Filtran documentos que sustentarían gigantesco caso de fraude de Derwick Associates a Venezuela

0
14
Derwick Associates ha sido denunciada por irregularidades y cobros excesivos del gobierno venezolano y haciendo contrato de terceros para realizar proyectos otorgados por el Estado.

«Tres turbinas Rolls Royce Trent 60 originalmente adquiridas por $ 66 millones de Rolls Royce se vendieron a Derwick por $ 79,3 millones, que a su vez las revendió horas más tarde por $ 97,5 millones, agregando otros $ 31 millones de ganancias al resultado final tanto de Derwick como de ProEnergy»


 

Morfema Press (Venezuela) – 04/08/2022

Un ex empleado de ProEnergy Services filtró en Internet 10GB de información de los discos duros de dicha empresa que revelarían el gigantesco caso de fraude de Derwick Associates a Venezuela, reseña The Freedom Post.

Derwick Associates es una empresa de servicios terciaria venezolana de ingeniería encargada en la instalación y ensamblaje de plantas de generación de electricidad. La Compañía ha sido denunciada por irregularidades y cobros excesivos del gobierno venezolano y haciendo contrato de terceros para realizar proyectos otorgados por el Estado.

Dicha información ha sido publicada en sitios web anónimos, pero muy populares en la dark web como lo son Cryptome y DDosSecrets, plataformas similares a Wikileaks.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos y la oficina del fiscal del distrito de Manhattan investigan a Derwick Associates, una empresa venezolana que recibió contratos por cientos de millones de dólares en poco más de un año para construir plantas eléctricas en Venezuela, poco después de que la red del país empezó a fallar en 2009, dijeron fuentes al tanto.

ProEnergy Services, empresa de ingeniería, abastecimiento y construcción en Sedalia, estado de Missouri, que vendió decenas de turbinas a Derwick y ayudó a construir las plantas, también está bajo investigación.

El testimonio de Dan Rosenau:

«Soy dolorosamente consciente de la malversación de fondos y la sobrefacturación que involucra al sector energético de Venezuela dado que, hasta hace poco, trabajaba en ProEnergy Services, con sede en Sedalia, Missouri. ProEnergy fue el contratista responsable de la construcción de una docena de centrales eléctricas en acuerdos que involucraron sobrefacturación bruta, múltiples transacciones en el extranjero y una asociación turbia con Derwick Associates, una empresa emergente venezolana sin experiencia en la construcción de centrales eléctricas. Pongo a disposición aquí más de 10 GB de material directamente desde el disco duro de la empresa. Los metadatos de cada documento se pueden rastrear directamente a las computadoras de Pro-Energy. Mi esperanza es que la «contratación colectiva» de los datos adjuntos permita a las partes interesadas ayudar a exponer un fraude multimillonario.

Entre 2009 y 2012, ProEnergy facturó por una suma de $ 2 mil millones, casi todo proveniente de un solo cliente: Derwick Associates. Nuestra empresa vendió más de mil millones de dólares en turbinas (la mayoría de ellas usadas o reacondicionadas, pero vendidas como nuevas) a Derwick, que luego las revendió horas después con un margen significativo al gobierno de Venezuela a través de entidades como su ministerio de electricidad, su empresa estatal guyanesa CVG, su empresa petrolera estatal PDVSA y el productor de mineral de hierro SIDOR. Además de las ventas de turbinas a Derwick, ProEnergy construyó las centrales eléctricas que Derwick comercializó como propias y por las cuales ambas compañías facturaron al gobierno venezolano en cientos de millones de dólares. Según el Wall Street Journal, Derwick ahora está bajo investigación criminal por parte de las autoridades federales y las autoridades locales de Nueva York. (Esto llevó a Derwick a contratar de inmediato a Adam Kauffmann, exjefe de la división de investigación del fiscal de distrito de Manhattan. Kauffmann ya representa a varios funcionarios del gobierno venezolano que malversaron cientos de millones).

Trabajando en el departamento de ventas de ProEnergy, me enteré de que nuestra empresa había dado en el blanco cuando un grupo de venezolanos conectados decidió ignorar a los fabricantes de equipos originales (OEM) como Rolls Royce, Pratt & Whitney y General Electric y, en cambio, utilizó a ProEnergy como intermediario. En otras palabras, un intermediario utilizó a un intermediario.

Inexplicablemente, el departamento de TI de ProEnergy había bloqueado el acceso a los sitios de Internet cuando busqué en Google «Derwick» y «corrupción». Esto despertó mi curiosidad y exploré la unidad de computadora compartida de la compañía en busca del término «Derwick». Lo que encontré allí me impactó: docenas de propuestas a Derwick para generadores, para centrales eléctricas, para mejoras a esas centrales eléctricas. Fue extraño dado que ProEnergy nunca ha construido una planta de energía en los Estados Unidos (ProEnergy no cumple con los estándares estadounidenses y, por lo tanto, tiene oficinas en lugares como Angola, Argentina, Pakistán y Venezuela). Sorprendentemente, las propuestas de ProEnergy reflejaron un margen de beneficio que oscilaba entre el 20% y el 74%. En mi industria, el margen de beneficio suele oscilar entre el 2 y el 5 %. A estos precios alguien estaba siendo estafado. ProEnergy estaba sobrefacturando a Derwick.

