Caracas podría perder la «protección» de los apagones

0
57
El sistema eléctrico sigue debilitado en sus tres vertientes: generación, transmisión y distribución, mientras que la materialización de las nuevas obras, o la recuperación de otras no lucen cercanas.

José Aguilar señala que Venezuela tuvo un retroceso en su evolución eléctrica durante 2010, «inédito en 122 años de historia eléctrica»


 

Erika Hidalgo López / El Mundo (Venezuela) – 13/06/11

Hasta la fecha, Caracas ha sido la privilegiada, al no vivir la intensidad de los apagones, como sí le ha tocado experimentar a las diferentes regiones del país. No obstante, los analistas señalan que la capital puede perder esa «protección» debido a la extrema vulnerabilidad del sistema eléctrico con el cual se nutre. Y lo peor es que los últimos sucesos del fin de semana con fallas extendidas en varios estados, entre estos el Zulia, tampoco hacen suponer que Caracas pudiera conservar esa «inmunidad».

La reciente y última meta que anunció el ministro de Energía Eléctrica, Alí Rodríguez Araque, de incorporar capacidad generadora al sistema eléctrica por el orden de los 3.000 megavatios en 2011, vienen a ser 1.783 megavatios menos de los que quedaron pendientes en el año 2010. Durante ese año la idea del Ejecutivo nacional era incorporar 5.531 megavatios de nueva capacidad de generación al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), sin embargo, el propio despacho eléctrico reportó que sólo se lograron sumar al sistema cerca de 1.250 megavatios.

El analista en la materia y ex funcionario del otrora viceministerio de ElectricidadVíctor Poleo, asegura que pese a haberse moderado la promesa de añadir capacidad al sistema eléctrico para este año, de todas formas sigue siendo un objetivo de muy difícil alcance.

Ya se toca Caracas

Los especialistas consultados consideran que la situación eléctrica es grave, «pues ya se está tocando a Caracas». Agregó Víctor Poleo que, como el sistema no puede generar la energía suficiente para enfrentar la demanda, ni con los 14.000 megavatios ni con los 16.755 megavatios que se suponen disponibles, el Ejecutivo ahoga al resto del país, raciona agresivamente, pero cuidando que Caracas no queda sin luz.

Señala el analista que el tema político es el que priva. «Caracas en temporada electoral es privilegiada por razones obvias». Pero el sistema, con Tacoa y Arrecife está sobreexigido, mientras que Planta Centro no supera un aporte de 300 mw. Los analistas temen, que pese al cuidado que el Gobierno está teniendo con la capital, cualquier eventualidad, como la caída de una línea de 800 kilovoltios, coloque a Caracas fuera del sistema.

El ministro Alí Rodríguez informó que el tope del consumo en Caracas es de 1.107 megavatios, lo que frente a otros estados no es exagerado, aunque reconoció que también ha venido aumentado. Insistió este fin de semana en que el problema de los precios de la energía en Venezuela «son un estímulo al derroche».

Fallas en tres vertientes

El sistema eléctrico sigue debilitado en sus tres vertientes: generación, transmisión y distribución, mientras que la materialización de las nuevas obras, o la recuperación de otras no lucen cercanas. De acuerdo con un informe del ingeniero eléctrico y asesor internacional José Aguilar, las proyecciones de la demanda para el cierre de este año rondan los 18.550 megavatios, cifra ligeramente mayor a lo estimado por el Ejecutivo nacional, que supone un incremento de la demanda para el último trimestre del año de 18.000 megavatios.

Víctor Poleo agrega que ninguna de las dos cifras estimadas de demanda, para fin de año, será posible cubrir con la oferta actual de generación efectiva o disponible en el sistema, que según sus datos está en el orden de 14.000 megavatios. Sostiene que para poder enfrentar una demanda en torno a 18.000 megavatios se requiere una capacidad instalada de más de 22.000 megavatios, más reservas para enfrentar los imponderables, y eso no existe en términos reales.

La salida de la unidad 12 de la casa de máquina del Guri, tras su reciente explosión, se suma a la preocupación de Poleo, toda vez que quedarán fuera del sistema generador por espacio de seis meses los 700 megavatios que aporta esta planta, según ha trascendido. Explica que la reparación está sujeta a la existencia de repuestos o de la planta misma en los mercados internacionales, y no al dinero. «Ni con todo el dinero del mundo la encuentras de hoy para hoy», comenta el analista. El especialista Miguel Lara señala que la capacidad de generación disponible está en el orden de 16.755 megavatios, mientras que la demanda máxima está rondando los 17.000.

Crecimiento económico

Para Lara, es la demostración de que el crecimiento económico tocó fondo en materia eléctrica. Cree que la demanda se encuentra represada y no hay oferta adicional disponible que pueda cubrirla, pues la indisponible no ha logrado ser reavivada y ronda los 8.000 megavatios, mientras que la nueva no termina de concretarse.

De esta forma se pone en peligro el crecimiento del Producto Interno Bruto. El Banco Central de Venezuela ha reconocido que el componente eléctrico ha afectado los indicadores. Petróleos de Venezuela menciona en su Memoria y Cuenta 2010, que el problema eléctrico forma parte de los obstáculos que han influido en la caída de la producción, y lo mantiene como uno de los factores que podrían afectar el desempeño de la industria.

El informe de José Aguilar señala que Venezuela tuvo un retroceso en su evolución eléctrica durante 2010, «inédito en 122 años de historia eléctrica», precisa. Aguilar destaca en su informe que el impacto económico de la crisis del sector eléctrico a la nación, desde 2005, suma unos $16.386 millones.


E-mail: ehidalgo@cadena-capriles.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.