Venezuela: conflicto entre militares y guerrilla gana terreno en Apure

0
54
Migrantes venezolanos en Colombia, 2021.

Un diputado venezolano dijo que los guerrilleros estarían buscando una negociación con el régimen


 

Andreína Itriago / El Tiempo (Colombia) – 29/03/2021

El conflicto entre militares venezolanos y disidentes de las disidencias de las Farc persiste y gana terrenos en el estado Apure, fronterizo con el departamento de Arauca.

Alrededor de las 6:00 a. m. –hora local– de este lunes, los guerrilleros atacaron un punto de control de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) en un sector denominado La Charca, vía El Nula. Durante el resto de la mañana persistieron las explosiones y detonaciones en esa zona. Para la tarde, el conflicto se había trasladado al Fuerte Yaruro, ya en El Nula.

Desde el domingo, la ONG Fundaredes había reportado a este diario, que los enfrentamientos, que iniciaron hace ocho días en La Victoria, y que durante la semana se circunscribieron a esa zona y algunos sectores aledaños, como El Ripial, ya se expandía a otros sectores, como Guafitas, cercano a Guasdualito, la segunda ciudad más importante del estado Apure.

“Lo que vemos es que hay un sector (de los guerrilleros) que está buscando hacia El Nula y hay otro sector que se ha dividido hacia Guasdualito”, explicó en la mañana de este lunes Juan Francisco García, coordinador de la ONG en Apure.

Pese a que el ministro de Defensa venezolano aseguró el sábado que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (Fanb) estaba actuando apegada a la Constitución y al respeto a los Derechos Humanos, las denuncias de presuntas irregularidades cometidas por sus miembros persisten.

Ese mismo sábado, desde Barrio Nuevo, en La Victoria, algunos de los desplazados que retornaron de Arauquita, tras haber huido en los primeros días del conflicto, denunciaron que los militares irrumpieron en sus viviendas y las destrozaron. “Dejen en paz nuestros hogares”, clamaban en notas de voz que divulgaban por grupos locales de redes sociales.

Algunos productores de la entidad también denunciaron que los uniformados se habían metido dentro de sus fincas, infundiendo “terror psicológico” entre los encargados. Reportaban pérdidas de cientos de litros de leche diaria, y advertían de la imposibilidad de producir queso, porque los militares no les permitirían, ni siquiera, ordeñar a las vacas.

Por si todo esto fuera poco, en la entidad ha empeorado el de por sí complicado suministro de gasolina para los civiles. “Lo que hay se lo lleva la Fanb y nos desmoviliza por completo”, relató García, de Fundaredes.

Vista de la ciudad de La Victoria, en el estado fronterizo venezolano de Apure, cerca de Colombia, el 25 de marzo de 2021. Foto: AFP / Daniel Fernándo Martínes

¿Hay solución?

El diputado a la Asamblea Nacional electa en 2015, Romel Guzamana –representante indígena de los estados Apure y Amazonas–, dijo a este diario que los guerrilleros estarían buscando una negociación política con el régimen.

Según la información que maneja este parlamentario, en los próximos días podría haber una reunión para el cese al fuego. Las condiciones de esto, aunque desconocidas por él, le preocupan, pues podrían traducirse, a su juicio, en una mayor permanencia de los guerrilleros y en que se les entregue más territorio.

Los rumores de un eventual acuerdo están corriendo en la entidad desde mediados de la semana pasada, como reveló este diario el jueves.

En rueda de prensa con corresponsales de la Asociación de Prensa Extranjera en Venezuela (APEX), la abogada especialista en asuntos militares, Rocío San Miguel, explicó a EL TIEMPO que, aunque esta es una posibilidad, no parece una resolución inmediata que traiga paz.

“Cuando has cometido en el terreno hechos que te han afectado la moral (a la Fanb), que te han significado la baja de dos oficiales de comando, que te han expuesto a la mirada internacional para comprometerte en señalamientos, no parece una resolución inmediata que traiga la paz”, dijo San Miguel, quien agregó que, además, es probable que un eventual acuerdo entre la Fanb y el grupo de las disidencias de las Farc al que se enfrenta no satisfagan al Eln, que es el actor más fuerte en la zona.

En cambio, la especialista, que prevé una continuación de la escalada del conflicto, considera que, sin cooperación militar entre Colombia y Venezuela, esto no va a resolverse.

“Si se persiste en esta ruptura de las relaciones diplomáticas, en la inexistencia de coordinación para apuntalar la seguridad fronteriza, aquí vamos a asistir en el muy corto plazo a una agudización del conflicto”, dijo, al tiempo que aseguró que en otras épocas no se escaló en el conflicto, precisamente por la respuesta de los mandos militares colombianos y venezolanos.

Aunque ya hay especialistas locales que hablan de la existencia, en Venezuela, de un conflicto armado en la frontera, para San Miguel es a lo que se podría asistir de no haber -insiste- un acuerdo entre ambos países.


  • ANDREÍNA ITRIAGO / CORRESPONSAL DE EL TIEMPO / CARACAS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.