Mi sensación de incredulidad solo creció a medida que leía. Descubrí borradores de documentos con membrete de Derwick. ProEnergy estaba redactando las propuestas y preparando las facturas que Derwick enviaba a los clientes venezolanos por exactamente el mismo equipo descrito en las propuestas a Derwick de ProEnergy. Esto incluía facturas reales de Derwick a empresas estatales de Venezuela como PDVSA. Estas facturas, indicaron los documentos de Microsoft Word, fueron creadas en las computadoras de ProEnergy en Sedalia. En algunas de las facturas de Derwick, las instrucciones de transferencia bancaria fueron a cuentas bancarias pertenecientes a ProEnergy. Unos al banco offshoreDavos International y otros a JP Morgan en Nueva York.

Cuando supe que los propietarios de Derwick apenas habían terminado la universidad y eran amigos del hijo del Ministro de Electricidad de Venezuela, me di cuenta de por qué ProEnergy había preparado las facturas de Derwick: porque nuestros clientes venezolanos de veintitantos años carecían de los conocimientos técnicos. Después de todo, ¿cómo redacta una persona una factura por un producto sin conocimiento sobre el artículo en cuestión?

Sorprendentemente, estas facturas preparadas por ProEnergy y supuestamente de Derwick también revelaron márgenes gigantescos por encima de los precios que ProEnergy cobraba a Derwick. Entonces, un artículo como un conjunto de tres turbinas FT8 Swift Pac compradas por ProEnergy a Pratt and Whitney por $ 67,5 millones se vendió un día después por $ 78 millones a Derwick, quien luego lo vendió dos días después a Venezuela por $ 97,5 millones. Y así, en cuatro días, ProEnergy y Derwick Associates agregaron $30 millones a un artículo con un costo minorista de $ 67,5 millones. En otro caso, tres turbinas Rolls Royce Trent 60 originalmente adquiridas por $ 66 millones de Rolls Royce se vendieron a Derwick por $ 79,3 millones, que a su vez las revendió horas más tarde por $ 97,5 millones, agregando otros $ 31 millones de ganancias al resultado final tanto de Derwick como de ProEnergy. Al igual que estas transacciones, hay decenas de instancias en cada artículo imaginable, desde repuestos hasta costos de construcción, desde turbinas hasta generadores, desde transformadores hasta costos de transporte y capacitación de empleados. Dejé de contar el total de las facturas después de dos mil millones de dólares.

Un colega me dijo que el FBI había visitado ProEnergy en varias ocasiones. Fui torturado, semana tras semana, sabiendo que ProEnergy estaba robando a una nación donde la pobreza y el crimen proliferan. Pasé noches sin dormir, agonizando sobre qué hacer. Los despidos en toda la empresa resolvieron mi dilema inmediato. La verdad es que sin más flujo de efectivo venezolano, ProEnergy sufrió una crisis de efectivo de larga data. Tanto es así que Acon Investments de Washington, D.C., hizo una inyección de capital en ProEnergy. Acon está dirigida por Bernard Aronson, designado por Obama para América Latina.

Pasaron los meses y no podía quitarme el disgusto de lo que sucedió. Soplé el silbato al compartir la información con el célebre reportero de investigación venezolano César Batiz, quien verificó el material y permitió que un bloguero publicara parte del mismo en Scribd.

Las sensacionales revelaciones sobre las actividades de lavado de dinero de los funcionarios de energía venezolanos en el banco andorrano explicarían por qué los funcionarios estatales venezolanos acordaron pagar en exceso a Derwick y ProEnergy. Los hombres a los que se refieren las cartas (escritas por ProEnergy y) y enviadas por Derwick son cuentacorrentistas expuestos a cargos penales en España por amasar fortunas ilegales en «honorarios de consultoría».

Es desalentador que los ejecutivos de energía estadounidenses muestren una codicia tan terrible y se apresuren a participar en el saqueo de Venezuela. Mi esperanza es que al hacer públicos los 10 GB de información, más de mis antiguos colegas se presenten y delaten uno de los escándalos internacionales más preocupantes en la historia de Venezuela (y Missouri). Me enteré de que Derwick Associates ha perseguido a numerosos blogueros en Venezuela y en el extranjero, así como a periodistas de la corriente principal, lo que incluye publicar historias sobre sus fechorías en The Wall Street Journal, Forbes, The Economist, Huffington Post y Miami Herald».

Descarga de los archivos filtrados de ProEnergy

Debe usar obligatoriamente un cliente para descargar torrents, como el programa gratuito qBittorrents.

MAGNET Link
TORRENT Link

 

DDOSecrets.com es la fuente original de los links anteriores: https://ddosecrets.com/wiki/VZ-US_Corruption


  • Artículo publicado en Morfema Press el día 02/08/2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.