Manipulación de la imprescriptibilidad de los crímenes de guerra, genocidio y lesa humanidad

0
109
El Progresismo o Progres, promovido por George Soros, el Club de Roma, el Club Bilderberg y otras personas que permanecen en el anonimato, nos están imponiendo un cambio profundo de nuestras instituciones, tradiciones, costumbres y forma de vida.

Venezuela en este proceso de infiltración, es el epicentro inmejorable e impecable, debido a su posición geográfica y a la infinidad de recursos naturales existentes en nuestro territorio, para poner en práctica esta toma del comunismo en América


 

Álvaro Rotondaro Gómez / Venergia.org (Venezuela) – 03/02/2022

Casi todas las opiniones y análisis de ONG‘s, Sociedades Civiles y personas naturales, muy calificadas en sus respectivas profesiones, cuando realizan sus estudios e investigaciones sobre la tragedia que vivimos diariamente en nuestro país desde hace 22 años, se enfocan en ella como si fuera un problema político y jurídico, argumentando opiniones jurídica-democráticas y proponiendo excelentes soluciones de reconstrucción económica, productivas y de reinstitunacionalización de la nación, como si estuviéramos en un Estado de Derecho, pero se olvidan de las principales causas de esta tragedia, las cuales son las muy bien planificadas destrucciones moral y ética del ciudadano venezolano, la eliminación de la Libertad, la Justicia y demás horrores que sufrimos a diario, los cuales son producto de que este régimen representa el Crimen Organizado Mundial, amparados por Cuba, Rusia, China, Irán, FARC, ELN, y Hezbolá, entre otros.

En efecto, después de haber estudiado y analizado el quid del problema, bajo la perspectiva señalada en el párrafo anterior, llegamos a la siguiente conclusión:

Luego de la invasión de Hitler a Polonia, lo cual dejó sin efecto el Pacto Ribbentrop-Mólotov (1939) en el que Alemania se comprometía a cederle a Rusia la mitad de Polonia, Besarabia, los países Bálticos, el control de los Dardanelos, y Finlandia, a cambio de su neutralidad en la guerra; y después de la Operación Barba Roja (invasión de Alemania a Rusia en junio de 1941), los alemanes  capturaron cinco millones de soldados rusos; y luego asesinaron a 3,3 millones de prisioneros de guerra soviéticos y a más de un millón de judíos soviéticos, para posteriormente retirarse bastante perdidos, al tratar de tomar Moscú a finales de 1943, obligaron a Stalin a solicitarle ayuda a Roosevelt, para que el suministrara combustible, equipos y comida a las tropas rusas, para poder formar parte de la alianza en contra del eje del Tercer Reich.

Ahora bien, una vez terminada la Segunda Guerra Mundial, Stalin inmediatamente se dio cuenta, que no podría, ni con el poderío militar, ni económico, ni de productividad industrial ni alimenticia, ni mucho menos con el confort del obrero en USA; y entonces decidió imponernos las ideologías comunista o de extrema izquierda, tal como lo aconsejó Antonio Gramsci, cuando textualmente recomendó:

«La única forma para hacernos al poder como comunistas, no es lo que hizo Marx. Nosotros debemos infiltrarnos dentro de la sociedad, infiltrarnos dentro de la Iglesia, infiltrarnos dentro de la comunidad educativa, lentamente e ir transformando y ridiculizando las tradiciones que se han sostenido históricamente, a fin de ir destruyéndolas y formando la sociedad que nosotros queremos».

Mensaje este que se ha cumplido cabalmente, a partir de la culminación de la Segunda Guerra Mundial.

Igualmente, como es conocido, el Progresismo o Progres, promovido por George Soros, el Club de Roma, el Club Bilderberg y otras personas que permanecen en el anonimato, nos están imponiendo un cambio profundo de nuestras instituciones, tradiciones, costumbres y forma de vida. Analizar, demostrar y esclarecer estas dos circunstancias, es una tarea muy larga, pero trataré de explicar esta situación:

