Los intereses de Piedad Córdoba con Álex Saab y las FARC al descubierto

0
86
Foto tomada en 2015 cuando Piedad Córdoba hacía campaña en compañía de Álex Saab aunque ella niega la relación. Ahora su exasesor la deja al descubierto. (El Expediente).

Andrés Vásquez, el exasesor de comunicaciones de Piedad Córdoba, la acusa de pasar de ser «mediadora humanitaria» a lobista de Álex Saab, además de haber retrasado la liberación de Ingrid Betancourt


 

Gabriela Moreno / PanAm Post (Latinoamérica) – 14/02/2022

El contacto de la exsenadora izquierdista, Piedad Córdoba, con el chavismo, desfiguró sus intereses políticos y le replanteó los económicos. Sus relaciones con el régimen de Miraflores la condujeron a abandonar las labores «humanitarias» con los secuestrados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) para convertirse en la lobista empresarial de Álex Saab, preso en Estados Unidos por cargos relacionados con lavado de dinero.

Eso y más sostuvo Andrés Vásquez, el exasesor de comunicaciones de la hoy candidata al Senado por el Pacto Histórico del exguerrillero Gustavo Petro, en su última declaración ante la Fiscalía divulgada por Noticias Caracol.

Según su versión, “Piedad le presenta a Álex Saab tanto a Nicolás (Maduro) como a Tarek El Aissami. Yo estuve en esa reunión con Tarek. En esa reunión, Piedad se reúne con el director del Servicio de Inteligencia de Venezuela, en donde compartió varias cosas”. El encuentro no fue casualidad ni terminó ahí. Al contrario, acabó en un ajedrez operativo para que Saab recuperara los 30.000.000 de dólares  que le debía el chavismo. En el tablero, Piedad sirvió de enlace para que lo lograra.

Una agente

En el transcurso de sus mediaciones, Córdoba se convirtió en un “agente” del chavismo cuando “le solicitaron hacer un análisis de los empresarios que eran afines al gobierno de Uribe, que eran afines al proyecto paramilitar y a quiénes no se les debía pagar y a quiénes sí. Ahí es cuando Piedad toma la relevancia”, dijo Vásquez.

En su relato también manifestó que Piedad Córdoba debió crear con Álex Saab una empresa ficticia para presuntamente «lavar» esa gran cantidad de dinero, porque para entonces no tenía la capacidad económica para justificar el manejo de altos montos.

Documentos presentados por la revista Semana revelan que entre 2015 y 2016, Group Grand Limited, una de las firmas que forma parte del entramado de Saab, creada en Hong Kong el 8 de marzo de 2013, compró pasajes que les fueron enviados a Córdoba y a sus familiares.

Un triángulo con un hijo

Camilo, uno de los hijos de Piedad Córdoba, selló un triángulo a favor de las negociaciones por Álex Saab porque “había unos 16 millones de dólares que correspondían a importaciones ficticias, uso ilegal de divisas o manipulación de divisas”.

Aunque Andrés Vásquez informó a Piedad Córdoba sobre las irregularidades mediante un correo, ella lo ignoró. Lo culpó de ser un “flojo” y le pidió derivarle el trabajo a Camilo. “Le dije que teníamos un problema porque estamos sacando el dinero de alguien que está teniendo en realidad una importación ficticia”.

Su declaración potencia el informe de la Comisión de Fiscalización de la Asamblea Nacional de Ecuador –que ya está en manos del Ministerio Público de cinco países, entre ellos Colombia– donde se menciona que en julio de 2013, cuando ya Saab era indagado por presunto lavado de activos, la excongresista colombiana viajaba en narcojets hacia Ecuador con Saab.

Gerardo Reyes Copello, autor del libro Álex Saab, la verdad, quien además es director de la Unidad Investigativa de Univisión, alega que tiene pruebas de la mediación de Piedad Córdoba a cambio de jugosos pagos. «Hay documentos que dejan la duda de que ella sí estaba interesada en una comisión», declaró en abril pasado. Además, para el momento que presentó a Saab, el chavismo la tenía como figura de confianza.

La ‘Teodora’ de las FARC

En paralelo, el exasesor de Córdoba también la señala de retrasar la liberación de la candidata presidencial Ingrid Betancourt, cuando estuvo secuestrada por las FARC, porque «Piedad tenía en su cabeza un cronograma de las liberaciones, y tenía un cronograma de las liberaciones especialmente por la jerarquía. Quería que el gobierno de Francia hiciera presión por el intercambio humanitario (canje de secuestrados por guerrilleros presos) y, por eso, que Ingrid no fuera liberada de primera para ella era importante si quería mantener a Francia dentro del proceso de paz».

Incluso, reveló que Piedad Córdoba habría creado un correo llamado: teodoraah07@yahoo.es con el que se comunicaba con la guerrilla. «Teodora, por el nombre que ellos le dieron, ‘AH’, por acuerdo humanitario, y 07 porque era el 2007».

Tras esto, la candidata presidencial Ingrid Betancourt señaló a Piedad Córdoba como «parte de la clase política corrupta» que intentó sacarla de la política. «Esta excongresista hoy en la campaña de Gustavo Petro retrasó deliberadamente mi liberación para obtener dividendos políticos», escribió en un tuit.

Piedad Córdoba niega todo. Lo atribuye a «persecución política», pero la Procuraduría General de la Nación abrió un proceso en su contra por una información hallada en los computadores del abatido jefe guerrillero ‘Mono Jojoy’. Según el Ministerio Público, Córdoba alertó a las FARC de la Operación Sodoma, en la que fueron rescatados varios uniformados.


  • Gabriela Moreno / Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con énfasis en las fuentes de política e internacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.