Exviceministro Javier Alvarado sabía de esquema de corrupción eléctrica desde 2010

0
26
Esa no sería la primera colaboración de Alvarado con el Departamento de Justicia. En 2013 estuvo en negociaciones, asesorado por el lobbista venezolano Martin Rodil, contaron fuentes a El Pitazo. | Foto: Archivo.

El también expresidente de Corpoelec presentó una serie de alegatos para tratar de ganar indulgencia frente a la justicia de EE. UU. En el expediente del caso que la justicia estadounidense sigue al exvicepresidente de Asuntos Jurídicos y Finanzas de Corpoelec, Luis Carlos De León, Alvarado delata a excompañeros y se desmarca de la relación con Derwick


 

César Batiz / El Pitazo (Venezuela) – 18/09/2022

Javier Alvarado, exviceministro de Electricidad, expresidente de Corpoelec y Bariven, conocía desde el año 2010 el esquema de corrupción que rodeaba la contratación de equipos y obras para la Emergencia Eléctrica. En documentos entregados a la justicia de EE. UU. señala a directivos de Pdvsa, asesores y sus supervisados como presuntos responsables de los hechos y se desmarca de responsabilidad en las contrataciones de Derwick, Ovarb y KCT.

Alvarado realiza ese aporte a la justicia estadounidense para tratar de ganar indulgencia en los casos en su contra. Sus abogados en EE. UU. afirman que dio información a la fiscal Sarah Edwars, de la Sección de Fraude, División Criminal del Departamento de Justicia en Washington DC, pero la funcionaria no ofreció las pruebas al Gran Jurado que deliberó el 24 de abril de 2019. No informan sobre qué tema trabajó el Gran Jurado.

Esa no sería la primera colaboración de Alvarado con el Departamento de Justicia. En 2013 estuvo en negociaciones, asesorado por el lobbista venezolano Martin Rodil, contaron fuentes a El Pitazo. Pero el trato se cayó cuando Alvarado decidió irse a España.

La información comentada en este texto se encuentra en una serie de documentos revelados el 15 de septiembre, relacionados el expediente del caso que la justicia de EE. UU. sigue, entre otros, a Luis Carlos De León, exvicepresidente de Asuntos Jurídicos y Finanzas de Corpoelec. Alvarado fue su jefe desde la compra de la Electricidad de Caracas en 2007 hasta 2010.

La destitución del aliado

En marzo de 2010, el entonces ministro de Electricidad, Alí Rodríguez Araque, envió una correspondencia a Rafael Ramírez, presidente de Pdvsa, para concluir la comisión de servicios que De León, empleado de la petrolera, cumplía en Corpoelec, debido a las denuncias que realizaron representantes de la empresa Solar Turbines en contra De León, por el supuesto cobro de comisiones.

Entonces Araque comisionó a Alvarado que investigara las irregularidades cometidas por De León en Corpoelec. El 8 de julio de 2010, el entonces viceministro de Electricidad remitió una carta a Rodríguez Araque en la que “confirma un esquema de tráfico de influencias entre empleados de Corpoelec/Pdvsa y varias contrataciones de la Emergencia Eléctrica Nacional…”.

Agrega Alvarado que: “El operador del esquema es Luis Carlos De León, quien fue destituido de todos sus cargos en Corpoelec y Pdvsa. Sin embargo, De León mantiene a la fecha estrechos vínculos con ejecutivos de Pdvsa tales como Eudomario Carruyo, director de Finanzas; Armando Giraud, consultor Jurídico; Nervis Villalobos; asesor mayor a la Presidencia de Pdvsa”. Según comentó, estas negociaciones son recurrentes desde 2007/2008.

El investigador asesinado

Para la elaboración del informe, Alvarado se apoyó en el trabajo realizado por el gerente de Protección Control y Pérdida (PCP) de Corpoelec, Oswaldo González, un ingeniero en informática asesinado en 2015 por funcionarios de la Guardia Nacional, quienes lo confundieron con un atracador.

González logró, de acuerdo con el documento depositado en una corte en EE. UU., una información completa acerca del esquema de negocios corruptos en torno a la crisis eléctrica. Incluso, llegó a establecer la relación con el dinero depositado Banco Privado de Andorra, lo que incluye cuentas a favor de Javier Alvarado, entre otros.

Entre los aspectos curiosos de la carta del exviceministro, se encuentra que De León era parte de su equipo de colaboradores más cercanos, con mucho poder, tanto que llegó a asignar obras a familiares, de acuerdo con fuentes consultadas por El Pitazo.

Además, se conocía que Nervis Villalobos era una persona que asesoraba a los dueños de Derwick, Ovarb y al mismo Alvarado en Corpoelec.

De León, tras su salida de Pdvsa, se mudó a España donde invirtió en el sector comercial. En 2017, fue detenido en ese país y extraditado a EE. UU., país del cual tiene ciudadanía. En 2020, a su esposa, Andreina Gámez, le decomisaron $17.000.000 en Nueva Zelanda.

Villalobos se encuentra en España y también enfrenta una solicitud de extradición de la justicia estadounidense. Sin embargo, una jueza dictó hace poco más de una semana una sentencia que lo exonera de algunas de las presuntas responsabilidades por lavado de dinero.

Acusar para no ser acusado

En uno de los documentos se lee que Alvarado, el 11 de abril de 2012, solicitó a su jefe de seguridad, Oswaldo González, someter a la Contraloría General de la República el expediente que trabajó sobre las empresas Ovarb, Derwick y KCT, “en el cual hay amplias evidencias de contrataciones irregulares realizadas por Bariven”.

Durante la gestión como presidente de Corpoelec de Alvarado, Derwick recibió al menos seis contratos de obras eléctricas con sobreprecio. Los directivos de Derwick son personas cercanas al hijo del exviceministro, Javier Alvarado Pardi, egresado, al igual que los dueños de la contratista, del colegio Cumbre de Caracas.

En la misma carta, Alvarado señala que “el actual auditor interno de Pdvsa, Silvestre Molero; y el vicepresidente de Exploración y Producción, Eulogio Del Pino, parecieran estar comprometidos en estas contrataciones vía las comisiones de contratación y el comité de operaciones”.

Del Pino se encuentra en casa por cárcel, por un presunto caso de corrupción en Petrozamora, empresa mixta ubicada en la Costa Oriental del Lago, en la que tienen participación Leopoldo Alejandro Betancourt y Francisco Convit, directivos de Derwick.

Una persona que trabajó junto a Del Pino contó a El Pitazo que ese señalamiento de Alvarado ocurrió en medio de una investigación solicitada por Del Pino por la compra de unas camionetas Nissan, que realizó Javier Alvarado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.