Evidentemente, cuando Gramsci aconseja la infiltración arriba anotada, idea esta que el llamó la Hegemonía Cultural, la cual requería la participación de intelectuales, en virtud de que él estaba muy consciente que ellos eran los verdaderos expertos en la manipulación del lenguaje y así hacer efectiva su instrumentación, lo cual se hizo a la perfección en relación con la infiltración comunista, ejemplos hay miles y vemos muy fácilmente la infiltración al constatar las actuaciones del Foro de Sao Paulo y su causahabiente, el Grupo de Puebla en Argentina, Chile, Perú, Colombia, México, Honduras, Nicaragua, Cuba, Venezuela y otros países, tanto europeos, como latinoamericanos; la infiltración en la Iglesia al nombrar a  Bergoglio como papa y a Arturo Sosa como propósito de los jesuitas; en las instituciones destinadas a proteger los DDHH, tales como Emilio Álvarez Icaza y Paulo Abrâo en la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos; Luis Moreno Ocampo y Fatou Bensouda, como Fiscales de la Corte Penal Internacional; y como Alta Comisionada de la ONU para los DDHH, la señora Michelle Bachelet; y en los organismos de política internacional, Josep Borrell y Antonio Guterres, en la Unión Europea y en la ONU.

George Soros.

En resumen y sin lugar a dudas, Venezuela en este proceso de infiltración, es el epicentro inmejorable e impecable, debido a su posición geográfica y a la infinidad de recursos naturales existentes en nuestro territorio, para poner en práctica esta toma del comunismo en América, tal como ya lo están haciendo desde hace tiempo el Foro de Sao Paulo y el Grupo de Puebla; y este mismo criterio relacionado con la infiltración comunista, es igualmente aplicado por las personas que impulsan el Progresismo, tales como Soros y sus ONG, el Club Bildelberg, el Club de Roma y otras que se esconden en el anonimato.

Con el objeto de corroborar este aserto, a continuación nos permitimos transcribir la insólita e incomprensible noticia del 28/10/2021 (© Reuters / Luisa González), en la que el fiscal Karim Khan, después de 17 años de investigación, afirma:

«‘Me complace decir que Colombia está a la altura de sus obligaciones internacionales, al igual que sus obligaciones reglamentarias, con base en el principio de complementariedad, y me complace decir que me puedo retirar de la etapa de investigación preliminar’, dijo Khan en declaraciones desde la presidencial Casa de Nariño… El investigador felicitó además ‘a las personas en Colombia por los esfuerzos, a todos los individuos y las partes en el acuerdo de paz, para que tengan la valentía, el coraje, los principios, y lleguen a la JEP (Jurisdicción Especial de Paz, tribunal nacional creado por el acuerdo de paz) con sus relatos'».

Reportaje este que necesariamente nos traslada a la tragedia que actualmente estamos viviendo en nuestro país; y al debacle de la destrucción de los principios éticos fundamentales que sirvieron para la creación de la democracia occidental, tal como la concibieron los pensadores griegos hace dos mil quinientos años, así como también, la producción de toda esa gama de conceptos filosóficos importantísimos para la convivencia en sociedad, que incluso ayudaron a formar la Doctrina Social de la Iglesia, que están experimentado la mayoría de los países de cultura occidental.

En resumen, la consecuencia de esta negociación en Cuba, llevada a cabo por Juan Manuel Santos y los jefes de las FARC, fue convertir a los asesinos de las FARC en políticos, con cargos en el Congreso de Colombia, siendo de notar, que dicha Negociación fue dirigida y cohonestada por Dag Nylander, el noruego quien «coincidencialmente» es el mismo que está dirigiendo la Negociación en México, entre el Régimen y la Oposición Oficial; y el mismo que llevó la reclamación del Esequibo a la Corte Internacional de Justicia, para favorecer los intereses petroleros de Guyana.

El acuerdo de paz firmado en La Habana entre Juan Manuel Santos y las FARC constituyó un desconocimiento a la voluntad de pueblo colombiano que votó en contra de esta decisión.

A continuación, días después, el miércoles tres de noviembre del 2021, Maduro y Karim Khan firman Memorándum de Entendimiento entre Venezuela y la CPI, que textualmente consagra:

«Que Venezuela, como jurisdicción nacional, adoptará todas las medidas necesarias para asegurar la efectiva administración de la justicia, de acuerdo a los estándares internacionales, con el apoyo y el compromiso activo de la fiscalía de la CPI en virtud del principio de complementariedad. Establecer mecanismos para mejorar la cooperación entre las partes y facilitar el efectivo desempeño del mandato del fiscal en el territorio de Venezuela.

