Expertos: «50% del combustible que produce el país es desviado»

0
69
"Este gobierno ahora están entendiendo por la fuerza que la economía no funciona por decreto".

«El régimen tiene un compromiso con Cuba, le envía todos los días 60 mil b/d de combustible. Lo que queda, una parte va al mercado interno controlado por militares, y otra parte lo emplean en la minería en Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro»


 

Ana Uzcátegui / La Prensa de Lara (Venezuela) – 19/05/2022

Según el exviceministro de Energía y Minas, Víctor Poleo, Venezuela requiere 50 mil barriles diarios de gasolina para abastecer a la población y al deteriorado parque automotor. Las colas que se registran en las estaciones de servicio subsidiadas y a precio internacional desde el 13 de mayo en Lara, Yaracuy, Portuguesa, Falcón, Aragua, Valencia y el Zulia, evidencian que la cantidad de combustible que distribuye el Estado es insuficiente.

Expertos en petróleo alegan que en promedio las refinerías Amuay, Punta Cardón y Puerto La Cruz, únicas operativas en el país, producen 140 mil barriles diarios (b/d) de combustible. Iván Freites, secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos en Falcón, precisa que 70 mil b/d son de gasolina y unos 60 mil b/d de gasoil, lo demás corresponde a derivados del crudo como fuel oil, kerosene y combustible de avión.

En cifras, esa cantidad sería suficiente para abastecer el mercado interno, por los siete millones de venezolanos que han emigrado y por las 9.000 industrias que han cerrado en 23 años de revolución. Pero Freites sostiene que si hay escasez es porque 50% de ese combustible es desviado diariamente a Cuba, también a actividades de explotación en el Arco Minero del Orinoco y a mafias de la corrupción que controlan la distribución en las estaciones de servicio o en el bachaqueo.

«El régimen tiene un compromiso con Cuba, le envía todos los días 60 mil b/d de combustible. Lo que queda, una parte va al mercado interno controlado por militares, y otra parte lo emplean en la minería en Bolívar, Amazonas y Delta Amacuro», aseveró.

«La Habana se ha encargado durante años de revender el crudo venezolano en el Banco Central de Cuba. Este país reexporta nuestro petróleo, lo que representa una burla para los venezolanos que sufren por la escasez de combustible», expresó Poleo, quien es ingeniero electricista y profesor del postgrado de Economía Petrolera en la UCV.

Trabas al refinar

El economista petrolero Rafael Quiroz, mencionó que de seis refinerías que hay en Venezuela, sólo tres están operativas y tan sólo al 10% de su capacidad instalada.

«Las refinerías Amuay y Punta Cardón que pertenecen al Complejo Refinador de Paraguaná (CRP), en Falcón, fueron diseñadas para juntas producir 930 mil b/d de combustible, pero hoy no llegan a producir ni 100 mil b/d», comunicó.

Bajo Grande, que es una refinería pequeña ubicada en el estado Zulia y que termina de conformar el CRP, está paralizada desde hace varios meses. Alega que El Palito, en Puerto Cabello, estado Carabobo, también se encuentra inoperativa, aunque el gobierno de Nicolás Maduro informó el viernes 13 de mayo que firmó con el gobierno de Irán, país también sancionado por Estados Unidos, un acuerdo por 120 millones de dólares para «recuperar», El Palito, refinería que tiene capacidad de 146.000 b/d de combustible.

Quiroz argumentó que la producción de la refinería de Puerto La Cruz, en Barcelona, estado Anzoátegui, también es deficitaria. Tiene capacidad de generar 146 mil b/d, pero sólo está proporcionando 30 mil barriles b/d y funciona de manera intermitente. «Han intentado levantar su producción pero han ocurrido accidentes industriales», dijo. Las fallas en la planta de Coquificación y de Nafta Catalítica provocan un daño severo que impide su arranque.

