Sólo se hicieron 10% de las obras que requiere el sector eléctrico

0
56
"El presidente Chávez debe rendir cuentas sobre los recursos y la marcha de los proyectos que aseguró estaban en ejecución".

Los expertos consideran que la emergencia eléctrica con racionamientos de hasta 700 megavatios para reducir 30% la demanda de energía en los próximos meses exige al jefe del Estado explicar a la población, qué es lo que sucede


 

Ana Díaz / El Nacional (Venezuela) – 27/10/09

El Gobierno no escuchó a los expertos que en 1999 recomendaron instalar anualmente 1.000 megavatios de generación, para atender el crecimiento de la demanda eléctrica en una década. Y es que al presente, el Ejecutivo ha incorporado menos de 10% de esa meta anual de generación térmica.

Miguel Lara, ex director general de la Oficina de Planificación de Sistemas Eléctricos Interconectados, informó ayer que la falta de previsión gubernamental degenera en la actual situación de precariedad de las operaciones del sector.

Funcionarios señalaron que el presidente Hugo Chávez Frías daría conocer las medidas para el sector eléctrico hoy.

Los expertos consideran que la emergencia eléctrica con racionamientos de hasta 700 megavatios para reducir 30% la demanda de energía en los próximos meses  exige al jefe del Estado explicar a la población, qué es lo que sucede. «El presidente Chávez debe rendir cuentas sobre los recursos y la marcha de los proyectos que aseguró estaban en ejecución, pero que no han aportado los megavatios necesarios para evitar la profunda crisis actual», destacó Víctor Poleo, ex director de Electricidad del ministerio de Energía y Minas en 1999-2000.

Lara quien trabajó en Opsis durante 30 años hasta alcanzar su máxima dirección en 2004  recuerda que se le presentó el diagnóstico de crecimiento de la demanda, los cuellos de botella en el sistema y las obras de generación, transmisión y distribución a ejecutar en el decenio, a una comisión presidencial.

Guerra avisada

El fenómeno climático El Niño ocasionó en 2000-2001 una situación de peligro en el suministro de electricidad. El nivel de agua del embalse de la central hidroeléctrica Guri bajó considerablemente, lo cual planteó al Ejecutivo un plan de racionamiento severo, que no se concretó porque llovió. El diagnóstico para ese entonces fue que el parque de generación térmica era insuficiente para cubrir una falta de hidroelectricidad desde Guri, que aportaba 60% al consumo nacional. Esa participación subió a 70% en la actualidad.

Lara destacó que una vez superada la emergencia de Guri, el Gobierno pospuso los proyectos de generación ­1.000 megavatios por año, la mayoría térmicos  para atender el incremento interanual (4%) de la demanda de electricidad.

Con el agua al cuello

Un nuevo campanazo de alerta se dio con los mega apagones de 2008 (uno en abril, dos en septiembre y uno en diciembre). Un informe de la Corporación Eléctrica Nacional para la Asamblea Nacional, sobre el primer inconveniente, indica que la indisponibilidad de 1.200 megavatios de generación térmica en la región norte costera ocasionó la falla.

El Gobierno anunció la instalación de 1.000 megavatios antes de finalizar 2008, pero hasta ahora sólo se cuentan 700 megavatios y no todos están disponibles, como es el caso de la planta Josefa Camejo, en Falcón, de 450 megavatios de capacidad, en 3 unidades de 150 Mw cada una.

El presidente Chávez inauguró dos unidades, pero la energía no llega a la población porque no están listas las instalaciones de transmisión asociadas. La planta nueva de Pedro Camejo, en Carabobo, de 150 Mw, no opera totalmente por falta de gas.

En cuanto a la generación de las plantas existentes, el principal problema es que Planta Centro, también en Carabobo, no puede aportar al sistema 800 megavatios de 4 unidades que están paralizadas. La quinta unidad ­200 megavatios  no funciona a plena capacidad.

Planta Tacoa, en Vargas, posee 14 unidades 5 paradas por mantenimiento  y soporta en gran medida la demanda de energía térmica del país. Planta Paraguaná, de 150 megavatios está parada, lo que tiene sin luz a Punto Fijo hasta por 12 horas diarias, desde 2008.

Poleo explicó que el plan de racionamiento de electricidad del Gobierno en los próximos meses se da por menor electricidad térmica y por la falta de inversión en el sistema troncal de transmisión. Agregó que la capacidad de transmisión de la línea de alta tensión de 800 kilovoltios proveniente desde Guri es desbordada en momentos picos de la demanda, lo cual ocasionó los mega apagones de 2008 y los de 2009.

Lara recordó que la línea de transmisión de alta tensión tiene los mismos 1.200 kilómetros de hace 10 años y presenta los mismos cuellos de botella de la década de 1990 en La Arenosa, San Gerónimo y La Horqueta, cuyo colapso ocasiona los apagones.

Refirió que ante la indisponibilidad de energía y el colapso de la línea de transmisión «es lógico el racionamiento, pero es inaceptable que el Gobierno le eche la culpa al incremento de la demanda por el derroche de los ricos». Tampoco es admisible la excusa de la sequía en Guri, según reveló una fuente allegada a Corpoelec, que pidió el anonimato. Indicó que la cota de 272 metros del embalse de la central da flexibilidad.

El vocero explicó que dentro de 60 semanas el embalse registraría el nivel crítico (248 metros), a razón de una caída semanal de 1,04 metros, por lo que hay un colchón hasta el invierno de 2010. «Es saludable que el Gobierno tome medidas para preservar el nivel de agua, pero exagera cuando atribuye a esta situación la necesidad de racionar energía», manifestó.

Sobre los últimos cambios administrativos en el sector, informó que «un grupo de Pdvsa antagónico al de Hipólito Izquierdo, ex presidente de Corpoelec se quedó con los millonarios contratos de los proyectos eléctricos».


Link: http://www.el-nacional.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.