Esmerarse por concertar medios y mecanismos que contribuyan eficazmente a los esfuerzos de Venezuela para llevar a cabo auténticas actuaciones nacionales de conformidad con el artículo 17 del Estatuto de Roma. Trabajar para que el principio de complementariedad tenga un efecto adecuado y significativo».

Como vemos claramente, se está produciendo el mismo exabrupto jurídico, político y sobre todo moral y ético, al  cerrar la averiguación a los acusados  de esos crímenes, con lo cual la imprescriptibilidad de los mismos desaparece totalmente y la esperanza del castigo a esos asesinos, resulta nugatoria; y en el caso de producirse lo mismo en Venezuela, es más evidente el disparate, ya que en nuestro país, no existe el Estado de Derecho, es decir, la división de poderes son inexistentes, en vista  a que los mismos están todos usurpados y controlados por el presidente usurpador, tal como lo dejó muy bien explicado la CIDH en su Comunicado de Prensa No. 20/10. CIDH publica Informe sobre Venezuela. Washington, DC, 24 de febrero de 2010 – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) publicó hoy el informe Democracia y Derechos Humanos en Venezuela:

«La CIDH identifica una serie de aspectos que restringen el pleno goce de los derechos humanos. Entre otros, la CIDH analiza una serie de condiciones que evidencian la falta de una efectiva separación e independencia de los poderes públicos en Venezuela. El Informe hace referencia a que no se ha garantizado a todas las personas el pleno ejercicio de sus derechos con independencia de su posición frente a las políticas del gobierno. La Comisión encuentra además que se está utilizando el poder punitivo del Estado para intimidar o sancionar a personas en virtud de su opinión política. La Comisión considera que no existen las condiciones para que los defensores de derechos humanos y los periodistas ejerzan libremente su labor. Asimismo, la CIDH determina la existencia de un patrón de impunidad en los casos de violencia, que afecta de manera particular a los comunicadores sociales, los defensores de derechos humanos, los sindicalistas, las personas que participan en manifestaciones públicas, las personas privadas de su libertad, los campesinos, los pueblos indígenas y las mujeres.»

Ahora bien, después de leer este comunicado, no queda ninguna duda que la CPI y el fiscal Karim Khan, estaban suficientemente enterados de la anomia en la Justicia venezolana, debido al Acuerdo de Cooperación de la CIDH y la CPI, que a continuación transcribimos:

«CIDH firma acuerdo de cooperación con la Corte Penal Internacional

26 de abril de 2012 Washington, D.C. – La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Corte Penal Internacional (CPI) firmaron un acuerdo de cooperación a fin de establecer el marco institucional para colaborar en el cumplimiento de sus mandatos. El acuerdo contempla la posibilidad de proveer a la otra parte información sobre decisiones, resoluciones, sentencias, informes y documentos, que pueda resultar útil para el procesamiento de casos y la ejecución de los mandatos de ambas instituciones. Considerando que la CPI fue establecida por el Estatuto de Roma para erradicar la impunidad de los crímenes de lesa humanidad, y que la CIDH durante más de 50 años ha considerado la lucha contra la impunidad por las violaciones a los derechos humanos como un eje central en el cumplimiento de su mandato, la firma de este acuerdo permitirá establecer una relación que beneficiará a la comunidad internacional en la búsqueda de verdad, justicia y reparación. La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos/as por la Asamblea General de la OEA a título personal.»

Razón esta por la cual no podemos entender el porqué estos dos ex secretarios y fiscales de esas instituciones en muchas oportunidades no aceptaron denuncias en contra de Hugo Chávez, Nicolás Maduro o cualesquiera otros funcionarios del régimen, porque según ellos no se habían cumplido e interpuesto y agotado los recursos de jurisdicción interna, conforme a los principios de complementariedad del Estatuto de Roma y del Derecho Internacional generalmente reconocidos, esperando intencionalmente, hasta más de cinco años, para rechazar estas denuncias, sin ninguna explicación y violando los principios fundamentales del Debido Proceso; y más incomprensible aún es la firma de Maduro y Karim Khan del Memorándum de Entendimiento entre Venezuela y la CPI, que textualmente consagra:

«Que Venezuela, como jurisdicción nacional, adoptará todas las medidas necesarias para asegurar la efectiva administración de la justicia, de acuerdo a los estándares internacionales, con el apoyo y el compromiso activo de la fiscalía de la CPI en virtud del principio de complementariedad. Establecer mecanismos para mejorar la cooperación entre las partes y facilitar el efectivo desempeño del mandato del fiscal en el territorio de Venezuela.»