Finalmente habló de la refinería San Roque, también en Anzoátegui, puede producir 15 mil barriles b/d pero está inoperativa.

«Estas refinerías están en el piso por la desinversión del gobierno. Se requiere financiamiento, patrones actualizados de refinación. Además el oficialismo dejó de cumplir con los planes de mantenimiento que se deben realizar anualmente, no se han aplicado las paradas correspondientes o se han hecho a medias. Eso es lo que ha ocasionado accidentes industriales como incendios, vibraciones en las plantas y continuos derrames de crudo, tampoco se le hacen mantenimiento a los oleoductos y gasoductos», detalló.

Poleo, recordó que se contabilizan 10 años de la explosión en la refinería Amuay y a la fecha no ha sido recuperada, por la falta de inversión. «En esta refinería pasó lo mismo que el accidente registrado en la industria eléctrica nacional el 7 de marzo de 2019, donde se produjo un mega apagón, porque se degradaron los sistemas debido a que tanto petróleo como electricidad pasaron a manos de militares irresponsables», resaltó.

Cuestionó la gestión que tuvieron ministros militares como Alí Rodríguez Araque, Manuel Quevedo, o de civiles como Rafael Ramírez o Tareck El Aissami, en el Ministerio de Petróleo o de Energía y Minas.

Indicó que a esto se le suma que en 2003, PDVSA sufrió la pérdida de un capital humano por el despido de 30 mil trabajadores luego del paro petrolero. «Despidieron refinadores, geólogos, ingenieros de yacimiento, desmantelaron la industria y esas son las consecuencias de que no haya una clase profesional en PDVSA capaz de levantar la producción petrolera», comunicó.

Menos crudo

Según fuentes secundarias de la OPEP, en abril Venezuela produjo 707.000 barriles diarios de crudo. Es decir 164.000 barriles menos que en diciembre de 2021.

«En primer trimestre de 2022 se produjo un promedio de crudo por debajo de la producción de diciembre que fue de 871 mil b/d. Esa es otra de las razones por la cual las colas de gasolina volvieron al Centro Occidente, a parte del Centro del país y a Zulia. Los inventarios vienen cayendo mientras que el suministro de combustible es permanente. A esto se le suma el hecho que desde hace dos meses no atracan buques de Irán en puertos venezolanos, cargados con gasolina importada y los condensados que se mezclan con el crudo extra pesado que se extrae de la Faja del Orinoco», informó Rafael Quiroz.

Dudan de convenio

Expertos petroleros desconfían de los nuevos convenios firmados la segunda semana de mayo entre Venezuela y el ministro de Petróleo de Irán, Javad OwjiIrán. Maduro anunció la inversión de 120 millones de dólares para recuperar la refinería El Palito en Puerto Cabello, pero Víctor Poleo, exviceministro de Energía y Minas comunicó que los iraníes han estado encargados de los trabajo de recuperación de Cardón y Amuay desde 2018 y no han logrado aumentar la producción.

«Las refinerías venezolanos fueron diseñadas en 1948 con tecnología anglosajona, mientras que los profesionales de Irán están capacitados para manejar refinerías con tecnología europea y asiática. Irán se afilió a los imperios Rusia y China. La ingeniería Rusa está a la vista en la guerra de Ucrania, es una ingeniería inútil, inservible. Ya Irán estuvo en Amuay, Cardón y poco o nada hicieron porque le es una tecnología ajena», soltó el especialista.

Comentó que estos convenios son injustificables, cuando en el país quedan ingenieros que por años laboraron en la industria petrolera, de amplia trayectoria y reconocimiento que pueden trabajar para recuperar PDVSA.

Iván Freites, dirigente sindical de PDVSA, sostiene que la cantidad de recursos que van a ser invertidos por Irán son insuficientes para mejorar El Palito. Apunta que según las propias cifras del gobierno dadas a conocer en 2020, esa refinería en Carabobo requiere 1.218 millones de dólares para estar operativa, en un año de inversión.

