Como un compendio de errores decisorios califican a Corpoelec

0
102
El analista Víctor Poleo asegura que la creación de Corpoelec "es forzada e inviable" ARCHIVO

Dicen que Venezuela es riesgosamente vulnerable en seguridad energética


 

Mariela León / El Universal (Venezuela) – 09/04/12

Desde el 1 de enero de 2012 y de acuerdo a un decreto del Ministerio de Energía Eléctrica, las catorce empresas eléctricas que existían en el país quedaron fusionadas en la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec). Este proceso de integración y reordenamiento ha generado críticas de personal ejecutivo y de los trabajadores. Víctor Poleo, especialista en la actividad eléctrica, considera que la creación de esta Corporación, ideada en 2007, «es forzada e inviable» y presenta una «institucionalidad fallida». En su opinión esta eléctrica estatal «es un compendio de errores decisorios, trágicos en su mayoría si a juzgar vamos por su incidencia en la buena marcha del sector y de la nación».

El profesor de postgrado de Economía Petrolera en la UCV sostiene que «la energía es el bien de bienes -sin ella no hay producción de bienes a partir de bienes- y la electricidad es el servicio de los servicios». En consecuencia, «no hay lugar para benevolencias con la clase política en funciones de gobierno a la hora de explicar su destrucción de las industrias del petróleo, del gas y de la electricidad. Venezuela es hoy riesgosamente vulnerable en su seguridad energética: los inventarios de gasolinas y diesel se ubican en 8 y 13 días respectivamente, mientras que el déficit de capacidad disponible de generación eléctrica se ubica en 4.000 megavatios (Mw)».

Advierte que Corpoelec es «tácticamente la creación» por parte del gobierno «de un único patio de confrontación, hecho a su medida, para someter a las clases trabajadoras y profesionales del sector eléctrico y para ello apuesta al desgaste inducido por las potenciales disimilitudes entre sus varias culturas históricas». Señala que «nada más disímil que la cultura corporativa de un trabajador de Macagua y la de uno de Planta Centro, nada más disímil que la cultura de un trabajador de la Electricidad de Caracas y la de uno de Enelven. Entiéndase bien, que sean disímiles no conlleva disonancias en actitudes y/o contradicciones de clase porque, a la postre, todas las culturas generan, transmiten y distribuyen electricidad».

«El que sean disímiles», explica Poleo, «significa que sus misiones y visiones corporativas son diferentes histórica y geográficamente, en su tramado de realizaciones profesionales y en sus remuneraciones, en sus múltiples experiencias adquiridas en los mil y un espacios de la industria eléctrica. Si hay diferencias naturales ¿cuál es el costo-beneficio para los usuarios eléctricos y la nación cuando se homogeneizan por la fuerza a los trabajadores eléctricos? De ello no conocemos estudio alguno, tal vez porque nunca lo hubo». 

En el ínterin

Refiere que antes de «engendrar» a Corpoelec, «el Ejecutivo procedió a la gobiernización en 2007 de las empresas eléctricas todavía en manos privadas (EDC, Eleval, Seneca, entre otras). Para ello dispuso de $1.200 millones para que Pdvsa comprara activos eléctricos, antes que invertir en elevar la calidad del servicio eléctrico. No es para olvidar que el Gobierno adquirir para esa fecha los bienes en litigio de la EDC, la misma que desnacionalizara siete años atrás», al permitir la OPA de AES Corporation.

Comenta que la intención de una casa matriz o holding eléctrico estuvo indicada en el V Plan de la Nación y en propuestas avanzadas de Cadafe en los años ochenta. «Todas las proposiciones para un holding fueron siempre diferidas. ¿Qué no estaba bien en el arreglo institucional-político de 1998-2007 para que, manu militari, desconyuntar lo existente? Valga decir, despedir y jubilar profesionales a mansalva (remake de Pdvsa en 2003), cambiar atropelladamente sus ubicaciones en distintos edificios en Caracas, militarizar Edelca, crear jerarquías sin autoridad». 

Carencia de ingresos 

Se pregunta además «si hoy estamos mejor que ayer, toda vez que Edelca, joya de la corona, esta destruida. Si Corpoelec es viable financieramente, siendo que sus ingresos tienen un ostensible origen en compulsivas transferencias del fisco y en la aleatoria renta petrolera, antes que en un modelo económico sostenible y con tarifas eléctricas que no justiprecian los costos del servicio ni las inversiones necesarias». Argumenta que «es predecible entonces que las carencias de ingresos propios hayan sido y serán una constante en la inviabilidad financiera de la Corporación y que las víctimas de su inviabilidad sean sus clases trabajadores y, a la postre, nosotros los usuarios».

Poleo refiere en su análisis que «en 1998 las empresas eléctricas, públicas y privadas, empleaban a 26.152 trabajadores y la capacidad disponible de generación era de 17.543 Mw. En 2011 Corpoelec mantiene una nómina de empleos directos y tercerizados superior a los 35.000 y la capacidad disponible de generación no es sensiblemente superior a la de 1998». Sugiere que «para dimensionar mejor el fraude político perpetrado por la revolución contra los trabajadores de la Corporación Eléctrica, es suficiente con la lectura de sus mensajes, internos y públicos, al presidente Chávez, dador supremo de bienestar».


E-mail: mleon@eluniversal.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.