Buques de Pdvsa naufragan en la desidia chavista

0
21
Pdvsa niega una»amenaza para el ecosistema de la zona». (Archivo).

El Teseo, una de las embarcaciones de la estatal petrolera venezolana, con medio millón de barriles de fuel oil para generación eléctrica, ardió en Cuba


 

Gabriela Moreno / PanAm Post (Latinoamérica) – 07/11/2020

Mar adentro se descubren los daños. Con una carga de desperfectos zarpa la flota de Petróleos de Venezuela (Pdvsa). Hoy emerge una nueva evidencia de la desidia de sus buques.

El Teseo, una de sus embarcaciones de la división marítima, con medio millón de barriles de fuel oil para generación eléctrica ardió en Cuba. El incendio habría comenzado en la sala de máquinas del buque, de bandera panameña, se atribuye a la falta de mantenimiento por parte de Pdvsa, que tiene problemas de liquidez, aseguraron a Reuters fuentes del suceso.

Con rumbo a Cuba

El buque cisterna de tipo Aframax, que navega distancias cortas, salió del puerto venezolano de Cardón con destino al puerto cubano de Felton, según un documento interno de Pdvsa y datos de seguimiento de barcos de la plataforma Refinitiv Eikon.

La plataforma de seguimiento de buques Marine Traffic ubica actualmente al tanquero en la Bahía de Nipe, en Holguín, próximo a la termoeléctrica de Felton, sujeto a reparaciones confirmó Diario de Cuba. El reporte no arroja heridos entre la tripulación, afirmó la agencia de noticias.

Flota en decadencia

El caso de El Teseo no es el único. A este se une el buque de almacenamiento Nabarima que está semihundido en aguas del mar Caribe con 1,3 millones de barriles de crudo. Las primeras alarmas sonaron a finales de octubre cuando la ONG Fishermen and Friends of the Sea (FFOS) publicó imágenes de la peligrosa inclinación del barco señala un reporte del Diario de Cuba

Pdvsa niega una «amenaza para el ecosistema de la zona». Pero la embarcación que mide 264 metros de largo, tiene las salas de máquinas inundadas y la proa se ha escorado a estribor, incitando a un hundimiento.

Nabarima está atascada en el golfo de Paria, cerca del estado de Sucre, en aguas venezolanas próximas a Trinidad y Tobago.

El Gobierno de Barbados vigila la situación del tanquero mientras las autoridades de Trinidad y Tobago esperan por el informe de un grupo de expertos que enviaron.

Una escuadra desesperada

Ícaro, Sandino, Alicia y Terepaima junto al Teseo forman parte de la lista de buques que Nicolás Maduro envía a La Habana para intentar controlar el caos del combustible asegura el Diario de Cuba.

Irán también entra en el intercambio desde mayo con el buque Petion, que navega con bandera panameña. Petion y Sandino son operados por Caroil Transport Marine LTD bajo control de Guillermo Faustino Rodríguez López-Callejas, quien tiene vínculos familiares con Raúl Castro.

Naufragios en medio de sanciones

El incidente se registra en el transcurso de las sanciones de Estados Unidos a Pdvsa. Desde el año pasado Washington presiona para interrumpir el comercio entre los aliados ideológicos considerados como dictaduras.

La administración del presidente Donald Trump y la oposición venezolana afirman que La Habana proporciona al régimen de Nicolás Maduro asistencia de seguridad a cambio de petróleo, vendido bajo laxas condiciones de crédito.

Costas del occidente de Venezuela entre septiembre y octubre sufrieron derrames de hidrocarburos en dos de sus principales centros de refinación de combustibles —Paraguaná y El Palito— que el chavismo intenta reactivar, su producción pasó de 3,2 millones de barriles por día a unos 400.000 barriles.


  • Gabriela Moreno / Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con énfasis en las fuentes de política e internacional.
  • Artículo publicado en PanAm Post el día 06/11/2020

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.