En consecuencia, con mucha inquietud al observar este conjunto de circunstancias obstaculizadoras de lograr Justicia, llegamos a la conclusión sin ambages de la relación intrínseca entre esta actitud derivada de la ideología de los representantes de esas Instituciones y la manera de asumir sus responsabilidades jurídicas, políticas y éticas, frente al régimen denunciado respectivo, o al gobierno que quieran favorecer.

Víctimas y familiares protestaron en Caracas para exigir reuniones para que el fiscal Karim Khan escuche sus testimonios. Foto: EFE/Miguel Gutiérrez.

En consecuencia,  con la manipulación de los conceptos y del lenguaje y así hacer efectiva su instrumentación, lo cual se hicieron a la perfección los  infiltrados comunistas, a continuación expondremos, una serie de hechos que aclaran estos comentarios y nuestras preocupaciones:

La Justicia es una palabra que no tiene dudas en relación a la semántica, ni hermenéutica de su concepto, ya que siempre ha sido considerada como el Fin del Derecho. Sin embargo, los intelectuales manipuladores de los conceptos y del lenguaje, se han robado esa palabra, para cometer uno de los fraudes mas abyectos en la historia de la humanidad. a saber:

En los artículos 2 y 16 del Estatuto de Roma, ley creadora de la Corte Penal Internacional, observamos inteligiblemente la contradicción flagantre con los principios de la división de los poderes, cuando establece en su artículo 2 la vinculación de la Corte con las Naciones Unidas, es decir, vinculan una Corte con jurisdicción judicial, con un organismo administrativo y de política internacional, lo cual está reñido con el principio antes enunciado; y para abundar en la contradicción, el artículo 16 ejusdem, le otorga la facultad al Consejo de Seguridad de la ONU, suspender la investigación o el enjuiciamiento del juicio, lo cual es inaceptable desde todo punto de vista.

A continuación, los transcribimos textualmente:

«Artículo 2 – Relación de la Corte con las Naciones Unidas

La Corte estará vinculada con las Naciones Unidas por un acuerdo que deberá aprobar la Asamblea de los Estados Partes en el presente Estatuto y concluir luego el Presidente de la Corte en nombre de ésta.

Artículo 16 – Suspensión de la investigación o el enjuiciamiento

En caso de que el Consejo de Seguridad, de conformidad con una resolución aprobada con arreglo a lo dispuesto en el Capítulo VII de la Carta de las Naciones Unidas, pide a la Corte que suspenda por un plazo que no podrá exceder de doce meses la investigación o el enjuiciamiento que haya iniciado, la Corte procederá a esa suspensión; la petición podrá ser renovada por el Consejo de Seguridad en las mismas condiciones.»

La manipulación del concepto, está operando con la palabra Justicia,  en nuestro caso de la siguiente manera:

Para la Tercera ronda de la Negociación en México del régimen con la Plataforma Unitaria, tienen previsto lograr un acuerdo sobre la Ayuda Humanitaria y sobre la Reforma Judicial; es decir, nos están tratando de engañar fraguando quitarle el juicio a la CPI al lograr radicalizar con la anuencia de la plataforma unitaria (léase «oposición oficial») los juicios de crímenes de Lesa Humanidad en Venezuela, y de esa manera la CPI no podría seguir conociendo los casos venezolanos, ya que su competencia es complementaria, o sea, la CPI actúa cuando no hay justicia en el Estado en donde se cometió el crimen.

Alacranes es como son llamados un grupo de parlamentarios y políticos de Oposición que sirven a los intereses del régimen venezolano.

Evidentemente, como era de esperarse, ya la Asamblea Nacional del régimen comenzó a ejecutar las acciones necesarias para ese objetivo, al sancionar una Ley de Reforma del Código de Procedimiento Penal, una Ley de Habeas Corpus e inmediatamente los funcionarios del poder judicial que forman parte del régimen empezaron a darle libertad a algunos presos políticos;  y en el caso del crimen al estudiante David Vallenilla, hicieron la pantomima de darle la libertad al sargento que lo asesinó, saliendo el fiscal Tarek William Saab, con una rapidez inusitada a apelar de la decisión y a solicitar una investigación a la juez que dictó esa sentencia, logrando del tribunal superior la revocación de la sentencia y que dejaran preso al sargento mencionado; y tal como lo acaba de enunciar en Noticiero Digital (Política | enero 21, 2022 | 7:57 pm | Jhoan Meléndez), el pervertido y despreciable Fiscal, al decir textualmente:

«Tarek William Saab insistió este viernes que el sistema de justicia venezolano «hace su trabajo» frente a crímenes de lesa humanidad, por lo que aprovecharán el lapso otorgado por la CPI para demostrarles que las violaciones a los derechos humanos «tienen condenas firmes».

