Nicaragua es vía de escape para oro que sale ilegal de Venezuela

0
62
Los dictadores Nicolás Maduro y Daniel Ortega.

Douglas Farah, investigador en temas de seguridad y crimen organizado, asegura que el oro venezolano se envía a la nación centroamericana, que a su vez lo exporta como recurso propio


 

Diario Las Américas (USA) – 11/04 /2021

MIAMI – La exportación del oro y las actividades vinculadas al crimen organizado se han convertido en los principales rubros de ingresos y negocios seguros para regímenes como los de Nicaragua Venezuela.

El investigador en temas de seguridad y crimen organizado, Douglas Farah, dijo que mucho oro ilegal está saliendo de Venezuela con destino a Nicaragua, país que lo exporta como oro nicaragüense en el mercado transnacional.

“Sale mucho oro ilegal de Venezuela, lo mandan a Nicaragua y lo venden como oro nicaragüense ante el mercado transnacional. Hay mucha relación, Venezuela no tiene el dinero que tenía antes, ya no puede regalar tanto, tampoco está lavando tanto dinero porque el estado ya no tiene tanto dinero para lavar”, subrayó el investigador estadounidense.

La nación sudamericana es rica en minerales y piedras preciosas como el oro, diamantes, níquel y uranio. Depende del oro para obtener ingresos tras las sanciones impuestas al régimen de Nicolás Maduro por parte de Estados Unidos y la Unión Europea, por corrupción y violaciones a los derechos humanos.

El investigador en temas de seguridad y crimen organizado, Douglas Farah.

Farah explicó que el precio del oro es muy alto y el riesgo para el comercio es muy bajo, por lo que ambos países han ido incrementando la actividad en los últimos años.

“El oro está produciendo más que el narcotráfico y el petróleo. El factor riesgo es menor”, afirma el experto y añade que las ventajas de comercializar el oro -con un “mercado global- es legal; no es como el caso de la cocaína que es ilegal. El oro es legal y muchas personas viven de esa actividad”, aseguró.

“Lo que vemos es que gran parte del oro de Venezuela va a Nicaragua y es exportado al mercado internacional como oro nicaragüense, es una manera de evitar sanciones”, lo que solo es posible por la alianza entre estados de naturaleza criminal.

En Nicaragua, pese a la pandemia la exportación de oro se convirtió en 2020 en el principal rubro de exportación, desplazando la carne bovina y el café que tradicionalmente han sido las principales fuentes de exportación en la nación centroamericana.

El Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), una dependencia del Estado nicaragüense ubicaba en 2019 las exportaciones de oro en el tercer rubro de importancia, una tendencia que había mantenido en los últimos años.

Ante las jugosas ganancias del oro, en junio de 2017, la Asamblea Nacional dominada por Daniel Ortega, creó la Empresa Nicaragüense de Minas, ENIMINAS, “como una empresa pública descentralizada del Estado bajo la rectoría sectorial del Ministerio de Energía y Minas, con técnica, administrativa y financiera, de giro comercial y del dominio del Estado”, dice la Ley.

Los dictadores de Nicaragua y Venezuela, Daniel Ortega y Nicolás Maduro, respectivamente. Al frente de ellos, sus esposas Rosario Murillo y Cilia Flores, durante la visita de Maduro a Nicaragua en julio de 2016.

La familia presidencial desde su llegada al poder está involucrada y controla gran parte de los negocios de la energía y el petróleo, gracias a la ayuda de Venezuela. Según un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 2017, Nicaragua recibió 3.200 millones de dólares, pero cifras del Banco Central de Nicaragua revelan que la cifra recibida de Venezuela es de 5.000 millones de dólares.

De acuerdo con fuentes, también la familia presidencial está involucrada en el negocio del oro en las minas de Nicaragua, donde hay estructuras del partido FSLN trabajando.

“Podrá asociarse, constituir compañías de economía mixta, celebrar asociaciones, uniones transitorias, alianzas estratégicas y en general todo acto o contrato permitido por las leyes nacionales, con personas naturales o jurídicas, nacionales o extranjeras, públicas o privadas”, establece la legislación de Eniminas.

Las disposiciones le permiten a la empresa tener el control de las exportaciones y hacer negocios, explicó una fuente que prefirió no ser identificada.

“Las Exportaciones deben ser autorizadas por el gobierno de Nicaragua, que a través de la Ley de Minas establece que los recursos del suelo y subsuelo pertenecen al Estado, los ingresos provenientes de la minería pueden ser en pago en efectivo o en oro”, explicó la fuente.

El tesorero del partido de gobierno, el Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Francisco -Chico- López, fue nombrado por Ortega como presidente de Eniminas.

