Denuncian abandono de seis turbinas generadoras de energía

0
61
Esas turbinas abandonadas, con capacidad de generación de 1.080 Mw equivale a la mitad de la demanda de potencia en Caracas, que está en alrededor de 1.900 Mw.

De estar operativas equivaldrían a 3 metros actuales del embalse de Guri


 

Mariela León / El Universal (Venezuela) – 13/02/10

El ex vicepresidente de la C.A. Energía Eléctrica de Venezuela (Enelven), ingeniero Ciro Portillo, denunció el abandono de seis turbinas de 180 megavatios (Mw) cada una, para un total de 1.080 Mw, en unos galpones ubicados en la Costa Oriental del Lago.

Portillo se unió a esa denuncia, ya efectuada públicamente por las autoridades municipales de esa región zuliana, y precisó que «en 2003 el Gobierno, a través de Petróleos de Venezuela (Pdvsa) hizo la solicitud de compra de esas máquinas de ciclo combinado a la empresa alemana Siemens. Las turbinas llegaron al país en 2006 y desde entonces permanecen abandonadas en cajas».

Explicó el especialista que el propósito de esa adquisición era instalar dos plantas de ciclo combinado (gas o gasoil ) de 500 Mw cada una: la primera en el municipio Bachaqueros y la segunda en el municipio Tamare, a los fines de alimentar de energía al Complejo Criogénico que estaría situado en la Costa Oriental del Lago e incluso, contribuiría a cubrir la alta demanda de esa localidad.

Portillo indicó que las actuales plantas térmicas de la zona generan solo 36 Mw, y el consumo asciende a 700 Mw, el cual adquieren desde la represa de Guri, a través del Sistema Interconectado Nacional (SIN). Sin embargo, comentó que «el proyecto criogénico, con el movimiento de tierra adelantado, fue abandonado y con él la instalación de las plantas termoeléctricas». Entonces las autoridades decidieron colocar las turbinas en los galpones de la empresa contratista Sidmara, donde reposan desde 2006.

Destacó que el año pasado se intentó reactivar la instalación de las centrales térmicas, y detectaron que en uno de los lugares dispuestos para su construcción (Tamare) estaba invadido por familias. Portillo advirtió que esta situación no depende de Enelven ni de Enelco. «Allí hay técnicos e ingenieros profesionales y capaces. El problema es Pdvsa». En su opinión estas máquinas podrían instalarse en otra infraestructura, por ejemplo, cerca de la planta San Lorenzo. Dijo que de haberse ejecutado ese proyecto, y haber entrado en operaciones en 2009, hoy sería otra la situación eléctrica del país.

El detalle

Víctor Poleo, profesor del postgrado de Economía Petrolera de la Universidad Central, sostuvo que esas turbinas abandonadas, con capacidad de generación de 1.080 Mw «equivale a la mitad de la demanda de potencia en Caracas, que está en alrededor de 1.900 Mw».

Poleo, junto a otros analistas de la materia energética, señaló que «estudios de simulación del despacho hidrotermo realizados con el modelo matemático Plhiter concluyen que, de haber entrado en operacion en 2006 las 6 turbinas guardadas por Pdvsa durante 4 años, significaría hoy un volumen de agua innecesariamente turbinada en Guri, equivalente a 3 metros del nivel actual de descenso del embalse, admitiendo que la administración del Caroní hubiese sido bajo criterios de optimización del despacho hidrotérmico del SIN».


E-mailmleon@eluniversal.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.