Claves sobre Monómeros y por qué el manejo de este activo pone en entredicho al gobierno interino

0
19
Guaidó aseguró que el activo seguirá siendo de los venezolanos pese a la intervención del ente colombiano.

La denuncia de Humberto Calderón Berti no fue investigada ni por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, electa en 2015, ni por el centro de gobierno que encabeza Guaidó


 

Ibis León / Efecto Cocuyo (Venezuela) – 20/09/2021

La “protección” de los activos de la República que se atribuye el gobierno interino es hoy cuestionada por sectores de oposición, que alertan sobre la “dudosa solvencia moral” de funcionarios designados por Juan Guaidó y la administración irregular de empresas como Monómeros, la compañía venezolana de fertilizantes situada en Colombia, filial de Pdvsa.

La crisis de Monómeros se hizo pública cuando la Superintendencia de Sociedades de Colombia anunció su intervención por incumplimiento de protocolos de transparencia para evitar blanqueo de capitales y otras irregularidades.

SuperSociedades es un órgano adscrito al Ministerio de Comercio, Industria y Turismo de Colombia que se encarga de la inspección, vigilancia y control de las sociedades mercantiles.

Aquí las claves sobre el caso Monómeros que provoca desavenencias a lo interno del denominado G4 (Acción Democrática, Primero Justicia, Voluntad Popular y Un Nuevo Tiempo).

1 – El gobierno interino tomó control de Monómeros en abril de 2019. En enero de ese año, el opositor Juan Guaidó fue reconocido por Estados Unidos, Colombia y más de 40 países como presidente encargado de Venezuela tras las cuestionadas elecciones presidenciales de 2018.

2 – El exrepresentante diplomático del gobierno interino en Colombia, Humberto Calderón Berti, fue el primero en denunciar, en 2019, la injerencia partidista en la junta directiva y administradora de la empresa que no solo es un activo importante para Venezuela, también lo es para Colombia porque aporta el 40 % de los fertilizantes que requiere el sector agrícola en ese país.

Berti se refirió concretamente al fundador de Un Nuevo Tiempo, Manuel Rosales. Pero su denuncia no fue investigada ni por la Comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional, electa en 2015, ni por el centro de gobierno que encabeza Guaidó.

3 – Una segunda polémica se produjo con la denuncia que hicieron trabajadores de Monómeros, en un comunicado público, en el que se señalan que la gerencia, a cargo de Guillermo Rodríguez Lamprea, suscribió un contrato con una empresa panameña de nombre LionStreet Corp S.A. en el que cedía el 60% de las ganancias a este socio.

El exdiputado opositor José Luis Pirela también alertó sobre el presunto contrato, firmado el 30 de abril de 2021, y advirtió que la compañía panameña es de “dudosa” reputación. “No tienen actividades registradas en la Cámara de Comercio de Panamá”, manifestó el político.

Pirela incluso aseveró que los representantes de LionStreet Corp S.A. formaban parte de una trama de “corrupción”.

El 28 de junio de ese mismo año, los firmantes dejaron sin efecto el contrato tras las denuncias ventiladas.

4 – El escándalo más reciente está relacionado con la intervención de la Superintendencia de Sociedades de Colombia que, en la resolución 2021-01-515418, revela que la gerencia de Monómeros ha incumplido algunas de las obligaciones que guardan relación con el Sistema de Autogestión del Riesgo de Lavado de Activos y Financiación del Terrorismo (Sagrlaft) y tampoco ha seguido las instrucciones relacionadas con la adopción del Programa de Transparencia y Ética Empresarial (PEE).

En esta resolución, SuperSociedades también argumenta que el flujo de caja de la compañía se proyecta negativo a partir de agosto de este año, que no tendrá liquidez para seguir desarrollando su operación normal y que es probable que incumpla con los pagos de sus obligaciones. La deuda de Monómeros con los proveedores en el exterior asciende a $129.649.177.602.

Supersociedades somete a co… by LIBERTAD DIARIO

5 – En medio de la crisis, el gobierno interino anunció la reestructuración de la directiva de Monómeros y una auditoría externa. Esto luego de que se conociera la renuncia de Carmen Elisa Hernández, quien se desempeñaba como presidenta de la compañía.

Guaidó aseguró que el activo seguirá siendo de los venezolanos pese a la intervención del ente colombiano, aunque no aclaró si solicitará una averiguación a la Comisión Delegada Legislativa por las denuncias conocidas.

6 – Opositores enfrentados. En las últimas semanas Primero Justicia y Voluntad Popular exhiben posturas visiblemente opuestas que dejan ver las disputas internas.

La tolda aurinegra sostiene que todos los partidos de la Unidad, exceptuando VP, cuestionan que el gobierno interino maneje los activos de la República. El partido que dirige Julio Borges y Henrique Capriles también propone la creación de un fideicomiso para el control de los activos que contemple la supervisión de una junta de protectores independientes que serían tres figuras que ocupen cargos en organismos o instituciones internacionales”.

“Nos hemos opuesto a que funcionarios con dudosa solvencia moral estén a cargo de nuestros activos, exigiendo en instancias políticas la destitución de quienes no estén a la altura de un compromiso tan importante con todos los venezolanos”, dicen en un comunicado.

Mientras que la dirigencia de VP manifiesta que detrás de las críticas está el interés de ciertos dirigentes que quieren negociar la devolución de activos al gobierno de Maduro, en el marco de la negociación que tiene lugar en México, a cambio de ser habilitados para ejercer cargos públicos.

“Voluntad Popular rechaza las amenazas, presiones y pretensiones de la Dictadura de Nicolás Maduro sobre el futuro de la empresa Monómeros Colombo Venezolanos, S.A. y su reiterada insistencia en que Monómeros entre como punto específico en las negociaciones de México”.

Y “rechaza cualquier transacción con el régimen que pretenda enlodar al gobierno interino o poner en riesgo los activos del Estado Venezolano a cambio de concesiones políticas tales como habilitaciones de candidatos. La unidad no nos obliga a suscribir negociaciones personales de candidatos con la dictadura, con fines estrictamente individuales”.

Aunque el partido naranja no se refiere al secretario nacional de PJ, Tomás Guanipa, éste es uno de los candidatos de la Unidad que actualmente está inhabilitado, lo que le impediría medirse en las elecciones regionales y municipales convocadas para el próximo 21 de noviembre.

Sobre esto, Julio Borges respondió negando que la devolución de activos congelados en el exterior a la administración de Maduro está planteado como parte de las negociaciones en México.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.