López, del círculo íntimo de Ortega, fue vicepresidente de Alba de Nicaragua S.A. [Albanisa], subsidiaria de la estatal Petróleos de Venezuela [PDVSA], hasta el 10 de julio de 2018, de acuerdo con el diario oficial La Gaceta. Este hombre de confianza de Ortega, que administraba la ayuda venezolana “renunció” de Albanisa y Eniminas tras las sanciones impuestas por Estados Unidos el 5 de julio de ese mismo año, por corrupción y violaciones a los derechos humanos.

López es actualmente “ministro asesor” de Ortega para la “producción” y el “comercio”, un nombramiento publicado también en La Gaceta.

“En los últimos años, la empresa criminal conjunta bolivariana ha diversificado sus operaciones dentro de la minería ilícita del oro como forma de obtener ganancias y como forma de lavar los ingresos de múltiples delitos a través de una industria poco regulada. Es decir que la decisión de la Empresa de dedicarse al oro se debe, al menos en parte, a los altos precios del oro en el mercado internacional, la facilidad con la cual el oro puede ser movido y convertido en efectivo y el bajo riesgo de detección de las transacciones ilegales”, describe Farah en la investigación “La última resistencia de Maduro”.

De acuerdo con fuentes, Nicaragua estaría exportando más oro del que produce bajo un esquema controlado por el régimen sandinista.

Narcotráfico

El investigador en temas de seguridad y terrorismo sostiene que el Estado de Nicaragua está involucrado además en el crimen organizado que es controlado de arriba hacia abajo, es decir, desde la presidencia encabezada por Daniel Ortega y su esposa y vicepresidenta, Rosario Murillo.

“Cuando un estado dominante como el régimen de Ortega controla todas las estructuras, entonces eso se vuelve un negocio muy seguro para los narcotraficantes. Ellos saben que, si llegan, pagan y hacen los tratos con el régimen de Ortega, van a pasar tranquilos desde los servicios de inteligencia, el Ejército y la Policía, que obedecen las reglas del juego allá. En el Triángulo del Norte no es tan así”, puntualizó.

“El estado de Nicaragua ha lavado miles de millones de dólares a través de Albanisa y sus estructuras, la estructura de Ortega protege el narcotráfico en la Costa Pacífica nicaragüense por donde pasa la droga del Atlántico”, agregó.

Para el experto, Estados Unidos ve que los vínculos de Nicaragua son con Venezuela y no con la situación que enfrentan los países del Triángulo del Norte vinculados a corrupción, pandillas, narcotráfico y migración.

“Eso no quiere decir que no están en el narcotráfico porque obviamente Daniel Ortega, Néstor Moncada Lau, Chico López, de toda la gente ya conocida y sancionada por lavado de dinero, todo ese grupo de la primera familia, sus hijos, están muy metidos en crimen organizado sin duda, pero esos crímenes no se vinculan directamente con la migración que es lo que estamos viendo en el Triángulo del Norte”.

Reacomodo

El experto explicó que las relaciones entre Venezuela y Nicaragua están en un proceso de reacomodo, pero no hay una desvinculación.

“Las estructuras ya conocidas están disminuidas, pero están reconstruyendo a través de otros bancos de la ayuda con los organismos de inteligencia de Rusia. Creo que la Alianza Bolivariana con el régimen de Maduro y el de Ortega sigue, no cabe duda”.

“Ese proceso de reacomodo obedece a las sanciones de Estados Unidos y la Unión Europea, tanto en Nicaragua como en Venezuela. Creo que lo que ha descubierto Venezuela es que, con una alianza con Rusia, Irán, China, asesores de países ya sancionados buscan cómo sobrevivir, no van a hacer lo que hacían antes, pero pueden sobrevivir. Todo eso se vincula con Nicaragua, todos están buscando lo mismo tratando de sobrevivir a las sanciones, eso implica tener nuevos socios, buscar nuevas maneras especialmente con Rusia y con China, aunque las monedas no son tan fáciles de movimiento en el mercado internacional, pero están fuera del sistema bancario de Estados Unidos y la Unión Europea”.

“Están en ese proceso de buscar qué se puede hacer, no tienen el flujo de dinero para lavar, pero tienen criptomonedas y otras cosas que antes no tenían”.

El régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo está promoviendo a través de la estatal Agencia de Promoción de Inversiones (ProNicaragua), que dirige Laureano Ortega Murilllo, hijo de la pareja presidencial, que Nicaragua tiene disponible para concesiones mineras por un área total de 71.000 kilómetros cuadrados.


  • @FloresJudith7 / Jflores@diariolasamericas.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.