Colombia interviene en caso Monómeros: Supersociedades toma el control

0
13
Desde Colombia se procura proteger a Monómeros para evitar que quede en manos de uno de los dos administradores venezolanos con escasa reputación: Nicolás Maduro o Juan Guaidó. (Twitter).

La Superintendencia de Sociedades de Colombia exigió a la junta directiva informarle de sus decisiones debido al presunto manejo irregular por parte de la junta ad hoc. La medida se anuncia en medio del reclamo de Nicolás Maduro de recuperar el control de la empresa mediante las negociaciones en México con la oposición dirigida por Juan Guaidó


 

Oriana Rivas / PanAm Post (Latinoamérica) – 06/09/2021

Monómeros, la compañía agroindustrial filial de Pequiven, será sometida a una figura de control por parte de la Superintendencia de Sociedades (Supersociedades) de Colombia. Actualmente administrada por la figura del interinato de Juan Guaidó, la empresa estatal también está siendo reclamada por Nicolás Maduro, quien ha ejercido presión para que vuelva a manos del chavismo por medio de las conversaciones en México con la oposición.

La investigación por presuntas irregularidades en la administración escala a otro nivel con la participación del organismo colombiano, que días atrás pidió una serie de documentos y registros contables como consecuencia del manejo irregular de la empresa que salió a la luz en los últimos meses. La irregularidad más notoria es el hecho de que la junta ad hoc firmara en abril de 2021 un contrato por 15 años con la panameña Lion Street, en el que se cede el 60 % de sus utilidades anuales, equivalentes a 7.500.000 dólares. Esto ocurrió a pesar de que la empresa supuestamente registró ganancias.

La Superintendencia de Sociedades recibió la alerta de este contrato, según información revelada por El Tiempo. A sus directivos se les solicitó un informe de gastos operacionales y compras, relación de sueldos, salarios y todo tipo de erogaciones a gerentes, además de otros documentos. No solo eso, deben explicar por qué el libro de actas de la junta directiva está en poder de la Fiscalía y por qué hay actas que no están asentadas en libros ni firmadas.

Días después de haberse dado a conocer esta información, el mismo medio informó este lunes que la Superintendencia decidió someter a Monómeros a la figura de control. El objetivo sería «que se tomen correctivos para subsanar una situación crítica de orden contable, económica, jurídica o administrativa». Los directivos deben informarle a la entidad todas las decisiones que tomen.

La disputa entre Maduro y Guaidó

Esta medida se aplica en medio de la disputa entre el régimen venezolano y la oposición dirigida por Juan Guaidó. Si bien desde Colombia estaban inspeccionando a Monómeros dos semanas antes de que Maduro la reclamara, también es conocido el declive de la figura de Guaidó y la desconfianza que hay en Bogotá desde el escándalo del Cucutazo.

Cuando Juan Guaidó se proclamó presidente interino recibió el apoyo de unos 60 países. Pero el panorama ha cambiado. El opositor ya no cuenta con el mismo respaldo ni a lo interno ni a lo externo. Fracasos, contradicciones y casos de corrupción han enlodado su figura. La participación en un nuevo diálogo con el régimen y la decisión de concurrir a las elecciones regionales le ha sumado críticas.

La situación no pinta un buen escenario para el mercado colombiano, considerando que la empresa venezolana abastece más del 45 % de la demanda de fertilizantes para el sector agropecuario de la nación neogranadina. Un documento reseñado por El Tiempo precisa que cuatro de cada 10 kilos de alimentos que se consumen en el país dependen de los fertilizantes de Monómeros.

Por lo tanto, se sospecha que desde Colombia se procura proteger a la empresa para evitar que quede en manos de uno de estos dos administradores venezolanos con escasa reputación: una dictadura que busca desesperadamente acceso a activos en el extranjero para seguirse sosteniendo o una oposición que dice conformar un Gobierno interino involucrado en diversos casos de corrupción, entre estos el mal manejo de Monómeros.

¿Qué había dicho Maduro?

Nicolás Maduro pidió elaborar un documento que se pudiera discutir en las primeras conversaciones en México. Para él, la empresa debe «regresar a manos de su dueño, Pequiven». Agregó que «si todo se está poniendo en su lugar, Monómeros debe volver a sus dueños, a su matriz, para que todos los productos vengan a Venezuela a contribuir en la recuperación económica e integral del país».

No es para menos, son ingresos que el régimen necesita. Con esto tomaría un respiro frente a las sanciones impuestas por Estados Unidos bajo la Administración de Donald Trump. Maduro lo reconoce, en la misma alocución admitió que Monómeros iba a ser uno de los puntos más importantes de la agenda. Al año, la empresa factura unos 790.000 millones de pesos colombianos (200 millones de dólares).

El gerente de Monómeros, Guillermo Rodríguez Lamprea, ha desestimado el acuerdo con la empresa panameña, así como presuntos incumplimientos en el reglamento de seguridad para los empleados. Pero las investigaciones siguen su curso, ahora con el organismo colombiano siendo partícipe activo, mientras las dos partes sentadas en una mesa de negociación en México se disputan su administración.


  • Oriana Rivas / Periodista venezolana radicada en Buenos Aires. Investigación para las fuentes de política y economía. Especialista en plataformas digitales y redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.