Esto después que la Corte Penal Internacional fijara el 16 de abril como fecha tope para que el chavismo demuestre que se ha resarcido a las víctimas o familiares de ellas con sentencias ejemplares contra los agresores. 

«Vamos a tramitar la debida respuesta y demostraremos que en Venezuela las violaciones de DDHH tienen sus respectivas imputaciones, acusaciones y condenas firmes, lo que significa que la justicia venezolana hace su trabajo», dijo en VTV, en torno al plazo otorgado por La Haya.

La Corte Penal ha dicho que Venezuela tiene un lapso de 3 meses para dar a conocer las sanciones contra los culpable. Saab precisó que inicialmente el plazo era de un mes, «y la noticia es que hay una especia prórroga para que frente a los casos conocidos… Podamos responderle»».

Muy sencillamente se puede observar que están buscando demostrar que en Venezuela hay un poder judicial apto para enjuiciar a cualquier persona por crímenes de Lesa Humanidad; y si a esta circunstancia le agregamos que en la negociación de México, la Plataforma Unitaria le acepta convalidar la Reforma Judicial, se le está dando la facultad al Consejo de Seguridad, de solicitar la suspensión del juicio, de conformidad con el artículo 16 ut supra anotado, evitando de esa manera las sentencias condenatorias a los criminales enjuiciados por la CPI; es decir, lograrían su total impunidad; que fue exactamente lo mismo que hizo Juan Manuel Santos en Colombia con las FARC, tal como señalamos anteriormente de este desvergonzado ex presidente colombiano, no solo logró la impunidad de los criminales de las FARC, sino que los llevó a ocupar cargos en el Congreso colombiano, como es el caso de alias «Tornillo» FARC (violador de niños, los que salían corriendo cuando llegaba a un pueblo).

Durante el Gobierno de Juan Manuel Santos, Cuba acogió los diálogos de paz con las Farc.

En el supuesto que se produzca el resultado negativo antes comentado, no me cabría la mas mínima duda, que la MUD, el G4 y los integrantes de la Plataforma Unitaria, no solo cohabitan, sino que forman parte del régimen, pero caso contrario, sólo pensar de como sería un gobierno dirigido por esa «oposición oficial», la cual no refleja ninguna seriedad y confianza, para dirigir un país, ya que al verlos peleando por los puestos de gobernadores, alcaldes y concejales, y sacándose los trapos sucios por el caso Monómeros al separarse PJ del G4 y sin nunca haber rendido cuentas de los más de 1.400.000.000$ para Ayuda Humanitaria dados por USAID y la UE.

Créanme sinceramente, que quisiera estar equivocado, porque bajo ninguna circunstancia desearía que nuestro país viviera el problema que está pasando Colombia y gran parte de los países suramericanos, ya que sería peor para nuestro futuro tener un gobierno en el cual participen legítimamente estos criminales haciendo de las suyas, lo que saben hacer excelentemente bien, para sus criminales intereses y sobretodo hoy en día, apoyados por los Progres, tal como lo estamos viviendo en estos momentos, cuando la Unión Europea envió una Comisión de Observación, para las fraudulentas elecciones del pasado 21 de noviembre (léase la opinión al respecto de María Corina Machado).

Según The Washington Post, hay corrupción en el entorno de Juan Guaidó, reconocido por 60 países como presidente de Venezuela. / AFP / Realizador Audiovisual.

