«Nace un nuevo orden enérgetico»

0
83
Un Nuevo orden energético nace... La OPEP no tendrá ya más el dominio para dictar el nivel mundial de precios del petróleo.

El ex directivo de Energía y Minas en este gobierno, ing. Victor Poleo, considera que se acabo el predominio de la OPEP y que «tal vez sea la actual la ultima de las oleadas rentista


 

Aída Gutiérrez / Revista Zeta (Venezuela) – 23/10/08

ZETA conversa sobre precios del petróleo, con el ingeniero Víctor Poleo Uzcátegui, profesor de postgrado en Economía Petrolera de la Universidad Central de Venezuela, quien considera «que alentar altos precios del petróleo fue una apuesta suicida por parte de Irán, Rusia y Venezuela en simbiosis con los Goldman Sachs y los Merrill Lynch».

El ex directivo del Ministerio de Energía y Minas (de este gobierno), saca a colación una frase de Ahmed Zaki Yamani (Doha, 1982), quien decía: «los que hablan de precios del petróleo no saben y los que saben no hablan». A pesar de la frase de Yamani le pregunto:

-¿Cuál es el costo real del barril de PDVSA? Tomando en cuenta los costos de producción, los gastos y compromisos de la empresa.

-En ausencia de información o en presencia de información multiple -v.gr.: PDVSA, OPEP, Agencia Internacional de Energía– es incierto ubicar un costo por barril. Dicho de otra forma: es incierta toda cifra que relacione barriles producidos (2.3 millones de barriles/día vs. 3.2 millones de barriles/día) y gastos asociados a producción.

-En tal contexto -prosigue Poleo– si a juzgar vamos por los informes de PDVSA 2007 y mitad del 2008, los costos de producción por barril se ubicarían en la región de 5 dólares/barril y 20 dólares/barril.

No profundizó en los compromisos no petroleros que asume PDVSA.

El cordón umbilical

Para el ingeniero Poleo la renta petrolera es nuestro (casi único) cordón umbilical con la Economía global y, en su casi totalidad, la renta petrolera se nutre en sincronía con la voracidad energética de la economía de EEUU (40% de la demanda mundial de gasolinas, 25% de la demanda mundial de petróleo).

Señala que Venezuela contribuye a EEUU un 8% de su demanda de crudos y productos, mientras que EEUU contribuye para Venezuela con 8 de cada 10 dólares de sus divisas internacionales. Considera que las actuales turbulencias en los mercados financieros mundiales devienen en recesión económica y, predeciblemente, el nivel mundial de precios del petróleo es ahora declinante.

A su juicio «alentar altos precios del petróleo fue una apuesta suicida por parte de Irán, Rusia y Venezuela en simbiosis con los Goldman Sachs y los Merrill Lynch».

-¿Por qué suicida?

-Tal vez sea la actual la última de las oleadas rentistas… Altos precios del petróleo han activado irreversibles mecanismos de reemplazo y sustitución de las gasolinas, el segmento más preciado del barril de petróleo. Los mercados en gestación del transporte terrestre se medirán en kilómetros por Kwh., ya no en kilómetros por litro (de gasolina/diesel) -explica Poleo.

-Al igual que así nos ocurre con el nivel mundial de precios del petróleo (que Venezuela no dicta), también declinantes son los volúmenes de producción/exportación de crudos y productos por nuestra industria petrolera, consecuencia de la descapitalización de conocimientos ocurrida en 2003 por decisión criminal del Gran Timonel y de Ali Rodríguez, trepador a la presidencia de PDVSA en junio 2002 -expresa el analista petrolero.

-La coyuntura actual -continúa- dista mucho de ser gloriosa, si a juzgar vamos por la inactividad de los crackeadores de Amuay-Cardón y las chapucerías habaneras para quemar nuestro diesel exportable en sus (sólo para ellos) lucrativas termoeléctricas rurales.

Para el experto son declinantes tanto el precio internacional del petróleo como los volúmenes de exportación. «Así como también declinante es la renta petrolera, aleatoria riqueza que nos es devenida por gracia del capital energético internacional», indica.

-¿A qué precio podría llegar el barril de petróleo?

-Invocando a Yamani, existen predicciones de 35 US$/b (Deutsche Bank) a 70 US$/b (desideratum OPEP). Aunque es temprano para predecir un nivel de precios del petróleo, como quiera que aún no se ha alcanzado un estado de equilibrio en los mercados financieros mundiales.

-Lo que si es predecible -explica Poleo– es que la matriz energética mundial emergerá con un dominio disminuido del petróleo, sus gasolinas reemplazadas y/o sustituidas por nuevas tecnologías como líquidos del carbón y del gas, carros eléctricos, mayores contribuciones de energías renovables (hasta un 15% de la oferta mundial de energía).

