Eln y Bacrim están en Venezuela fortaleciendo sus negocios: Mindefensa

0
53
Reinaldo Ardila (der.) combinó su afición por la botánica en medio de su paso por la guerrilla del Eln.

El ministro Carlos Holmes Trujillo hizo el señalamiento en un foro académico en EE. UU.


 

El Tiempo (Colombia) – 26/06/2020

El ministro de la Defensa, Carlos Holmes Trujillo, participó de manera virtual en un seminario organizado por el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales en Estados Unidos.

Durante el evento, Trujillo hizo señalamientos contra el gobierno de Venezuela. «Muchas de las estructuras ilegales que delinquen en Colombia han encontrado en la dictadura de Nicolás Maduro, en Venezuela, espacio para fortalecer sus negocios criminales, lo que nos afecta de manera grave», afirmó.

El ministro señaló que ha venido denunciando estos hechos en diferentes foros y eventos teniendo en cuenta la gravedad de la situación.

«La mayor amenaza real contra la democracia colombiana, hoy, son las estructuras criminales con tentáculos en el exterior —especialmente en la vecindad—, dedicadas al negocio de las drogas ilícitas y de la extracción ilegal de minerales», sostuvo.

El funcionario, durante su intervención, dijo que ante la crisis económica, y sobre todo por la pérdida de la renta petrolera, el gobierno de Maduro ha tenido que echar mano del oro para financiar operaciones internacionales.

«De acuerdo a información de inteligencia, el 80 por ciento del oro extraído en Venezuela proviene de la explotación ilícita de minerales», afirmó Trujillo.

Protección oficial

De acuerdo con Trujillo, «desde hace años se sabe de la protección que el régimen de Maduro le ha dado al Eln», y presentó un informe de inteligencia en el que sustentó su afirmación.

En el mismo se advierte que en la región del Catatumbo (Norte de Santander), el Eln estaría ingresando oro extraído ilícitamente en los estados de Bolívar, Apure y Amazonas en Venezuela. Y que el grupo ilegal se apoya en esos recursos para financiar sus acciones violentas en Colombia.

De igual forma, el jefe de la cartera de Defensa dijo que, en Guainía, el Eln y las disidencias (grupos armados residuales, Gaor), que se hacen llamar ‘Frente Acacio Medina’, estarían ingresando a Venezuela «con el fin de extraer oro para fortalecer sus economías criminales. Se destaca una importante actividad minera ilegal en las minas de Yapacana».

En el mismo sentido dijo que en Puerto Carreño (Vichada), hace presencia una organización autodenominada ‘Los Chatarreros’, dedicada al tráfico de minerales como oro, diamantes y tierras negras «sustraídas ilícitamente desde el arco minero del Orinoco en Venezuela, para movilizarlos hacia Colombia, Panamá, Puerto Rico y España».

Afirmó durante su exposición que integrantes de las disidencias se han reagrupado en el estado venezolano de Amazonas.

«Los minerales extraídos de manera ilícita en Venezuela son transportados vía fluvial por el río Orinoco con destino a Puerto Carreño y posteriormente a la ciudad de Bogotá», aseguró Trujillo.

Nuevas amenazas para Colombia

Por esa situación, afirmó el ministro, la Fuerza Pública ha reforzado los controles en la frontera para impedir que estas organizaciones criminales, que son  generadoras de violencia, sigan destruyendo recursos naturales y atacando a los campesinos y a los líderes que se oponen a sus actividades ilegales.

Para el funcionario estos hechos generan nuevas amenazas para el país y para la democracia, porque la extracción ilícita de minerales no solo destruye el país, sino que en «los distintos eslabones de esta cadena se relacionan organizaciones narcotraficantes, explotadores ilícitos que, en muchos casos, logran penetrar los sistemas financieros».

«La explotación ilícita de minerales también ha generado impactos sociales negativos en las zonas donde se desarrolla, propiciando amenazas a la seguridad ciudadana, desplazamientos de personas foráneas (alta presencia de venezolanos, brasileros y ecuatorianos) y generando dinámicas ilegales que afectan la institucionalidad y las economías locales», puntualizó Trujillo.

También señaló que estas «empresas del delito» hacen transacciones con clientes extranjeros, lo que se constituye como lavado de activos y que se requiere mayor cooperación internacional para enfrentar ese tipo de actividades.

«Con el ánimo de poner un ejemplo: Suiza reporta que ha entrado menos oro a su país del que Colombia exportó, y Estados Unidos reportó que entró más oro del que Colombia efectivamente exportó. Esto revela la necesidad de cooperar aún más», señaló.


DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.