Bancos suizos liberan documentos que probarían malversación de USD 4500 millones venezolanos

0
53
El expresidente venezolano Hugo Chávez (izq.) y Nicolás Maduro, el 18 de diciembre de 2007, en el edificio de la Universidad de Montevideo. (MIGUEL ROJO/AFP/Getty Images).

Un esquema de sobornos que involucra a la empresa estatal PDVSA


 

Anastasia Gubín / La Gran Época (Internacional) – 26/02/2020

Bancos suizos comenzaron a liberar el 26 de febrero de 2020 registros solicitados desde hace dos años por investigadores federales de Miami, Estados Unidos, de algunas cuentas secretas, para poder presentar ante la justicia un importante caso de lavado de dinero contra exfuncionarios venezolanos.

La máxima corte de justicia de Suiza ordenó la entrega de documentos bancarios relacionados con un esquema de corrupción de magnates y funcionarios de la empresa estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) en la que el país perdió unos 4,500 millones de dólares, informó Miami Herald, que obtuvo copia de algunos documentos.

Entre los involucrados en la investigación están los banqueros Luis Oberto e Ignacio Oberto, los empresarios Alejandro Betancourt y su primo Francisco Convit, el exjefe de PDVSA, Rafael Ramírez, y el exviceministro de Energía, Nervis Villalobos, además de un banquero suizo, Charles Henry De Beaumont.

Según Miami Herald podrían ser acusados por los fiscales estadounidenses por sobornos a funcionarios de gobierno a cambio de hacer préstamos en bolívares a la compañía petrolera nacional, Petróleos de Venezuela S.A., y luego recibir pagos en dólares. Los ingresos eran lavados y multiplicados a través de un controversial sistema de cambio de divisas operado durante el liderazgo de Hugo Chávez y luego Nicolás Maduro.

De esta manera, según las investigaciones preliminares, en este esquema se habrían desviado pagos multimillonarios a cuentas secretas en bancos suizos.

“La operación, ejecutada gracias a actos de corrupción, habría permitido la malversación de más de USD 4,500 millones, lavados principalmente a través de cuentas abiertas en Suiza”, indicó el Tribunal Federal Suizo en enero al rechazar las apelaciones que buscaban bloquear la entrega de los documentos bancarios, según Miami Herald.

La mayor parte del dinero sucio fue transferido a cuentas controladas por los hermanos Oberto en el banco Compagnie Bancaire Helvetique, añade.

Este caso es el más reciente y el mayor de tres investigaciones distintas realizadas desde Miami sobre las operaciones de corrupción y lavado de dinero de venezolanos.

En un caso anterior, fue condenado en noviembre de 2018 a 10 años de prisión el extesorero nacional de Venezuela, Alejandro Andrade, de 58 años, quien se declaró culpable en 2017. El caso fue determinado por el juez del Distrito Sur de Florida, Estados Unidos, Robin L. Rosenberg.

“Andrade admitió que recibió más de mil millones de dólares en sobornos del coconspirador Raúl Gorrin Belisario, de 50 años, y otros co-conspiradores a cambio de usar su posición como tesorero nacional venezolano para seleccionarlos para llevar a cabo transacciones de cambio de divisas a tasas favorables para el gobierno venezolano”, según el informe del Departamento de Justicia.

“Recibió dinero en efectivo, así como aviones privados, yates, coches, casas, caballos de campeonato y relojes de alta gama de sus co-conspiradores. Como parte de su acuerdo con el fiscal”, añadió.

La nueva investigación, adelantada por la Unidad de Investigaciones del Departamento de Seguridad Nacional, se centró sobre las presuntas transferencias de fondos malversados del estado venezolano a cuentas bancarias, propiedades de bienes raíces y otros activos hacia Miami y Nueva York, destacó Miami Herald.

El reporte indica que Oberto es integrante de una familia de banqueros que reside en apartamentos de lujo en Miami Beach. Los venezolanos Betancourt y Convit, viven en España y Venezuela. Ramírez actualmente reside en Italia, al igual que Villalobos, quien se encuentra detenido en España y enfrenta un pedido de extradición presentado por Estados Unidos por cargos de aceptar sobornos relacionados con otro caso de corrupción diferente.

Convit enfrenta además cargos por otra operación de lavado de dinero ante la corte federal de Miami, mientras que Betancourt también es nombrado como un presunto conspirador sin que las autoridades hayan presentado cargos formales contra él.

Según la denuncia penal, en la acusación contra Convit, “la conspiración en este caso comenzó supuestamente en diciembre de 2014 con un plan de cambio de divisas que tenía por objeto malversar unos 600 millones de dólares de PDVSA, obtenidos mediante soborno y fraude, y los esfuerzos de los acusados por blanquear una parte de las ganancias de ese plan. Para mayo de 2015, la conspiración supuestamente se había duplicado en la cantidad de 1,200 millones de dólares malversados de PDVSA”, indicó el Departamento de Justicia.

Sobre el banquero suizo De Beaumont la investigación menciona que ganó USD 22 millones presuntamente por la conducción de las supuestas transacciones ilícitas de los hermanos Oberto y los empresarios Betancourt y Convit, entre otros, y utilizó parte de ese dinero para comprar residencias de lujo en la República Dominicana y un apartamento en el edificio de lujo en Miami Beach.

En 2018, el Departamento de Justicia de Estados Unidos y la Oficina del Fiscal Federal de Miami mediante la solicitud de “Asistencia Legal Mutua”, pidieron los registros de las cuentas en Compagnie Bancaire Helvetique y en otras instituciones financieras suizas como EFG Bank que por ley operan sin dar informes. El Departamento de Justicia logró detener las limitaciones por cinco años.

Según el informe, al esquema de préstamos solo tenían acceso personas cercanas al régimen de Hugo Chávez y posteriormente al de Nicolás Maduro, de acuerdo a los documentos de los investigadores.

Los abogados de los hermanos Oberto, Ed Shohat y David O. Markus, dijeron que sus defendidos “durante años han mantenido constantemente que son inocentes ante el gobierno”, reportó Miami Herald. “Si se les acusa, se declararán inocentes y se demostrará su inocencia en el juicio”.

El abogado de Betancourt, Jon Sale, expresó que su cliente no ha cometido ningún delito. “El señor Betancourt es un empresario legítimo que no ha violado ninguna ley de Estados Unidos ni de ningún otro lado”, dijo Sale.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.