Evolución de los precios del petróleo

El analista petrolero precisa que en los años ’60, ’70 y ’80 el nivel mundial de precios del petróleo lo dictaba Saudi Arabia en conjunto con la Alianza del Golfo (Kuwait, Emiratos, Qatar). «Los saudís exhibían entonces atributos políticos y económicos para cerrar o abrir su producción/exportación (8 a 12 millones de barriles/día) y así regular en tiempo real la ecuación oferta/demanda».

-¿Qué papel jugaba la OPEP en ese entonces? ¿Y Venezuela?

-La OPEP fungía de árbitro colegiado para las decisiones sauditas (Yamani era su vocero). Ni antes ni ahora Venezuela dicta precios; Venezuela es un price taker.

-Durante esas décadas -continúa Víctor Poleo– los mercados spot de crudos y productos se instituyeron espontáneamente para transar volúmenes sobrantes o residuales (ca. 3% a 5% del mercado mundial de crudos y productos) bajo libre oferta y demanda, justipreciando así la escasez o abundancia en los mercados globales. En el spot se fijaba el precio en competencia.

Añade que Rotterdam concentraba el spot de Europa Norte, Nueva York la costa este de EEUU, Singapur el Asia-Pacífico. Destaca que en los ’80 se inician los «mercados a futuro» (a 30, 60, 90 días y más), superpuestos al spot (mercados del momento), y se instituyen probabilidades y riesgos en el tiempo con respaldo de barriles de papel.

-¿Cómo queda la OPEP en relación a los «mercados a futuro»?

-Los «mercados a futuro» atraen capitales financieros que progresivamente perturban el libre juego de oferta y demanda en los mercados spot y erosionan relativamente el poder de la OPEP para fijar precios.

En este sentido, subraya que a finales de los años ’90, los mercados financieros mundiales se insertan en los mercados a futuro y especulan, al igual que especulan con las propiedades e hipotecas de viviendas en EEUU. Resalta que «en julio 2007 ocurre el crash bancario en EEUU y los precios del petróleo se intoxican con capitales financieros que huyen del crash».

-En Yedah, -indica Víctor Poleo– en febrero de 2008, se reúnen factores de poder global y acuerdan regular el nivel de precios. Son ellos Saudi Arabia (no OPEP), Agencia Internacional de Energía, gobiernos del G7, corporaciones energéticas…

-Y entonces ¿Qué pasará con la OPEP?

Un Nuevo orden energético nace… La OPEP no tendrá ya más el dominio para dictar el nivel mundial de precios del petróleo -sentencia.

-Durante 2008 -prosigue- los precios del petróleo suben artificiosamente a 140+ US$/b. Venezuela, Irán, Rusia… en sincronía con los capitales financieros especulativos predicen precios de 150 US$/b… 200 US$/b…

Al respecto menciona que Rodrigo Cabezas y Chávez Frías alientan la puja de precios, siendo que el proyecto socialista Siglo XXI descansa en renta petrolera. El profesor Víctor Poleo se queda pensativo y luego reflexiona: «En este amanecer del post-rentismo, ya nos preguntaremos cómo fue posible que tan colosal factura petrolera (ca. 800 mil millones de dólares en una década) fuese asignada a la destrucción del Estado convencional y a la artificiosa construcción de un Estado paralelo, despilfarro y corrupción mediantes».

Los Compromisos internacionales

El ingeniero petrolero Diego González, quien prestó servicios durante 38 años en la industria petrolera venezolana, señala que «PDVSA en el primer semestre de 2008 compró 17,8 mil millones de US$ en petróleo y productos, la bagatela de 98,8 MMUS$ diarios, que a un precio promedio de 96,12 US$/barril significan cerca de 1 millón de barriles diarios (MMBD), principalmente para honrar los contratos de venta de CITGO en los EE.UU., los obsequios por conveniencias políticas (ALBA, PetroCaribe, Argentina, Bolivia, Paraguay) y abastecer el mercado interno nacional».

Explica que una disminución en los precios del petróleo y mayor caída de la producción nacional conducirá a que se dificultará honrar los contratos de CITGO y los compromisos de ayuda que se han ofrecido. «Por lo demás, la compra de semejantes volúmenes es una muestra fehaciente de que PDVSA no está produciendo 3,4 MMBD, sino 2,3 MMBD como lo informan la OPEP y las agencias internacionales».


Revista Zeta No. 1680 / E-mail: revistazeta@cantv.net

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.