El gobierno incrementó los acuerdos bilaterales con Irán desde que la estatal petrolera fue sancionada por Estados Unidos en 2018. Según la agencia de noticias Reuters, Irán ha cambiado gasolina y condensado para diluir y procesar petróleo extrapesado, a cambio de crudo venezolano. Indicaron que a mediados de abril se entregaron 200.000 barriles de crudo pesado iraní a la refinería Cardón, la segunda más grande de Venezuela y está por llegar un nuevo buque cargado con 400 mil barriles a puertos venezolanos.

Plan osado del poder central

El anuncio del presidente Maduro de vender en la bolsa de valores el 10% de las acciones de empresas mixtas de petróleo y gas, así como de empresas de telecomunicaciones y de Guayana, ha sido catalogado por expertos en petróleo como «acciones desesperadas».

«La lectura de esto es que este gobierno, que ha maltratado la economía por razones ideológicas, acciones disparatadas como alianzas con Irán, y ahora están entendiendo por la fuerza que la economía no funciona por decreto, que no funciona con ideología, con creencias. Los mercados funcionan con capitales y gústenos o no con el atractivo de unos mercados que pueden dar ganancias. Pero nadie va adquirir esas acciones cuando el mercado venezolano no da ganancias», opinó Víctor Poleo, ingeniero.

«El capital privado nacional e internacional debe estarse preguntando si a ellos le puede suceder algo como le sucedió al Sambil de la Candelaria, que después de 14 años de expropiado lo devolvieron, sin indemnización», comentó Rafael Quiroz, economista petrolero.

Transportistas piden estaciones

Aunque desde hace algunos meses a los transportistas de Iribarren les asignaron dos estaciones de servicio para surtir combustible preferencial, que son la bomba El Terminal y La Sindical, el gremio asegura que no son suficientes para atender la demanda, por lo que están solicitando dos gasolineras adicionales que atienda exclusivamente al sector.

«Hemos luchado por estas estaciones de servicio. En Iribarren, que es el municipio con más estaciones, estamos solicitando dos más para que sean cuatro y en los municipios foráneos debe ser una para el sector», dijo Geovanny Peroza, secretario general del Sindicato Automotor en Lara.

Comentan que en estas gasolineras «priorizadas» sólo les surten 50 litros, que no es suficiente para laborar diariamente. Por lo que buena parte de los conductores del transporte público tienen que hacer largas colas en otras estaciones de servicio subsidiadas o dolarizadas, lo que representa que trabajan para pagar gas y gasolina.

«El suministro que está llegando a las estaciones de servicio es muy poco lo que ha obligado a que los transportistas no surtan con tanta frecuencia, ahora pueden surtir es tres veces a la semana 50 litros, ahí vemos el déficit del combustible que hay tanto de gasolina como de gasoil, porque en el caso del municipio Simón Planas nos reportan que tienen 20 días sin combustible», aseguró Brian Reyes, secretario de reclamo del Sindicato Bolivariano de Transporte.

Golpe a foráneos

El director ejecutivo de la Cámara Venezolana del Transporte Extraurbano, Fernando Mora, informó a LA PRENSA, que la escasez de gasoil que hay en el país está afectado al 40% de las unidades que viajan a otros estados.

«Hemos reportado que en Caracas, Valencia, Aragua, Lara y Zulia estas unidades llegan a estar hasta dos días en cola para abastecerse de combustible», comunicó.

Sostiene que a esta cámara están agremiadas más de 3.500 unidades extraurbanas, que en la actualidad están perjudicas por las fallas en el despacho de combustible.

Mencionó que lo más grave es que el transporte de carga pesada de alimentos también se ve afectado por la escasez de gasoil. El 90% de los vehículos de carga pesada y autobuses funcionan con diesel o gasoil.


  • Artículo publicado en La Prensa de Lara el día 18/05/2022

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.