Represión Eléctrica

0
73
La crisis eléctrica es crisis política, no hay trucos para engañar a 28 millones de usuarios. El guión totalitario se escribe con opresión y represión, mediatizadas para sembrar sumisión política y desmovilización de la Sociedad.

Al igual que en el resto de los ámbitos de la vida nacional, estamos en la etapa de represión, versión cubanoide de los casos Libia y Siria


 

Víctor J. Poleo Uzcátegui / Soberania.org – 08/06/11

El 9 de mayo 2011 tuvo lugar el más reciente apagón eléctrico de dimensiones nacionales, uno más en la ya docena de apagones nacionales ocurridos desde marzo 2008 y uno que no será el último en los meses por venir. La Fiscalía indicia como responsables a dos ingenieros del despacho regional La Mariposa. No hay sorpresas: la Fiscalía exime de responsabilidades políticas y penales a los genuinos autores de la  crisis eléctrica, no otros que el tándem Ramírez-Rodríguez y su nomenclatura eléctrica, infames criaturas empoderadas por el GranTimonel in eligendo.

El acusador de los dos ingenieros indiciados es el SEBIN, la antes DISIP que el aguerrido general Rangel Silva entregara a la cubanería del G2 en 2008. Al menos dos son las lecturas inferibles de tamaña carajada contra los ingenieros del Centro Nacional de Gestión (CNG, antes OPSIS), los singularizados integrantes de un colegiado profesional históricamente comprometido con la buena marcha del Sector Eléctrico.

La primera lectura desnuda la falta de trucos mediáticos para explicar a la Nación la crisis eléctrica. La segunda lectura dimensiona la crisis política que es la crisis eléctrica y, a instancias de La Habana, devela el temprano engatillamiento de acciones represivas que preceden a un estado de excepción si llegada la hora, no lejana, de un colapso eléctrico en la Capital. En tal contexto jinetea Ali Rodríguez, notariado pro-cónsul de La Habana en Caracas, y su apuesta a la progresiva sumisión política de la Sociedad por gracia de la destrucción del Sistema Eléctrico, apuesta que no por suicida es desestimable en la agenda de la barbarie revolucionaria.

Si acaso el lector invocara pruebas de ello, valga recordar la saña destructiva de Ali Rodríguez y su corte de mommers mercenarios cuando, en 2003, activaran la descapitalización de conocimientos, centenarios e irrecuperables, en la Industria Petrolera nacional, a no dudarlo el mayor daño auto-infligido a Venezuela en toda su historia republicana. En esencia, el guion rodríguez-mommer-habana ejecuta la destrucción del entero Sector Energía nacional (Petróleo+Gas+Electricidad) y la entrega de sus retazos a un aquelarre de sub-imperios conducidos por el moribundo Ayatola del Caribe, los silovikis hijos de Putin, los agonizantes Lukashenko y Ahmadineyad, y todos ellos tutelados por una China que, a la hora del te, le es indiferente un dictadorzuelo tropical y su mediocre proyecto socialistoide-militarista, renta petrolera mediante.

Operadores y despachadores del Sistema Interconectado Nacional

La Mariposa es uno de los tres despachos regionales de CADAFE y atiende el Centro, los otros dos son Valera para Occidente y Barbacoas para Oriente. Despachos regionales son también Puerto Ordaz en manos de EDELCA y San Bernardino de la EDC. Los despachos regionales interactúan con el Centro Nacional de Gestión (antes OPSIS como despacho nacional desde 1976) en el despeje de fallas regionales y bajo protocolos de coordinación cuidadosamente diseñados y probados.

Los despachadores regionales y los nacionales de OPSIS son profesionales de entrenamiento especial: cuidan el Sistema Interconectado Nacional (SIN) en tiempo real, 24 horas diarias y todos los días del año. Las fallas del SIN ocurren por combinaciones de eventos probabilísticos: naturales como tormentas que afectan líneas de transmisión, salidas forzadas de máquinas, etc. Justo entonces interviene la experticia y el oficio de los operadores y despachadores, es decir: intervienen en contingencias.

Un despachador se hace a lo largo de una carrera que inicia como asistente, se perfecciona con cursos de entrenamiento y culmina luego de 15+ años en ascensos a operaciones de despacho. El despacho nacional cuida la mejor asignación de las ofertas hidroeléctrica y termoeléctrica nacionales en tiempo real, a la par que administra las operación de la red troncal de 230 kV, 400 kV y 800 kV en la transmisión de grandes cargas desde el Bajo Caroní y cuidando no violar limites de transmisión.

