Prepare las velas para enfrentar el colapso eléctrico que se avecina

0
56
La orden de racionamiento eléctrico proveniente del Gobierno nacional, vía Edelca y Corpoelec, se ha cumplido en diversos sectores de la economía del país.

Nivel del embalse en Guri sigue bajando


 

Mayerling Carrera / Diario 2001 (Venezuela) – 10/01/10

Ante la crisis del Sistema Eléctrico Nacional (SEN) para el primer trimestre de 2009, se estimaba la necesidad de ejecutar una inversión para la reparación y normalización del SEN de 18 mil millones de dólares. Pero los efectos de la crisis financiera internacional han disparado dichas estimaciones entre 22 y 35 mil millones de dólares en razón de varias consideraciones, según el ingeniero Víctor Poleo, Prof. UCV y ex director del sector eléctrico en el anterior Ministerio de Energía y Minas.

Reseñó primero, el encarecimiento del dinero y financiamiento. Luego, las condiciones exigidas para equipos y sistemas en razón de modernidad, capacidad de generación y plataforma tecnológica requerida. En atención a los diversos aspectos señalados, el Gobierno nacional ha comisionado negociaciones para explorar posibles acuerdos con países como EUA, Japón, Alemania y China, de acuerdo a informes que circulan en medios técnicos. Con respecto a esta parte, el ingeniero Poleo emplaza al alto Gobierno a que «rindan cuentas, ¿por qué no se hicieron las inversiones en tiempo oportuno? ¿digan, es que hubo malversación, despilfarro y corrupción?».

Entonces, entre noviembre y diciembre de 2009 las condiciones en el sistema Guri con 20 turbinas generadoras puede reseñarse de la siguiente manera: funcionarios de la planta hidroeléctrica el Guri han advertido que la situación de la represa no está lejos de dejar sin electricidad a todo el país por largas semanas. En caso de que se cumpla este diagnóstico, los venezolanos atravesaríamos un caos generalizado, ya que sin la energía del Guri, no hay capacidad para mantener energía constante a nivel nacional.

La situación de la turbina Nº 2 -la cual está actualmente cerrada por mantenimiento- vibra anormalmente cuando se pone en operación. Asimismo, las rampas de concreto que llevan el agua hacia la turbina Nº 2 han sufrido daños y perforaciones de aproximadamente 93 metros por encima de la unidad de la turbina, lo que dificulta el control de volumen del agua que corre a través de la turbina generadora de electricidad. Sin embargo, la turbina Nº 2 es sólo una de las siete turbinas actualmente fuera de servicio en el Guri, de 20 turbinas que combinadas tienen una capacidad generadora de 10.000 MW. Las otras turbinas fuera de uso en el presente son las Nos. 5, 6, 8, 10, 12 y 16.

Según trabajadores de Edelca, la presión que ejerce Corpoelec para que aceleren las reparaciones está creando una situación peligrosamente insegura en la sala de la turbina, así como otros problemas sin especificar que los técnicos tienen dificultad de reparar y otras tres unidades generadoras de Planta Centro que tienen una capacidad combinada de 1.200 MW son insalvables.

Empeoró la crisis con una explosión y un incendio el 20 de octubre del 2009 en Planta Centro, destruyendo completamente una de las cinco unidades generadoras de 400 MW. En este sentido, según las informaciones obtenidas, la única unidad generadora de electricidad que todavía está operando en Planta Centro no está en capacidad de generar ni siquiera 130 MW, lo que significa que está operando en un 70% por debajo de su capacidad generadora.

Investigadores de la policía política (Disip) del Ministerio del Interior y Justicia visitaron Planta Centro para determinar si había habido sabotaje en la explosión e incendio. Pero los administradores de Cadafe dijeron que la explosión y el incendio de la semana pasada fueron el resultado de 10 años de un mantenimiento de casi cero.

Nuestro país se ha caracterizado por tener una fuente generadora de electricidad instalada de 23.000 MW. Cerca del 71% de esta capacidad generadora es hidroeléctrica, y el resto es termoeléctrica. Pero la capacidad real generadora de electricidad operacional de Venezuela está entre 16.000 MW y 17.000 MW.

La crisis de que el desnivel de agua del Guri baje aún más de los 240 msnm y ponga en peligro al menos en una primera fase; el suministro de más de 7000 megawats, constituye «ya una terrible crisis que no esperan los venezolanos».

Apagones durante largo tiempo

Recordemos que durante el pasado 2008 y 2009 todo el país fue victima de constantes apagones «producidos por la falta de mantenimiento a dicha planta». El 30 de abril del año 2008, casi la mitad de Venezuela se quedó sin energía eléctrica. La ciudad de Caracas colapsó, el metro dejó de funcionar, ascensores, centros comerciales, ministerios. Calles atestadas de geste esperando buses para trasladarse a los hogares, y sin respuesta convincente sobre lo que se presentaba ya con frecuencia. Posteriormente, en diversos estados del país los apagones ya eran parte del día a día, obligando al Gobierno nacional a tomar medidas urgentes para solventar momentáneamente la crisis del sector.

«Entre apagones, colapso total del sistema eléctrico, medidas de racionamiento, nivel cero de mantenimiento, parte de la energía se ha exportado a países vecinos: Colombia y Brasil», manifestaron líderes sindicales.

Lo peor viene en camino

Para mediados o finales del 2010 expertos eléctricos estiman un cierre técnico del Guri. Se observa que por la crisis que se enfrenta, estamos turbinando 5.411 metros cúbicos por segundo y el aporte que nos da la estación pluviométrica de San Pedro de las Bocas es de 2.550 metros cúbicos por segundo, durante meses que no presenta sequía, a preparar las velas y a continuar ahorrando energía.

La orden de racionamiento eléctrico proveniente del Gobierno nacional, vía Edelca y Corpoelec, se ha cumplido en diversos sectores de la economía del país. Desde centros comerciales, hasta grandes industrias nacionales como Sidor que «desde las 6:00 de la tarde y hasta terminar el turno laboral de las 11:00 de la noche, se paralizan totalmente los hornos eléctricos de las acerías de palanquillas y planchones de la siderúrgica para reducir el consumo de energía».

Con estas medidas que han sido tomadas por primera vez en nuestro país, la economía del país para este año será lanzada a un precipicio, mayor cantidad de despidos directos e indirectos tanto en empresas privadas como públicas. Escasez de alimentos debido al cierre de industrias, quiebre masivo de pequeños y medianos comerciantes, aumento de buhonería, disminución del poder adquisitivo, entre otras, según informes presentados por Fedecámaras.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.