¿A quién le está mostrando los dientes el Eln con sus actos de violencia?

0
31
Archivo / EL TIEMPO.

Acciones de guerra dejan 29 muertos. La guerrilla presiona negociación y amenaza a sus enemigos


 

El Tiempo (Colombia) – 30/01/2022

Entre el 2 y el 28 de enero, en acciones violentas protagonizadas por el Eln, han sido asesinadas 29 personas, entre ellas 28 civiles y un militar; han quedado heridos 22 militares y 13 policías. El principal foco de la violencia de la guerrilla es Arauca, donde en medio de una escalada de terror sindicaron a 28 personas de ser integrantes o auxiliadoras de las disidencias del jefe de las disidencias Antonio Medina y las asesinaron.

“A cada víctima la sacaron de su casa, con nombre propio, y les dispararon por la espalda, delante de sus familias, con la advertencia de que eso era lo que les pasaba a los que estaban con ‘Medina’ y sus hombres”, relató a las autoridades un testigo presencial de los hechos, perpetrados en los primeros días del año.

Los cuerpos, entre ellos los de seis ciudadanos venezolanos, fueron reportados en la zona rural de Saravena, Fortul y Tame, en Arauca, y Toledo, en Norte de Santander.

A los cuatro días, cuando Colombia aún no se reponía de la barbarie registrada en el nordeste del país, fue activada una carga (7 de enero) al paso de un camión que transportaba a policías del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), en el suroriente de Cali, Valle. Por la explosión quedaron heridos 13 uniformados.

Así quedó el edificio del ICA tras el atentado con el carro bomba en Saravena. Foto: Defensoría del Pueblo.

Y el jueves, la guerrilla atacó la base militar de Chiriguaná, Cesar, donde murió un soldado y un suboficial quedó herido; la unidad de Aguachica, donde quedaron 20 militares heridos, y en Ocaña, donde un militar resultó herido; mientras que hostigaron seis estaciones de la Policía en Cesar, Norte de Santander, Valle, Cauca y Antioquia.

¿Qué busca el Eln con esa estela de violencia que ya deja huella en tres departamentos y que se da en medio de un proceso electoral y con un gobierno que tiene el tiempo contado para entregar el mandato?

El ministro de Defensa, Diego Molano Aponte, en diálogo con EL TIEMPO dijo que el Eln con estas acciones está “defendiendo sus finanzas criminales”.

Señaló que ahora que viene la contienda electoral busca generar zozobra entre los ciudadanos, “y lograr un ambiente propicio para aquellos que son adeptos a su ideología y así garantizar que haya una negociación”.

Es una forma, reiteró, de “presionar una negociación con el Gobierno”, la cual calificó como “una farsa a nombre de la paz. Ellos (Eln) van a fingir que buscan y que van a cumplir con una negociación, pero no son más que un grupo de terroristas”, puntualizó.

Molano afirmó que las acciones de esta semana son, además, una retaliación por los golpes que la Fuerza Pública les ha propinado y citó que en Cesar el Ejército ubicó una válvula que por cerca de 11 años explotaron, la cual les dejaba cerca de 250.000 millones de pesos anuales.

Y agregó: “En una megaoperación –realizada a finales de 2021– se ubicaron tres megalaboratorios en Norte de Santander en los que procesaban siete toneladas de cocaína mensuales”.

El Gobierno puso en marcha un plan especial de seguridad en Arauca, que se inició con el traslado de tropa y unidades de inteligencia a las zonas en las que se han sentido los hechos de violencia.

En el lugar donde el Eln instaló explosivos contra un camión del Esmad, caleños pidieron por la salud de los afectados e hicieron un llamado a parar la guerra. Foto: Juan Pablo Rueda EL TIEMPO.

El exprocurador general Jaime Bernal Cuéllar, quien en el pasado participó en acercamientos de paz con esa guerrilla, coincidió en que el Eln quiere propiciar una negociación, pero bajo sus condiciones, por lo que envía un mensaje equivocado al Gobierno, que le ha exigido liberar a los secuestrados y frenar la violencia como requisito fundamental e inamovible para avanzar en cualquier acercamiento.

“Creen que presionando a la sociedad con esos actos violatorios de los derechos humanos van a lograr que se abra un espacio de negociación, pero están muy equivocados, deben ser conscientes de que no van a lograr el poder por la vía de las armas y que deben mostrar gestos de paz y no muestras de violencia”, indicó Bernal.

La puerta está cerrada

De hecho, el comisionado de Paz, Juan Camilo Restrepo Gómez, dejó claro hace una semana, en declaraciones a este diario sobre las razones por las que se bajó de un viaje a Estocolmo, que no había planes de una fase de exploración con esa guerrilla y que “nadie está autorizado para iniciar nada con el Eln ni ninguna interlocución con grupos armados. Ningún alcalde, ningún gobernador, nadie”.

Con ese panorama y el tiempo que le queda al gobierno del presidente Iván Duque, es claro que no hay ningún chance de acercamiento en lo que resta de este mandato y pareciera que esa guerrilla le empieza a mostrar los dientes al nuevo ocupante de la Casa de Nariño.

Camilo González Posso, presidente del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz), atribuyó la ofensiva del Eln a dos razones. “En la época electoral están diciendo a quien vaya a llegar al gobierno que siguen estando en el país, que tienen poder armado y que quieren un espacio político”, dijo González Posso.