Ahora bien,  por estas razones y muchas otras que nos llevan al mismo derrotero, es por lo que no estoy de acuerdo, ni con las negociaciones, ni con las elecciones con el régimen, ya que al hacerlo le estamos demostrando a la comunidad internacional que los victimarios del régimen no son criminales, sino nuestros opositores políticos, tal como está haciendo Guaidó en este momento al declarar lo siguiente:

«La oposición recomendó a Estados Unidos aliviar las sanciones al chavismo, según Bloomberg

Durante una entrevista, Juan Guaidó adelantó que se espera ‘comenzar las negociaciones lo antes posible’. Y advirtió que si no se llega a un acuerdo, las sanciones se endurecerán más y estarán más dirigidas a las personas involucradas en corrupción y crímenes de lesa humanidad

Por El Nacional -enero 28, 2022

El líder opositor Juan Guaidó. Foto: Federico PARRA / AFP

La oposición, liderada por Juan Guaidó, recomendó al gobierno de Estados Unidos que modere las sanciones económicas contra Venezuela y algunos políticos oficialistas, lo que supone un cambio radical en su política, con la finalidad de que Nicolás Maduro vuelva a la mesa de negociaciones. Según reseñó Bloomberg, la solicitud a EE UU podría ser un hecho antes de que la oposición y el chavismo logren mediar en México. Esto mientras la oposición sigue presionando para unas elecciones «libres y justas» cuanto antes. «Está sobre la mesa con el objetivo de fortalecer a la oposición en su rol de interlocutor y la posibilidad de un acuerdo», manifestó Guaidó a Bloomberg durante una entrevista desde Caracas este viernes. «La dictadura necesita dar una respuesta». El medio también indicó que un vocero del Departamento de Estado informó que EE UU no adelanta acciones sobre las futuras sanciones. «Estados Unidos, junto con nuestros socios y aliados, busca utilizar la presión multilateral para llevar a Venezuela hacia una solución democrática», señaló el funcionario estadounidense en una respuesta escrita a las preguntas que hizo Bloomberg. «El régimen de Maduro puede crear un camino para aliviar las sanciones al participar en discusiones sinceras con la oposición, para crear las condiciones necesarias y permitir que se celebren elecciones libres y justas en Venezuela», agregó

Estados Unidos está dispuesto, según Story

El 6 de enero, el embajador de EE UU en Venezuela, James Story apuntó durante su acostumbrada transmisión por Internet que están «dispuestos a levantar, aliviar y cambiar las sanciones cuando haya negociaciones que generen cambios para restaurar las instituciones y la democracia en Venezuela». Pero no mencionó aliviar las sanciones de su país antes de que se reanuden los diálogos. Bloomberg también intentó contactar con los líderes del gobierno chavista para tener más detalles sobre una posible activación de la mesa de negociaciones, pero no obtuvo respuesta. Los diálogos entre el gobierno de Maduro y la oposición quedaron en el aire el año pasado, justo cuando el empresario colombiano Alex Saab, uno de los principales aliados de Maduro, fue extraditado a EE UU desde Cabo Verde para enfrentar cargos por lavado de dinero. Sin embargo, recientemente el líder oficialista dejó saber que podría regresar a la mesa de negociaciones si se tomaban «acciones positivas» para restablecer el diálogo en México. «Esperamos comenzar las negociaciones lo antes posible», dijo Guaidó, y advirtió que si no se llega a un acuerdo las sanciones se endurecerán más y estarán más dirigidas a las personas involucradas en corrupción y crímenes de lesa humanidad. Un referendo revocatorio fallido. La oposición intentó el miércoles buscar un referendo revocatorio contra Maduro, pero las condiciones no estaban dadas para lograrlo, por lo que fracasó. El cronograma que estableció el CNE era imposible de alcanzar, todo parecía favorecer a los oficialistas. El proceso fue anunciado con solo cinco días de anticipación, con cerca de 1.200 puntos donde los venezolanos podían manifestar su voluntad. Solo 1,5% de los votantes firmaron la medida, muy por debajo de 20% para activar el revocatorio. La oposición deberá esperar hasta las elecciones presidenciales previstas para 2024. «Sin esa opción, el desafío que tenemos ahora es cómo movilizarnos, cómo organizarnos, cómo encontrar espacios de participación segura para que la gente pueda expresarse», dijo Guaidó a Bloomberg».

Para concluir, es indispensable que tanto en lo personal como en los grupos en los cuales participemos, debemos asumir una posición de rechazo a este régimen y a los que cohabitan y cooperan con el mismo, porque las contrario, caeríamos en lo que nos advierte el premio Nobel de la Paz de 1984 Desmond Tutu, “Si eres neutral en situaciones de injusticia, has elegido el lado del opresor”.


  • Álvaro Rotondaro Gómez, bogado, ex consultor jurídico de EDELCA, membro del GRZ (Grupo Zuloaga).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.