Apagones

Desde 2003 el SIN ha experimentado una progresiva degradación de sus jerarquías decisorias y un indeseable reemplazo de sus cuadros profesionales. Igor Gaviria y jerarquías que le acompañan en el CNG ejemplifican hoy un SIN confiado a una insuficiente experiencia. En los últimos 10 años el SIN ha sufrido 10 veces más fallas anuales mayores de 100 MW: 32 en 1998 vs. 350 en 2010. Justamente por ello el mediatismo oficialista ha optado por no informar desde hace unos 6 meses la conducta diaria del SIN.

La información contenida en el alegato oficialista indica que la falla del 9 de mayo ocurrió en el ámbito del sistema regional Centro-Occidente (115 kV-230 kV) pero, salvo pruebas en contrario, no desvinculado de la red troncal bajo el cuidado de CNG. No es conocida la secuencia de eventos. En buena teoría de fallas eléctricas la primera acción de despeje es una decisión automática de los sistemas de protección, acciones de milisegundos. Ocurriría luego y bajo decisión de los despachadores, un re-despacho, una segunda intervención si la falla sobrepasa a los sistemas de protección. Es entonces injusto, prima facie, victimizar a los operadores del despacho La Mariposa: pudo haber errores humanos y los ha habido.

El estado de vulnerabilidad del entero SIN conspira para singularizar responsabilidades en dos despachadores regionales. Mal puede un ambiente hostil de jerarquías desprofesionalizadas del ministerio-CNG brindar a los operadores deseables circunstancias decisorias para su trabajo cotidiano. Y menos lo será a futuro con tan infeliz imputación cuasi-criminal. Es público y notorio que las grandes fallas nacionales desde marzo 2008 a la fecha han sido atribuidas a falsificaciones varias: Niño, iguanas, quemas de cañicultores bajo líneas, aumento de la demanda, …en fin.

Los conductores del Sector Eléctrico eluden sus responsabilidades, que son políticas y penales, por el infinito daño causado a la Sociedad y a la Economía venezolanas: carencias de planificación, despilfarro y corrupción, desinversión, militarización y cubanización del Sector Eléctrico. No es esta la primera vez que se victimizan a inciertos autores de sabotajes eléctricos: 3 ingenieros de EDELCA presos y heladeros colombianos en Barinas.

Crisis eléctrica

La crisis eléctrica es crisis política, no hay trucos para engañar a 28 millones de usuarios. El guión totalitario se escribe con opresión y represión, mediatizadas para sembrar sumisión política y desmovilización de la Sociedad. El acusador es el SEBIN, antes DISIP, y es bien conocido que bajo su ex director Henry Rangel Silva se le entregó DISIP en 2008 a la cubanería G2. La asesoría cubana en Planta Centro y Tacoa, en Barinas, ha sido causante de fallas serias en rehabilitación y operación de centrales termoeléctricas.

«Corpoelec acusó a misión cubana por incendio en sub estación Barinas I
Dimas J. Medina / La Prensa de Barinas (Venezuela) – 05/11/10
El informe firmado por el ingeniero José Manuel Molina, jefe de la División de Seguridad Industrial de Corpoelec-Cadafe de Barinas, revela que 4 cubanos, todos adscritos a la Brigada de Mantenimiento y Reparación de Plantas Eléctricas de la Misión Cubana, fueron responsables de este incendio, que además de causar daños materiales a la referida Sub Estación, provocó severas interrupciones en el servicio eléctrico en…».

 

Más que irónico, es una carajada que el SEBIN-cubano indicie como criminales a profesionales venezolanos comprometidos con la buena marcha del SIN. Al igual que en el resto de los ámbitos de la vida nacional, estamos en la etapa de represión, versión cubanoide de los casos Libia y Siria. Las responsabilidades de la crisis eléctrica están en el grantimonel, in eligendo, ramírez, rodríguez, nervis et al.  La genuina clase profesional de la industria eléctrica ha de brindar su respaldo a los despachadores imputados. Y también lo ha de hacer la Sociedad ya harta de trucos.


E-mail: vpoleo@googlemail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.