La otra razón está atada a una demostración de fuerza que está enviando a las disidencias y grupos ilegales que lo están retando.

“Las disidencias se les metieron al rancho en zonas tan importantes para ellos como la región donde está el frente ‘Domingo Laín’, que siempre fue su grupo más fuerte y es su retaguardia histórica”, dijo el analista tras afirmar que las disidencias no solo han golpeado al Eln en Colombia, sino en Venezuela, y eso sacó a esa guerrilla de su zona de confort y activó su máquina de guerra.

Guerra con la disidencia

Por más de 10 años, el Eln tuvo el control de la frontera con Venezuela, de hecho, de acuerdo con informes de inteligencia, se estima que cerca de 1.500 de sus hombres se ubican en el país vecino.

Pero los disidentes, aquellos que integraron las extintas Farc y decidieron seguir por el camino de la ilegalidad, vieron una oportunidad y coparon las zonas que dejó la otrora guerrilla. En el caso de ‘Iván Márquez’, jefe de la ‘Segunda Marquetalia’, se ubicó en Venezuela bajo la mirada complaciente del régimen de Maduro, lo que obligó al Eln a aceptar su presencia, a tal punto que hoy son aliados para enfrentar la guerra que libran contra las disidencias de Antonio Medina, aliado de ‘Iván Mordisco’ y ‘Gentil Duarte’.

El pacto tácito de no agresión se habría roto a mediados de noviembre de 2021, cuando hombres del Eln habrían ingresado a territorios fijados como de ‘Medina’ en el estado de Apure, y en retaliación ‘Medina’ envió a sus hombres a Arauquita, Arauca, a desarrollar extorsiones, que afectaron a familiares de la cúpula del Eln, lo que detonó la guerra, que se trasladó a luchar por el control de los cargamentos que se procesa en el país y que envían a través de pistas clandestinas ubicadas en Apure, bajo el control de elenos y disidentes.

El plan del Gobierno para frenar la violencia guerrillera

Desde el Ministerio de Defensa se vienen articulando varias acciones para enfrentar y neutralizar la ola de violencia desatada por el Eln. La primera orden: capturar o dar de baja a los jefes de todo tipo de estructura criminal.

De hecho, se busca lograr el compromiso de la comunidad internacional, por lo que el 17 de enero, el director de la Policía Nacional, el general Jorge Luis Vargas, confirmó que se iban actualizar las circulares de Interpol, tanto azules para ubicación como rojas para captura internacional, contra los jefes del Eln.

Entre ellas, las emitidas contra los integrantes del Comando Central (Coce), del que hacen parte ‘Antonio García’, ‘Pablo Beltrán’, ‘Ramiro Vargas’ y ‘Pablito’, quienes de acuerdo con el Gobierno se ubican en Cuba y Venezuela.

El ministro de la Defensa, Diego Molano recorrió las calles de Saravena, Arauca, tras atentado. Foto: Ministerio de Defensa.

El ministro de Defensa, Diego Molano, aseguró que era prioritario “recuperar y estabilizar Arauca y Norte de Santander”, por lo que en el primer departamento se dispuso que fueran enviados dos batallones –unos 400 hombres– para reforzar las operaciones que adelantan la Octava División del Ejército y la Fuerza de Tarea Quirón.

Además de reforzar las labores de inteligencia para prevenir nuevos hechos terroristas, un grupo de la Policía Judicial hará un trabajo especial sobre cerca de 40 trochas que usan los ilegales para ir y venir de Venezuela.

Molano ha reiterado que todas las acciones “terroristas” se planean desde territorio venezolano, por lo que se anunciaron millonarias recompensas por los jefes del frente Nororiental.

Por alias Alfred, jefe del frente que se refugiaría en territorio venezolano, se ofrecen hasta $ 3.000 millones, contra él hay 31 procesos investigativos; $ 1.000 millones por alias Wilkin, también en Venezuela, con 25 procesos abiertos, y 500 millones de pesos por alias Wilser y del ‘Puerco’.

La Policía Nacional creó un grupo especial de investigación para Ocaña, Aguachica y Tibú, con el fin de ubicar a los integrantes de las redes de apoyo del narcotráfico que sirven a la guerrilla.

La Segunda División del Ejército fortalecerá su presencia en corredores estratégicos como Pailitas-Curimaní, Ocaña-González, Aguachica-Gamarra y La Y-Aguasclaras, para garantizar la movilidad de los ciudadanos. De igual forma, se han venido fortaleciendo las jornadas y campañas que invitan a la desmovilización de los hombres y mujeres que integran la guerrilla, muchos de ellos menores de edad.

Frente a información que da cuenta del plan de ataque denominado ‘Elenizar las ciudades’, que fue revelado por EL TIEMPO y busca perpetrar acciones del Eln denominadas de “terrorismo bajo”, las diferentes agencias de inteligencia han unificado su labor en Bogotá, Cali, Medellín y Cúcuta, ciudades que serían el epicentro de los ataques –cuyo blanco sería la Fuerza Pública–, para lograr neutralizar cualquier ataque que genere zozobra entre la población civil y que pueda incidir dentro de las jornadas electorales por desarrollarse en marzo y mayo.


  • justicia@eltiempo.com

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.