Ex abogado venezolano se declara culpable de aceptar millones por acuerdos con el gobierno

0
35
El presidente venezolano, Nicolás Maduro GETTY IMAGES.

Algunos de los denominados cleptócratas venezolanos señalados en la acusación junto con Ortega y Hernández tienen conexiones con el presidente Maduro, quien es sospechoso en la investigación en curso


 

Jay Weaver / El Nuevo Herald (USA) – 22/07/2021

Un ex abogado de alto nivel del Ministerio de Petróleo de Venezuela que ha estado ayudando a las autoridades de Estados Unidos a profundizar en un caso de lavado de dinero de $1,200 millones alimentado por la corrupción en el gobierno se declaró culpable el miércoles en el tribunal federal de Miami, casi un año después de que se entregara.

Carmelo Urdaneta Aquí, el ex asesor jurídico del Ministerio de Petróleo y Minería de Venezuela que cruzó la frontera con Colombia camino a Miami, es el cuarto acusado que se declara culpable en el enorme caso. Otros cinco acusados siguen prófugos.

Urdaneta fue acusado de aceptar decenas de millones en sobornos junto con otros funcionarios de la petrolera estatal PDVSA de manos de empresarios que a su vez hicieron acuerdos de préstamos altamente rentables con el gobierno del gobernante Nicolás Maduro.

Urdaneta, de 47 años, quien está en libertad con una fianza de $1.5 millones desde que se entregó, enfrenta un máximo de 10 años de prisión, pero podría ser condenado a menos años en septiembre ante la jueza de distrito Kathleen Williams debido a su cooperación con la fiscalía. Como parte de su declaración de culpabilidad del cargo de confabularse para lavar dinero, los fiscales federales han confiscado un condominio de $5.3 millones en la Porsche Design Tower en Sunny Isles Beach, junto con dos apartamentos en Miami Beach y todos los activos en la cuenta bancaria suiza de Urdaneta.

En total, las autoridades estadounidenses han intervenido más de $49 millones a Urdaneta, señalaron los fiscales Kurt Lunkenheimer y Paul Hayden en documentos judiciales.

Urdaneta, quien ocupó varios cargos en el Ministerio de Petróleo de Venezuela desde 1997 hasta 2015, no solo fue una figura central del gobierno en el caso de lavado de dinero presentado en Miami, sino que también tuvo un papel de apoyo en otro esquema de préstamos y divisas en una etapa anterior de su carrera, según una declaración presentada con su acuerdo de culpabilidad.

La cargo de lavado de dinero del encausamiento se originó a finales de 2014 con un préstamo falso a PDVSA que fue reembolsado a través de un esquema de cambio de divisas del gobierno, desviando $600 millones de las arcas de la petrolera estatal, según una denuncia penal. Los acusados usaron a un socio para lavar una parte de los fondos de PDVSA en Estados Unidos. En 2015, la conspiración se había duplicado hasta alcanzar los $1,200 millones malversados de la petrolera.

El presunto cabecilla era el venezolano Francisco Convit Guruceaga, acusado de confabularse con Urdaneta, otros funcionarios de PDVSA e influyentes empresarios con acceso a los más altos niveles del gobierno.

El abogado defensor de Convit, Adam Kaufmann, de Nueva York, ha declinado hacer comentarios mientras su cliente permanece en Venezuela.

Desde 2018, los fiscales federales e Investigaciones de Seguridad Nacional han congelado cientos de millones de dólares en activos bancarios e inmobiliarios de los nueve acusados nombrados en la acusación de lavado de dinero de Miami y un caso relacionado.

El primero fue el banquero venezolano Matthias Krull, quien se declaró culpable de conspirar para lavar parte del dinero de PDVSA oculto en cuentas bancarias europeas. Pagó $600,000 para satisfacer una sentencia de confiscación y comenzó su sentencia de tres años y medio a principios de este mes.

En mayo de este año, Abraham Edgardo Ortega, ex director ejecutivo de Planificación Financiera de PDVSA, fue condenado a dos años y cuatro meses tras admitir que aceptó más de $12 millones en sobornos que fueron transferidos secretamente a instituciones financieras estadounidenses y de otros países.

Ortega, el máximo responsable financiero de PDVSA entre 2014 y 2016, admitió que se confabuló con el líder de la red de lavado de dinero, Guruceaga.

Ortega también dijo que colaboró con un agente de inversiones de Miami, Gustavo Adolfo Hernández Frieri. Hernández se declaró culpable de aceptar $12 millones de Ortega para invertirlos en fondos de inversión falsos en Estados Unidos para que las transacciones parecieran legítimas, dijo la fiscalía. Hernández fue condenado a casi cuatro años.

Ortega y Hernández enfrentan órdenes de confiscación de $12 millones cada uno, pero los registros judiciales reflejan que el ex funcionario de PDVSA solo se quedó con $3 millones de esa cantidad y Hernández con el resto. Los fiscales apuntan a la residencia de Hernández en Nueva York y una casa en Miami como activos sustitutos en la orden de confiscación.

Algunos de los denominados cleptócratas venezolanos señalados en la acusación junto con Ortega y Hernández tienen conexiones con el presidente Maduro, quien es sospechoso en la investigación en curso, según fuentes de las fuerzas del orden federales familiarizadas con el caso.

Los tres hijastros de Maduro también son objeto de investigaciones, junto con un acaudalado magnate de la televisión de Caracas, Raúl Gorrín, quien fue acusado en un caso distinto de lavado de dinero en Miami y que permanece en Venezuela.


  • Artículo publicado en El Nuevo Herald el día 15/07/2021

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.