El propio Chávez ordenó entregar contratos a los “bolichicos Derwick”

0
41
Alejandro Betancourt López, su primo Pedro Trebbau López y su amigo Francisco D’Agostino Casado -concuñado de Luis Alfonso de Borbón- viven hoy en España y son dueños de siete empresas inmobiliarias, domiciliadas en Madrid.

Fisco nacional fue defraudado en más de cuatro mil millones de dólares, durante la breve gestión de Argenis Chávez Frías en Corpoelec


 

Luis Felipe Colina / La Razón (Venezuela) – 13/02/2022

El ex gobernador del estado Barinas y hermano del difunto presidente Hugo Rafael Chávez Frías, ingeniero Argenis Chávez Frías, durante su corta y extraña gestión al frente de “Corpoelec”, empresa eléctrica socialista, en tan sólo siete días de gestión desapareció cuatro mil millones de dólares, que estaban destinados, para la recuperación y mantenimiento del Sistema Eléctrico Nacional.

Sobre esta garrafal estafa al Fisco nacional, a pesar de tener conocimiento y pruebas fehacientes, tanto el Contralor General, como el Fiscal (de facto), Elvis Eduardo Amoroso y Tarek William Saab, respectivamente, guardan silencio sepulcral.

El ingeniero Chávez también fue viceministro de Energía Eléctrica entre los años 2011 y 2013, siendo entonces titular de ese despacho el también ingeniero Héctor Navarro, época en la que fueron adjudicados los mayores contratos, por estrictas órdenes del presidente Hugo Chávez a los tristemente célebres bolichicos de Derwick Associates, cuya colosal fortuna, proveniente de los negocios con el chavismo, está distribuida especialmente en Estados Unidos y Europa.

Los Bolichicos

La expresión ‘bolichicos’ se refiere a  “la nueva camada de ricos en los tiempos chavistas”. Es decir, empresarios jóvenes que hicieron sus fortunas siendo, principalmente, contratistas del gobierno en proyectos de electricidad.

Son varios los que componen el grupo: Leopoldo Alejandro Betancourt López, presidente de la junta directiva y fundador de Derwick Associates; Pedro Trebbau López Derwick, vicepresidente de Derwick Associates; Francisco Convit Guruceaga, accionista de Derwick Associates; Domingo Guzmán López, director de Derwick Associates de Venezuela; y Orlando Alvarado, gerente de portafolio y director de O’Hara y sus afiliadas.

Fue precisamente a través de  Derwick (empresa dedicada a la construcción de plantas de generación eléctrica, de subestaciones, y centrales hidro y termo eléctricas) que los ‘bolichicos’ empezaron a obtener contratos en Venezuela, al punto de llegar a 12 entre 2009 y 2010, justo después de su creación.

Y estos mismos ‘bolichicos’ lideran el grupo de inversionistas O’Hara, que se sumó como accionista de Pacific el 21 de abril de 2015, cuando IPC Investments Corp, uno de sus fondos, adquirió la propiedad efectiva de un millón de acciones ordinarias. Incluso, Betancourt López forma parte de la junta directiva de Pacific como parte controlante de O’Hara y afiliados, que tienen 19,5% de participación en la firma.

El pasado 11 de abril, estos empresarios fueron denunciados ante las autoridades competentes por el accionista de Pacific, Felipe Goyeneche, por presuntamente incurrir en lavado de activos. De acuerdo con el acta de denuncia, “dichos empresarios extranjeros, utilizando sus empresas, llegan a otros países con el objetivo de legalizar dineros mediante la inversión en diferentes empresas nacionales o multinacionales. En el caso particular, la compañía Derwick Associates realizó compra de acciones en la multinacional Pacific Exploration & Production, con capitales de dudosa procedencia, obtenidos generalmente en sus países de origen”.

En el acta se agrega que “dichos empresarios, mediante la comisión de los presuntos delitos ya mencionados y a través de personas jurídicas de su propiedad y en el caso particular de la sociedad O’Hara, pudo haber adquirido varios activos en nuestro país, entre los que se encuentra un porcentaje importante de la compañía Pacific”. Esta denuncia se suma a otros procesos que han tenido en Estados Unidos. En 2014, The Wall Street Journal informó que fiscales federales y estatales de Nueva York iniciaron una investigación contra Derwick  por presuntas violaciones a la ley bancaria del estado y pago de sobornos. En marzo de este año, Bloomberg publicó que el fiscal federal de Nueva York Preet Bharara solicitó registros bancarios suizos relacionados con una investigación a representantes de Derwick por supuestos sobornos a Pdvsa.

El papel en la trama de Pacific

De acuerdo con los analistas,  llama la atención que dos meses antes de la oferta de Alfa, los ‘bolichicos’ alcanzaron una participación de casi 20% en Pacific.

Felipe Pinzón, jefe de investigaciones económicas de Profesionales de Bolsa, recordó que los ‘bolichicos’, “al no estar de acuerdo con el precio que les habían ofrecido, lo que hicieron fue contratar una  banca de inversión para que realizara la valoración de la compañía. Pero jamás sacó el precio; le metieron bulla al mercado para que los accionistas minoritarios se les unieran al no estar de acuerdo con la oferta”.

“Ellos son en parte culpables de que hoy tengamos a una Pacific prácticamente valiendo cero, porque en el momento que la empresa tuvo un salvavidas a un precio de bolsa por encima de $10.000, este grupo se interpuso y no dejó hacer ningún tipo de negociación”, dijo Diego Franco, director de investigaciones económicas de Franco Valores.

Pinzón agregó que “la venta era el momento perfecto para que se hiciera esa reestructuración de la compañía en México. Estábamos en el boom minero energético en México, Alfa quería ser un jugador importante en el sector, y Pacific tenía un know how increíble. La idea de Alfa era comprar una empresa no tan cara, tener su know how y usarlo para explorar. Era el momento para hacer una inyección de liquidez y sacarla a flote. A cada accionista le habrían respondido con 6,5 dólares canadienses (…) y ahora es una acción que van a  diluir”.

De acuerdo con los analistas, el problema es que los ‘bolichicos’ engrosan hoy en día el grupo de damnificados de Pacific porque su participación también será diluida.

De acuerdo con información del diario La República, de Colombia, Pacific Exploration & Production y algunas de sus subsidiarias directas e indirectas radicaron una solicitud de protección bajo la Ley de Arreglos de Acreedores de Compañías ante la Corte Superior de Justicia de Ontario. La solicitud está relacionada con la implementación de la transacción descrita en su acuerdo con Catalyst, y se quieren resguardar de “ciertos tenedores de los bonos senior sin garantía de la compañía y ciertos prestamistas bajo sus facilidades de crédito, para llevar a cabo una restructuración financiera integral que reducirá la deuda significativamente, mejorará la liquidez y posicionará mejor a la compañía”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.