legal que debemos cumplir estrictamente”, declaró el presidente de la empresa estatal, Alí Rodríguez Araque, quien al planteársele el drama de los desalojos, dijo que “aunque hemos sido tolerantes”, esas casas fueron construidas para los trabajadores activos de la industria.

He aquí su explicación sobre otros aspectos de la industria, incluidas la negociación con Free Market y la intervención de un senador republicano de Estados Unidos en los contratos petroleros.

–Quien lea la Ley de Hidrocarburos se encontrará con que el Estado puede cobrar las regalías en dinero o en especie; esto último muy pocas veces lo ha hecho el Estado, pero puede hacerlo para una operación que pensó realizar el Gobierno: se acordó tomar 50 mil barriles de las regalías para, a través de un trader, participar en las subastas que se efectúan cada cierto tiempo para las reservas estratégicas de Estados Unidos, vendiendo petróleo con el diferencial que normalmente ocurre entre el marcador West Texas o lo que establece, y la característica de la cesta venezolana. Eso, tengo entendido, no ha funcionado. La respuesta la puede dar con mayor propiedad el ministro de Energía y Minas, quien está dejando de lado esta fórmula para ir a otra.

–¿Estás diciendo que se está suspendiendo la venta de petróleos para la reserva estratégica americana?

–No he dicho eso. Dije que, normalmente, muchos traders compran petróleo venezolano, participan en las subastas. Es una operación absolutamente rutinaria para las reservas estratégicas; y parte de ellas está alimentada por petróleo venezolano a través de estos mecanismos, porque el Estado norteamericano no le compra directamente a otros Estados para sus reservas, lo hace a través de esos mecanismos de subasta.

–¿Free Market está en el juego?

Free Market es un trader como muchos otros que participan en estas subastas.

–¿Y sigue participando?

–Me imagino que sí, no sé, pregúntale a ellos.

–¿Y ustedes no tienen contrato con Free Market? ¿No hay un contrato de Venezuela de suministrarles 50 mil barriles por no sé cuánto tiempo a Estados Unidos?

–El esquema, como te lo expliqué, era que Free Market le compraba 50 mil barriles de petróleo a Venezuela para colocarlo en las subastas para la reserva estratégica norteamericana. Te repito, eso lo hacen otras empresas sobre la base de colocar el petróleo.

–Entonces, el señor Kemp no está en ese juego.

No sé. Él ha estado aquí en dos oportunidades, pero mejor pregúntale a él, porque sólo él puede contestar esa pregunta. Además, no estoy autorizado para responder por otras personas.

–Pero tú eres presidente de una empresa que le vende petróleo a él, o él gestiona petróleo. Por tanto, debes estar en conocimiento de eso.

No sé más de lo que tú has leído en la prensa; esa es la información que tengo.

–Hablemos del futuro, de las estrategias que tienes.

–Yo creo que Venezuela tiene un futuro de respeto… Si uno mira el escenario petrolero mundial, para el año 2010 la demanda estará en 89 millones de barriles en comparación con los 77 millones de barriles en este momento; y para el 2020, la demanda será de 130 millones de barriles. En gas, 29% de la energía mundial estará satisfecha. Venezuela tiene, actualmente, 78 mil millones de barriles de crudos convencionales y más de 300 mil millones de barriles en la Faja del Orinoco. Venezuela está entre los seis países que junto con los países de la OPEP van a satisfacer el 80% de esa nueva demanda a escala mundial, por eso hemos trazado y ajustado las estrategias de forma que podamos explotar al máximo todas esas enormes posibilidades que tenemos frente a nosotros, partiendo de lo que es la realidad de nuestro petróleo, de nuestras reservas. Nosotros tenemos reservas, fundamentalmente, de crudos pesados y ácidos, de manera que toda la estrategia petrolera del país debe tener como punto de partida esa realidad. Estamos reorientando toda la estrategia no solamente de refinación, sino también de comercialización, por eso buscamos acuerdos no sólo en la OPEP para garantizar la estabilidad del mercado mundial, sino también con otros productores de crudos pesados, como México y Brasil, entre otros, para que defendamos la estabilidad del mercado en general del petróleo y la estabilidad de los precios de los crudos pesados, y para que tracemos estrategias. Esta es la razón de ser de Pdvsa para valorizar sistemáticamente esos crudos, que son fundamentalmente pesados y ácidos, cosa que sólo se hizo en parte y muy deficientemente; hacia allá se orientan los principales pasos de Pdvsa de aquí en adelante.

–¿Cómo te afectan los contratos que está dando Irak para petróleo?

–Distintos países dan contratos como los dio Venezuela.

–El ingreso de Irak bajo la administración americana al mercado petrolero, ¿cómo nos afecta a nosotros?

–Es una gran incógnita, pero yo tengo mis apreciaciones. El piso de los precios que puede promover Estados Unidos lo da la propia producción norteamericana. Recuerda que hubo un programa de independencia de Nixon, ahora está el programa de incrementar la producción y reducir la dependencia de Estados Unidos de las importaciones trazado por el presidente Bush; actualmente, la producción norteamericana en más de 90% es producción marginal, es una producción de altos costos. Si el precio del petróleo baja mucho, tienen que cerrar producción y se produce el efecto inverso a lo que ha planteado el presidente Bush, es decir, tienen que cerrar producción y depender más de las importaciones.

–Según los estudios que ustedes tienen en Pdvsa, ¿cuál es el promedio de precio que vamos a cerrar este año?

–En estos momentos estamos rozando los 26 dólares.

–¿Y para el futuro?

–Creo que el resto del año vamos a estar más o menos en ese nivel, porque ya cruzamos el segundo trimestre, que normalmente es un trimestre de caída de la demanda y de caída de los precios. De manera que vamos a tener un promedio de producción que puede estar en más de los tres millones de barriles y un precio que puede estar en 26 dólares por barril.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.