Maduro tiene un nuevo plan desestabilizador para la región con «tecnología desconocida»

0
71
Nicolás Maduro creó un consejo militar para afianzar su arsenal en Venezuela (Venezuela Defensa).

Un informe divulgado recientemente señala que “el stock bélico” del chavismo “rompe el equilibrio armamentístico de América Latina de los últimos 20 años”


 

Gabriela Moreno / PanAm Post (Latinoamérica) – 04/02/2021

La paz vive en turbulencia en Suramérica y el clima político no proyecta cambios según un informe de inteligencia de Colombia que revela las intenciones del régimen de Nicolás Maduro de conducir un proceso de “caos e inestabilidad” en la región con la cooperación de Rusia, China, Irán y Cuba. Su vecino es el primer blanco.

El informe divulgado y analizado por NTN24 señala que “el stock bélico del chavismo “rompe el equilibrio armamentístico de América Latina de los últimos 20 años” al importar “tecnologías desconocidas”.

No obstante, Colombia actuará. El medio señala que el país discute su propio fortalecimiento militar y está desviando su atención del arsenal que fabrica Estados Unidos y el Reino Unido al de España y Suecia para modernizar sus equipos. Para este año ya dispuso un presupuesto de 10.400 millones de dólares, asegura Infodefensa

Todo ello traduce conflictividad. Más conflictividad para el “impasse interestatal más grave de América Latina y la peor emergencia humanitaria de la región” que mantienen Iván Duque y Nicolás Maduro, sostiene CrisisGroup.

Una amenaza vecina

“Venezuela en manos de Maduro es una amenaza”, sentencia InfodefensaEl régimen es considerado “un vecino provocador inestable, armado y lenguaraz”.

Pero eso no es todo. La necesidad de acciones para distraer a los venezolanos de las calamidades multiplica “el peligro” de que estas confrontaciones internas desencadenen un “accidente militar” con Colombia, a pesar, de la presencia de Estados Unidos en la zona, proyecta el medio.

Para neutralizar cualquier ilusión bélica del chavismo se requiere inversión y estrategia. A Colombia le tocará modernizar sus vehículos blindados M113 dotándolos de torretas para misiles Spike antiataques de 8 km, aumentar el número de helicópteros Arpía hasta 30 con Spike de 25 km incluido y estructurar un par de divisiones de caballería ligera con vehículos livianos tipo Hummer  para usarlos con misiles antiataques de corto alcance que tienen capacidad para neutralizar los anfibios chinos AMX-30 o los mortíferos y modernos T-72 rusos que pudieran entrar a La Guajira.

De esa manera “sería suficiente para que no se animarán a pasar la línea fronteriza” indica Infodefensa, que a la vez recomienda proteger con baterías de antiaéreas las dos refinerías y las bases de Palanquero, Apiay y Malambo.

Así se someterían a los grupos irregulares que hoy “tiene dos largos brazos que se apoyan en los carteles mexicanos y la banda de ladrones que desde hace 20 años oprime a Venezuela”. Se plantea fácil, pero no lo es tanto.

La corrupción como puente

La tensión diplomática que persiste entre Colombia y Venezuela es “un imán para grupos guerrilleros y crimen organizado” que estimulan “la creación de nuevas facciones armadas y generan una competencia feroz entre éstas”, sostiene Crisis Group.

Una de las organizaciones que más beneficios obtiene son las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que a pesar de estar sometidas por parte del Tribunal de Justicia Especial a una investigación por crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra cometidos mediante asesinatos, desapariciones, desplazamientos forzosos y narcotráfico, los avances estériles al respecto les facilita otro de sus negocios: las armas.

“No se debe subestimar la corrupción en las filas de la guardia venezolana nutriendo a grupos ilegales en zona de frontera” analiza El Tiempo, medio que atribuye a “la mala relación que hay con el régimen de Maduro” la imposibilidad de ejecutar una “tarea conjunta para establecer las rutas por las que llegan armas desde allí”.

Consecuencias ilícitas

Las consecuencias de ello son nefastas. Recientes incautaciones en Colombia evidenciaron que los poderosos carteles mexicanos –Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y ‘los Zetas’– y brasileños –‘la Familia del Norte’, el Primer Comando y la ‘Familia Vermelho’– están pagando los cargamentos de coca con armas modernas y empoderando militarmente a bandas y “disidencias” asegura El Tiempo.

Indígenas del Cauca han sido asesinados con esas armas, pero también han sido usadas para atacar a la Policía en Bogotá, atracar y nutrir el comercio ilegal.

Nariño sabe cómo operan estas relaciones. Sus investigaciones apuntan a que estas armas ingresan en embarcaciones que fondean en los puertos de Buenaventura, Tumaco y Turbo escondidas en caletas o mimetizadas en productos de todo tipo, especialmente electrodomésticos y trotadoras, que permiten camuflar hasta cañones y evadir controles aduaneros. No obstante, ese no es el único camino que usan los traficantes, sino que “por Venezuela entran hasta lanzacohetes”, sostiene el medio.

Esta situación ingresó a la lista de prioridades dentro de la política de seguridad nacional y dio paso a una nueva categoría de blancos a perseguir: la Delincuencia Organizada Trasnacional (DOT).

Un asunto sin medias tintas

Ver el asunto con “claridad” es lo que pide Duque. Para él no caben los rodeos cuando sostiene que la región y el mundo no está frente al nacimiento de una «nueva guerrilla, sino frente a las amenazas criminales de una banda de narcoterroristas que cuenta con el albergue y el apoyo de la dictadura de Nicolás Maduro» difundió BBC

Según Insight Crime, una fundación dedicada al estudio del crimen en América Latina, reseñada por la cadena británica, el ELN «incrementó su presencia en la frontera con Venezuela y su paso hacia el país vecino se hizo más accesible».

Maduro está en conocimiento de todo. No puede negarlo. El general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, ex jefe de inteligencia de Venezuela, confesó que le entregó personalmente un informe sobre la presencia de la guerrilla colombiana en el país en su residencia de Caracas a  The Washington Post.

A través de una “carta” le detalló las «actividades de los carteles de la droga colombianos y las bandas criminales» dijo al medio. Nada importó. Su exjefe se desvía, se desentiende y con su discurso incendiario aviva la tensión con Duque. Una de sus declaraciones más frecuentes es que está «preparado» ante cualquier “ataque o conspiraciones” divulgó El Clarín.

Cada vez que ha podido, estos últimos dos años, lo ha vociferado con el mismo tono retrechero. Su ministro de Defensa, Vladimir Padrino, lo sigue y se confiesa con los «ojos y oídos» en alerta ante cualquier “agresión”.

Juntos confabularon la creación de un Consejo Militar para justificar la creación de un sistema de armas con China, Rusia, Irán y Cuba con la promesa de que van a “impresionar al mundo” porque su régimen «pueden comprar armas a quien le dé la gana».


  • Gabriela Moreno / Periodista venezolana residenciada en Chile. Egresada de la Universidad del Zulia. Experiencia como editora y productora de contenidos para medios impresos y digitales con énfasis en las fuentes de política e internacional. 
  • Artículo publicado en PanAm Post el día 02/02/2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.